Andina Pack 2021 evidenció tendencias y grandes oportunidades de la industria del empaque

Sostenibilidad, ingredientes, cannabis, uso extendido del e-commerce para venta de alimentos fueron ejes temáticos durante Andina Pack en Bogotá, la mayoría reflejados en la oferta de fabricantes y proveedores nacionales e internacionales.

Un ambiente de intensa actividad, con máquinas realizando en vivo sus procesos, más de 200 expositores presentando sus soluciones y cerca de 14.000 visitantes recorriendo y conociendo las novedades que impulsen el crecimiento de sus empresas, fue el que se vivió en los pabellones de exhibición de Corferias en Bogotá durante la edición de Andina Pack 2021 la semana pasada. Mientras en conversaciones en los estands de los expositores los profesionales de la industria consultaban sobre las nuevas propiedades de las máquinas y equipos, en una sala del pabellón central, un experto de la Asocolcanna hablaba de atractivas oportunidades de mercado que está abriendo para muchas empresas el uso de ingredientes como el cannabis. 

En el auditorio principal, en el edificio contiguo, el director de la Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI, abordaba a su vez el tema de la innovación y su papel en la creación de una cadena de valor sostenible mientras, virtualmente, expertos del Instituto Argentino del Envase, IAE, analizaban las tendencias sobre empaques, para las cuales se vieron en los estands de los expositores soluciones eficientes e innovadoras.

Pabellón de la Asociación para las Tecnologías de Envasado y Procesamiento, PMMI, en Andina Pack 2021. Las compañías AC Horn, Afa Systems, AROL, Axon, Blueprint Automation, Graph-Tech USA, Langguth, Ryson y Zalkin formaron parte de esta participación.Pabellón de la Asociación para las Tecnologías de Envasado y Procesamiento, PMMI, en Andina Pack 2021. Las compañías AC Horn, Afa Systems, AROL, Axon, Blueprint Automation, Graph-Tech USA, Langguth, Ryson y Zalkin formaron parte de esta participación.Cannabis, un mercado de alto vuelo

Un área nueva en Andina Pack este año fue Andina Ingredients, el evento especializado en ingredientes, aditivos, colorantes, aromas y suplementos para la fabricación de alimentos, bebidas y productos y farmacéutico, que atrajo el interés de miles de visitantes. En especial, la presentación ofrecida por Rodrigo Arcila Gómez, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Industrias de Cannabis —Asocolcanna—, permitió ver el estado actual de esta creciente industria en el país y la región y su alto potencial de desarrollo.

Andina Pack 13Foto cortesía Andina Pack, Corferias.La exclusión que hizo la Organización de Naciones Unidas del cannabis de la Lista de sustancias prohibidas ha representado un impulso definitivo para su creciente aceptación en distintos países del mundo. En Estados Unidos, la Cámara de representantes aprobó la ley MORE, que descriminaliza su uso a nivel federal, y se han flexibilizado las normas que determinan los niveles límites de sus componentes THC y CBD, tanto en ese país como en Europa.

Este cambio en la mentalidad de los legisladores y gobiernos ha permeado también a países de América Latina, que a través de decretos y sus desarrollos han avanzado en la definición de un marco regulatorio más consistente con las realidades y beneficios que el cannabis ofrece hoy cuando se cultiva y procesa legalmente. La actividad de asociaciones como Asocolcanna en Colombia, y de agremiaciones y organizaciones en otros países de América Latina ha logrado que se precisen definiciones técnicas sobre el cannabis y se permita su procesamiento, previo el otorgamiento de licencias para el desarrollo de cosméticos, medicamentos, y productos alimenticios e industriales elaborados a partir de derivados no sicoactivos de la planta.

En Colombia, en particular, las actividades del sector de cannabis se declararon en septiembre de 2020 como Proyecto de Interés Nacional, con lo que se crea un instrumento para resolver cuellos de botella, optimizar trámites en la ejecución de proyectos y avanzar en el fortalecimiento institucional y regulatorio para el sector. Esta declaración también agiliza los trámites ante las autoridades colombianas de vigilancia de medicamentos y alimentos, y busca establecer entre estas y el sector del cannabis un trabajo de armonización y reconocimiento mutuo.

La dinámica del sector productor de cannabis en Colombia muestra ya resultados muy positivos, que fueron expuestos por el presidente de Asocolcanna para los últimos años. En el periodo comprendido entre 2019 y agosto de 2021, el monto de las exportaciones de cannabis desde Colombia ha sido de 8,7 millones de dólares, con destino a Estados Unidos, Australia, Reino Unido, Israel, Brasil y Suiza, principalmente. Este valor de las exportaciones sitúa a Colombia en el grupo de países latinoamericanos con mayores proyecciones de presencia y crecimiento en la oferta mundial de cannabis.

Aunque el país no cuenta todavía con las autorizaciones requeridas para participar en el mercado de uso adulto, un sector con alta demanda en países como Estados Unidos, las expectativas de crecimiento en esta y en las categorías de cannabis y uso médico son de crecimiento exponencial para el año 2025. En Brasil, el índice esperado para 2025 es de 1.394,2 % en la categoría cannabis y de 1.161,5 para uso medicinal; en Chile, los porcentajes alcanzan 1.870,8 % y 2.847,7 %; en Colombia el mercado crecería 11.150 % y 65.366,7 % en las dos categorías; en tanto que México lo haría en un porcentaje de 551,4 % en la categoría de cannabis y de 112,9 % en el segmento del mercado del componente CBD.

El presidente de Asocolcanna destacó el papel relevante que la industria del cannabis tiene en la economía colombiana y la necesidad de que, acorde con su crecimiento, pueda articularse de manera efectiva en las decisiones de financiación por parte del sector bancario, hacer parte de las estadísticas oficiales, e incluirse en los proyectos nacionales de capacitación, formación laboral e investigación y desarrollo.

Alimentos, líderes en circularidad

En una feria en la que un porcentaje muy alto de la oferta tecnológica está destinada a la industria de alimentos, la presentación realizada por Camilo Montes, director de la Cámara de Alimentos de la Asociación de Industriales de Colombia, brindó un marco de referencia clave para el análisis de tendencias en la industria, en especial la de sostenibilidad. En su ponencia, La visión sostenible de la industria: un proceso que va desde el empaque hasta el consumo de alimentos, el dirigente gremial resaltó el compromiso de los productores de alimentos con la misión de sustentar el mundo, adelantando un trabajo que comienza desde la producción de las materias primas hasta el procesamiento y la distribución y comercialización de los alimentos.

Andina Pack 22Foto cortesía Andina Pack, Corferias.En Colombia, informó Montes, las exportaciones de la industria de alimentos fueron de 1.916,2 millones de dólares en 2020, con destino a 128 países del mundo. El sector emplea a 254.222 personas y lo conforman 38.985 empresas, 99,13 % de las cuales son microempresas y compañías medianas y pequeñas. Además de hacer frente a sus enormes responsabilidades sociales, la industria de alimentos avanza decididamente hacia un modelo de economía circular, que Montes destacó con datos sobre el compromiso de los productores con este modelo de producción: 67 % de las empresas en Colombia se encuentran familiarizadas con la Estrategia Nacional de Economía Circular y 40 % de estas consideran tener un alto grado de alineamiento con la estrategia de gestión eficiente de los recursos.

En el cumplimiento de este propósito de circularidad, se destacaron como desafíos importantes el aumento en el costo de los empaques, las dificultades en el abastecimiento de materiales sostenibles, lo mismo que los tiempos de implementación y la distribución de los productos terminados.

La sostenibilidad fue también abordada por Silvio Colombo en representación del Instituto Argentino del Envase, quien durante una videoconferencia puso en contexto el tema dentro de la pandemia vivida y explicó el papel del empaque para lograr sortear las dificultades que esta ha impuesto.

La pandemia ha hecho visible la importancia de los empaques, tanto por temas de seguridad sanitaria como de inocuidad alimentaria. Esta relevancia hace necesario que se enfatice la necesidad de avanzar en el modelo de economía circular, en especial en el tema de los empaques plásticos. “Hoy, la mayor parte de los materiales sigue un flujo lineal, pero cada vez más se ven avances, que comienzan por las grandes empresas y los estados, y que señalan la ruta por la que tenemos que avanzar rápidamente”, afirmó Colombo, y destacó la importancia de priorizar el diseño y la producción orientados a asegurar que los recursos utilizados se mantengan en la economía el mayor tiempo posible.

Sistemas integrales de empaque, cómo afrontar el desafío

Andina Pack 2021, con su amplia oferta tecnológica, sirvió de foro para una presentación sobre tendencias en envases primarios de alimentos. La normalidad actual como producto de un cambio inesperado fue el escenario que planteó al inicio de su presentación Juan Bernardo Marletto, asesor integral en materiales y procesos de empaques y coordinador del área de capacitación del Instituto Argentino del Envase, IAE. La innovación permanente que demandan los mercados de alimentos, y los cambios que se instaurarán y se afianzarán en el futuro, son pilares de cuatro tendencias en los empaques primarios para alimentos, señaló Marletto, quien las resumió en:

  •         Aumento en la complejidad en la definición de sistemas de empaque.
  •         Mayor investigación en la interrelación entre materiales y envase.
  •         Fuerte presencia de la sostenibilidad de los sistemas.
  •         Preservación de la inocuidad y la defensa de los atributos de los alimentos.

En la explicación de estas tendencias, Marletto destacó el aumento en las demandas funcionales que se le hacen hoy a los sistemas de empaques, que exige una comprensión cabal de las variables que intervienen a lo largo de su vida completa, desde el diseño, hasta la logística final, pasando por el conocimiento de las tecnologías de transformación, la relación con el producto y su uso,  la comprensión de los materiales, los procesos de manufactura, el consumo y las implicaciones medioambientales.

Andina Pack 29Foto cortesía Andina PackEl representante de IAE explicó cómo en la estrecha relación entre el envase y los alimentos, resulta fundamental considerar propiedades como la barrera, la migración y la absorción, trabajando colaborativamente con fabricantes de materias primas, centros de investigación y universidades, y con las industrias de alimentos usuarios de los envases. Este conocimiento debe igualmente respaldarse con la experiencia de instituciones como la Asociación para las Tecnologías de Envasado y Procesamiento PMMI, la World Packaging Organization, la Asociación Brasileña del Empaque y el Instituto Argentino del Envase, afirmó Marletto.

Se resaltó igualmente en la presentación la importancia de la innovación como herramienta estratégica para crecer en los mercados, siguiendo un círculo virtuoso que comprende desde el diseño hasta su desarrollo e implementación, y considerando como factor esencial la seguridad alimentaria. La innovación, explicó Marletto, se integra en los sistemas de empaques para mejorar la funcionalidad, ajustarse a los cambios en la comercialización de los productos, y responder a las exigencias de la sostenibilidad.

Para una mayor funcionalidad de los empaques, que incremente la vida útil de los alimentos y los proteja contra alteraciones intencionales, además de brindarles poder de comunicación con los consumidores y capacidad de lograr su trazabilidad, Marletto mostró varios desarrollos disruptivos. El uso de nanomateriales y compuestos incorporados para mejorar su estructura y su capacidad de ser reciclados, los envases activos que absorben oxígeno y protegen los alimentos, y la incorporación de agentes antimicrobianos, fueron elementos mostrados en la presentación como sustento a la preservación y a la lucha contra el desperdicio de alimentos.

El uso extendido del comercio electrónico en la venta de alimentos, que se incrementó exponencialmente durante la pandemia y persistirá y crecerá en el futuro, ha creado nuevas exigencias para que los empaques sean más versátiles, tengan la capacidad de reducir costos y espacios de almacenamiento, y sean fáciles de manipular y usar, garantizando una mayor satisfacción de los usuarios. También se resaltó la presencia creciente en los mercados de empaques inteligentes con capacidades para comunicar sobre las propiedades de los productos y acerca de sus orígenes, maneras de uso y trazabilidad.

Las consideraciones finales sobre las tendencias en empaques primarios para alimentos concluyeron con la exposición de algunos factores que impulsan la sostenibilidad, tales como el ahorro de materias primas y energía a través de la sustitución de los empaques rígidos por flexibles, el uso de bioplásticos y la recarga de productos básicos.

Para después de la pandemia, el representante de IAE pronosticó cómo sería el perfil futuro de los usuarios y de los empaques.  El escenario previsto revela consumidores con menor capacidad adquisitiva, menos exigentes con la apariencia de los empaques y con preferencia por formatos que permitan ahorros, y por productos locales. En los empaques, podría verse un escenario con aplicaciones empleadas en programas de ayuda social, soluciones de bajo costo y para marcas blancas, porciones individuales, y empaques adaptados al servicio domiciliario, entre otros cambios destacables que marcan el camino futuro en la industria de alimentos.

Compañías en este artículo
Más en Inteligencia de Negocios