Encuentro Latinoamericano de Envases: Tendencias y operaciones en maquinaria de envasado 2021 - 2024

Con una mirada global y para América Latina de las tendencias en operaciones y maquinaria de envasado, el vicepresidente de Desarrollo de Mercados de PMMI, Jorge Izquierdo, cerró la serie de presentaciones de este encuentro.

El mercado mundial de maquinaria de empaque no ha sufrido de manera tan drástica, como otros sectores, los rigores de la pandemia que nos impacta desde hace casi ya dos años. Las proyecciones presentadas por Jorge Izquierdo en la conferencia de cierre del Primer Encuentro Latinoamericano de Envases y Embalajes, confirman esta apreciación. De un valor estimado de 44 mil millones de dólares en 2021, el mercado global de maquinaria de empaque crecería a un ritmo consistente de 4 % al año, para alcanzar en 2024 ventas por 53 mil millones de dólares, y se espera que este crecimiento se acelere en los años siguientes.

Graficos Nov02 01Fuente: Inteligencia de mercados de PMMI, 2021

Un impulsor de este dinamismo parece haber sido, paradójicamente, la llegada del COVID-19 a comienzos de 2020. Los cambios en los hábitos de consumo, las limitaciones a las salidas a restaurantes, eventos y vacaciones, y la consecuente mayor permanencia en los hogares, han llevado a un incremento de las compras en supermercados y han generado cambios importantes para la industria, entre estos, y quizás el más importante, un aumento significativo en la demanda de productos empacados.

Este efecto ha incidido a su vez en la demanda global de maquinaria de empaque, en especial para operaciones de llenado y dosificado, manipulación de cajas, y etiquetado, decoración y codificado, procesos asociados estrechamente con el auge del comercio electrónico.

Graficos Nov02 02 (1)Fuente: Inteligencia de mercados de PMMI, 2021

Como ha sido tradicional, las industrias de bebidas y alimentos han dominado y se espera sigan liderando hasta el año 2024 la demanda de maquinaria de empaque, seguidas por las de productos para cuidado del hogar y químicos, cosméticos y cuidado personal, productos farmacéuticos, y otras que conforman el grupo de usuarios principales de este tipo de tecnologías.

Graficos Nov02 05Fuente: Inteligencia de mercados de PMMI, 2021

El panorama latinoamericano

Dentro de esta visión global, Jorge Izquierdo mostró el comportamiento que han tenido los principales mercados latinoamericanos en la importación de maquinaria de empaque, señalando la contracción que se ha vivido en países como Argentina, Brasil, Colombia y México durante el periodo comprendido entre 2019 y 2020. Parece sin embargo muy probable que esta situación se vea compensada en los próximos años con inversiones importantes en la adquisición de maquinaria de empaque, de acuerdo con análisis realizados por PMMI.

En México, en particular, estudios recientes con base en encuestas trimestrales sobre decisiones de inversión, realizadas junto con Mundo PMMI entre un número significativo de empresas que producen bienes de consumo empacados, permiten vislumbrar un panorama de positivo crecimiento. En sectores como los de productos de cuidado personal, alimentos y bebidas, se observan decisiones significativas de aumento de la inversión en maquinaria de empaque frente a las realizadas en 2020, para responder a las demandas crecientes de sus mercados.

Graficos Nov02 04 (1)Fuente: Inteligencia de mercados de PMMI, 2021

Tendencias cambiantes de los consumidores

La pandemia del COVID-19 ha impactado de manera definitiva los intereses y preferencias de los consumidores, y acentuó algunas de sus preocupaciones y hábitos. Una de las principales consecuencias de la pandemia ha sido el sentido de urgencia que cobraron algunos temas para muchas empresas y usuarios finales.

La salud y el bienestar comenzaron a ocupar un lugar preponderante en las consideraciones de los consumidores al momento de elegir los productos que desean adquirir. La preferencia por alimentos sin aditivos ni conservantes, la atención al impacto ambiental de lo que compran, el aumento en la utilización de suplementos y vitaminas, y una marcada tendencia a la preparación casera, son las principales implicaciones que la pandemia ha tenido para los usuarios finales de los productos de consumo, y consecuentemente sobre los envases y embalajes de los bienes que demandan.

De importancia central ha sido el auge que ha vivido durante los tiempos de aislamiento y distanciamiento social el comercio electrónico. En los últimos dieciocho meses, explicó el vicepresidente de Desarrollo de Mercados de PMMI, ha sido considerable el aumento en el uso a través de este canal de compra, en especial en el segmento de víveres, con una tendencia a mantenerse en el largo plazo.

La automatización es prioritaria

Impactos significativos de la pandemia sobre las empresas han sido también el alto costo y la poca disponibilidad de mano de obra, dos aspectos que han desafiado tradicionalmente a las industrias usuarias de maquinaria de empaque, y que se han visto acentuados para muchas empresas por las limitaciones a la movilidad y el distanciamiento social. Además de ayudar a resolver esta situación, la automatización facilita el distanciamiento y garantiza el cuidado de la salud de los trabajadores.

Otro factor que impulsa la búsqueda de procesos más automatizados ha sido igualmente el aumento en la demanda de productos a través de los distintos canales de venta. A este se suman además el interés mostrado en las empresas latinoamericanas fabricantes de alimentos y bebidas de garantizar la inocuidad alimentaria y de contar con mejores productos, con vidas de anaquel más extendidas.

El énfasis en la flexibilidad

Dentro de los dinamizadores de la automatización se destaca de manera especial la flexibilidad que, aunque ha tenido alta relevancia en las empresas desde hace muchos años, cobra hoy nuevas dimensiones ante las distintas exigencias de los mercados. Una de estas es la necesidad de fabricar en las líneas de producción un número muy alto y variado de referencias de productos, ofrecidos en distintos formatos, envases, volúmenes y presentaciones. Esta diversidad ha creado una exigencia a los productores de maquinaria de empaque para diseñar y fabricar equipos con altos grados de flexibilidad, que respondan a este conjunto amplio de variables.

Pero no solo la flexibilidad comprende aspectos relacionados con la variedad en la producción, sino que las exigencias se han extendido también a la capacidad que tengan los equipos y máquinas de trabajar con materiales sostenibles, producidos con contenidos reciclados o que muestren propiedades especiales a los que las máquinas puedan responder con eficiencia.

En especial, tendencias como la sustitución del plástico por materiales de base biológica o el uso de referencias de estos que sean compostables o biodegradables, imponen exigencias en las operaciones de empaque, que los fabricantes de maquinaria y de materiales buscan atender con capacidades ampliadas en sus soluciones.

Operaciones productivas y seguras

A mediados de este año, PMMI reunió a través de una encuesta entre distintos productores de bienes de consumo en la región latinoamericana información sobre las prioridades que consideran al decidir sus inversiones en maquinaria de empaque. Las respuestas a una consulta directa destacan la alta relevancia que tienen la productividad y la seguridad de los empleados. Producto del COVID-19 y de las disrupciones que ha creado en cuanto a falta de fuerza de trabajo y aumento de la demanda, la necesidad de “mantener las operaciones” se sitúa en un tercer lugar de las prioridades operacionales para las empresas latinoamericanas de productos de consumo masivo.

Decisiones para la inversión en maquinaria de envasado

Con las prioridades operacionales claras y las decisiones de invertir definidas, los productores de bienes de consumo de la región consideran distintos atributos de la maquinaria que adquieren, que respondan a sus necesidades principales. Jorge Izquierdo presentó en su exposición aquellos atributos clave que más peso tienen a la hora de adquirir nuevas máquinas y equipos, destacando el lugar inamovible que tienen el precio y el retorno de la inversión en las decisiones de los empresarios.

Un atributo que ha cobrado un lugar preponderante en tiempos de dificultades de suministro como los que ha creado la pandemia, es el de los tiempos de entrega de la maquinaria por parte de los fabricantes. Las dificultades en los puertos, la escasez de materiales y componentes, y el aumento en la demanda han creado una situación especial de plazos prolongados para la entrega de los equipos en las plantas de los productores. Asociado a esta dificultad se encuentra el interés de los usuarios de maquinaria de empaque de contar con disponibilidad local y regional de instalación y servicio de los equipos. Así mismo, y asociado estrechamente con la flexibilidad, los productores dan un valor importante a la capacidad que tengan los equipos de realizar cambios rápidos entre trabajos, que les permita responder a la producción cada vez más diversificada que realizan hoy.

Graficos Nov02 03Fuente: Inteligencia de mercados de PMMI, 2021

Realidades acentuadas y creadas por el COVID-19

Las adaptaciones que el mundo tuvo que emprender ante la irrupción de la pandemia del COVID-19 se reflejan en las empresas productoras de bienes de consumo en distintas áreas, acentuando tendencias que existían desde antes y creando algunas nuevas para las empresas fabricantes de maquinaria y productores de bienes empacados. Algunas de estas tienen un carácter temporal y podrían ser revaluadas una vez se alcance cierto grado de normalidad, en tanto que otras parecen haber llegado para quedarse.

La limitación al acceso de técnicos y vendedores a las empresas es una nueva tendencia temporal, que seguramente concluirá una vez superada la pandemia, lo mismo que la situación actual de distanciamiento social que ha dificultado el trabajo en las plantas de producción. La automatización, que en esencia es una tendencia de largo plazo, tiene también en su aplicación para resolver el distanciamiento social un carácter temporal.

Las que sí son definitivamente tendencias de largo plazo, aceleradas por el COVID-19, son procesos recientemente nuevos como los de aceptación virtual de pruebas de fábrica de los equipos y máquinas que se realizan entre los fabricantes de maquinaria y sus clientes. También con esta permanencia prolongada en el tiempo se encuentran las modalidades existentes de automatizar para suplir la falta de personal calificado, al igual que el acceso remoto para servicios de mantenimiento preventivo o predictivo, o para facilitar la capacitación de operarios.

Tendencias en tecnología

Los escenarios planteados por Jorge Izquierdo en su presentación durante el Primer Encuentro Latinoamericano de Envase y Embalaje, se completaron con una descripción de las tendencias tecnológicas que marcan el presente de la industria. En primer lugar, se destacó el uso creciente de robots y cobots, que apoyan, flexibilizan y brindan seguridad en las operaciones de empaque.

En las plantas se observa cada vez más la presencia de equipos más fáciles de operar, y que integran capacidades para el entrenamiento de los operarios en su manejo y en la resolución de problemas de funcionamiento. Ya en curso, y con una adopción creciente, el modelo remoto se convierte en parte esencial de los procesos de diagnóstico, servicio y pruebas de aceptación de fábrica, y se inserta de manera consistente con los conceptos de Industria 4.0 y la captura y el procesamiento de datos.

Recomendaciones para los productores de bienes de consumo

La presentación del vicepresidente de Desarrollo de Mercados de PMMI concluyó con una serie de recomendaciones para las marcas, que incluyó como primer punto la importancia de la gestión efectiva de los datos, para la cual requieren de una infraestructura adecuada que les permita la conectividad con los equipos. En esta área, se resaltó la importancia de crear una colaboración estrecha entre el área de informática y las computadoras en las áreas de producción. De las cinco recomendaciones ofrecidas, la tercera se enfoca en la contratación de servicios calificados externos para el procesamiento de datos, a la que se suma en la misma esfera, la escogencia de personal con conocimiento en el manejo del enorme caudal de información que es posible obtener hoy de los procesos. Y para hacer lo anterior realidad, la recomendación final fue la necesidad de invertir en ciberseguridad, entendiendo con claridad los protocolos que permiten garantizar operaciones seguras.

En esencia, podría resumirse que, en medio de un panorama de positivo crecimiento, la flexibilidad se asocia en los mercados latinoamericanos de productos de bienes empacados a todas las áreas de trabajo, comenzando desde la aceptación de los nuevos escenarios y realidades hasta las esferas más concretas de la producción y la comercialización. No parece algo nuevo, pues es capacidad de adaptación las que nos están enseñado y exigiendo las nuevas realidades que viven hoy las marcas.

Compañías en este artículo
Más en Inteligencia de Negocios