¿Serán los monomateriales la norma en los empaques flexibles?

Alianza entre Dow y Enka de Colombia abre las puertas al uso de materiales reciclados en la producción de empaques flexibles, y a la incorporación de resinas recicladas en diferentes estructuras, como respuesta a una necesidad muy grande de la industria.

Al combinar los acabados ópticos de OPULUX HGT con los polímeros a base de PE de Dow, los dueños de marca y convertidores pueden rediseñar sus empaques para reciclaje, con propiedades clave como rigidez y estabilidad dimensional, y un acabado brillante notable, afirma su fabricante.
Al combinar los acabados ópticos de OPULUX HGT con los polímeros a base de PE de Dow, los dueños de marca y convertidores pueden rediseñar sus empaques para reciclaje, con propiedades clave como rigidez y estabilidad dimensional, y un acabado brillante notable, afirma su fabricante.

Dentro del concepto de la Economía Circular, uno de los elementos fundamentales es el reciclaje, y el papel que este juega en la permanencia de los materiales dentro del ciclo de producción. De acuerdo con el nuevo informe de inteligencia de mercados de PMMI, “2019 Trends and Advances in Food Packaging and Processing” (“Tendencias y Avances en Envasado y Procesamiento de Alimentos, 2019”), casi 2 de cada 3 empresas fabricantes de alimentos están buscando soluciones de envases reciclables, y la gran mayoría de los participantes en el estudio desarrollaron por lo menos 1 cambio importante en sus materiales de empaque con el fin de incrementar su facilidad del reciclaje.

Existen, sin embargo, fuertes obstáculos que frenan la reciclabilidad de muchos materiales para los flexibles y su aprovechamiento en la elaboración de productos similares o distintos a los originales. En el informe de inteligencia de PMMI en mención, un ingeniero de empaque de una multinacional fabricante de bebidas afirmó: “Los envases flexibles con películas de barrera no se pueden reciclar, necesitamos entonces soluciones más innovadoras”.

Existen además en América Latina factores como la ausencia de hábitos de separación de los residuos por parte de muchos consumidores, la inadecuada disposición de los empaques, la contaminación o la falta de desarrollo de las cadenas de reciclaje, la combinación de materiales impone una dificultad adicional en productos como los empaques flexibles, utilizados extensivamente por la industria de alimentos, entre otras.

Carolina Mantilla, directora de Sustentabilidad de Empaques y Plásticos Especiales para América Latina de Dow.Carolina Mantilla, directora de Sustentabilidad de Empaques y Plásticos Especiales para América Latina de Dow.Por esto la alianza que anunciaron el pasado noviembre Dow, fabricante mundial de resinas y materiales para empaques, y Enka de Colombia, productora y comercializadora de fibras sintéticas y polímeros y la mayor fabricante del área Andina, representa un paso muy importante para proporcionales a los empaques flexibles propiedades que estimulen su reciclaje. “Incorporar resinas recicladas en diferentes estructuras es una iniciativa muy grande en la industria de empaques. De manera separada, tanto en Dow como en Enka, hemos venido trabajando durante algún tiempo para explorar este tipo de oportunidades”, señaló Carolina Mantilla, directora de Sustentabilidad de Empaques y Plásticos Especiales para América Latina de Dow en una entrevista desde Brasil para Mundo PMMI.

Es importante observar cómo las iniciativas hacia los monomateriales van a implicar el uso de compatibilizantes y de otro tipo de resinas, de tal forma que materiales –así se trate de  poliolefinas— deberán ser compatibilizados para poder ser mezclados y reciclados junto con el polietileno.

Un estudio que continúa pendiente es el de los segmentos del mercado a los que van a ir dirigidas estas estructuras monomaterial. No obstante, en lo que respecta a barreras al oxígeno y al vapor de agua la industria recientemente ha avanzado mucho. Como ejemplo está el reciente desarrollo de PP de alta barrera monomaterial para sopas deshidratadas Knorr de Unilever, apoyado por Mondi y Jindal Films. Ver artículo al respecto en Mundo PMMI: Unilever y Mondi unen fuerzas en cruzada por la Economía Circular. No obstante obtener barreras con monomateriales en algunos segmentos aún implicará un camino largo por recorrer, por ejemplo en aplicaciones para líquidos, donde sabemos existen mayores requisitos de desempeño.

Aporte de fortalezas

Tanto Enka como Dow le brindan a la alianza un amplio legado de experiencia e innovación. La empresa colombiana cuenta con una larga trayectoria en el mercado de materiales reciclados y también con un profundo conocimiento de la cadena de residuos en Colombia, desarrollado a partir de una relación sólida con cooperativas de recicladores de base y con una cobertura en todo el país. Dow, por su parte, aporta su liderazgo en innovación y  tecnología, específicamente en el área de polietilenos, y una comprensión única de la cadena de empaque en Colombia, Latinoamérica y otras regiones del mundo. “Creemos que cada compañía, con sus fortalezas, le va a ofrecer algo muy interesante a la industria en la región, porque esta alianza busca que al final el plástico y otros materiales similares puedan encontrar en el futuro una circularidad”, afirma Mantilla.

La unión de estas experiencias dará como resultado tangible el desarrollo de un material producido a partir de las tapas de las botellas de PET que se utilizará en la producción de materia prima para empaques flexibles. Cuando se considera que la reciclabilidad de este tipo de empaques ha sido un gran desafío para la industria, el anuncio hecho por los miembros de esta alianza es altamente esperanzador. “Es uno de los grandes retos que tenemos: desarrollar a partir de tapas, que tienen características especiales, una aplicación para empaques flexibles. Lo que vamos a proponer a la industria no será tan solo la formulación y desarrollo de la resina posconsumo, PCR; sino el apoyo técnico, el desempeño de este material PCR cuando sea aplicado a otras resinas, y la garantía de circularidad”, asegura Mantilla.

Dow ha estado trabajando en este desarrollo desde antes incluso de la firma de la alianza con Enka de Colombia, realizando diferentes pruebas y experimentos en Brasil y Estados Unidos, y ya cuenta con recomendaciones técnicas iniciales muy favorables que están definiendo las nuevas soluciones y sub-aplicaciones que se desarrollarán con el área técnica de Enka.

Un esfuerzo de muchos actores

En este proyecto, Dow y Enka trabajarán en asociación con distintos participantes de la cadena, en un modelo de trabajo conjunto que es esencial para su éxito. “Esta colaboración implica formar equipo, confianza y apertura, elementos que hemos logrado en esta primera etapa. Más adelante queremos ampliar esta forma de trabajar con el resto de la industria; asociarnos con convertidores, dueños de marca y recicladores para tener el éxito que esperamos”, anota Mantilla.

Un enfoque de participación amplia como este es fundamental dentro de la alianza para avanzar en la transformación de la industria de empaques. “Resulta muy positivo ver que esta crisis de los desperdicios de empaque, o, mejor, esta oportunidad que estamos viviendo, ha transformado el comportamiento de la industria, así como de los gobiernos, que muestran interés y ofrecen un gran respaldo a este tipo de iniciativas”, señala Mantilla. En algunos países, las medidas restrictivas al uso de plásticos, que en muchos casos no ha demostrado su efectividad, están dando paso a la implementación de iniciativas de Economía Circular de una manera más propositiva. “En Colombia se ha avanzado muchísimo en la implementación de normas no restrictivas, que reconocen los beneficios de la industria de empaques y de otros materiales para el país, sin desconocer las oportunidades y los retos que deben asumirse de manera conjunta”, explica Mantilla.

Resultados de gran impacto

Que la aplicación de las nuevas resinas se dirija a la producción de materiales para empaques flexibles, tradicionalmente difíciles de reciclar por su estructura de múltiples materiales, es una buena noticia en términos ambientales. “En estos momentos tenemos definida ya esa aplicación y entre 3 y 5 sub-aplicaciones más que estamos considerando”, informó Mantilla. El alcance de la buena noticia de un material reciclado se extiende aún más cuando se considera el uso de innovaciones en materiales para la producción de empaques flexibles.

En la pasada feria K 2019, en Alemania, Dow promovió una solución de acabado para empaques basados en polietileno, que les brinda la capacidad de cumplir con los objetivos de reciclabilidad de las marcas y los convertidores. Denominado OPULUX HGT, este barniz de Dow permite remplazar las estructuras de laminados de los empaques de PE/PET o PE/BOPP, con un concepto basado en polietileno de alta resistencia termal y química, y brinda una gran apariencia, según el fabricante. La innovación, ganadora de uno de los premios Edison en la categoría Bronce, se adapta a la mayoría de los formatos de empaques y a los equipos más comunes de recubrimiento y empaque.

Ahora, si consideramos los anuncios de la alianza entre Dow y Enka de Colombia y la salida al mercado del nuevo producto para la producción de empaques flexibles con un solo material, podríamos plantearnos de nuevo la pregunta del título de esta nota: ¿Serán los monomateriales la norma en los empaques flexibles?

La industria podría caminar en esa dirección, y los cambios que un giro de esta naturaleza podrían suponer son de gran alcance. “Esa es nuestra visión, enfocarnos hacia monomateriales sin perder propiedades y siempre teniendo en cuenta la reciclabilidad, tanto teórica como práctica”, afirma Carolina Mantilla, señalando un rumbo al que los actores de la industria de empaque deberían poner especial atención.

    PMMI, la Asociación para las Tecnologías de Envasado y Procesamiento, recientemente lanzó su posición sobre la sustentabilidad. 

    PMMI estima que:

  •  El empaque juega un papel fundamental en nuestro mundo. Protege nuestros alimentos, nuestros medicamentos, nuestras compras y permite el transporte de mercancías; protegiendo a su vez lo que nos mantiene sanos y felices.
  • La industria del empaque tiene la responsabilidad de limitar su impacto ambiental. Estamos impulsando la innovación en todos los tipos de envases, a lo largo de la cadena de suministro, para aumentar el uso de materiales reciclados y reducir la cantidad de envases utilizados.
  • Hacer que el empaque sea lo más sustentable posible no implica eliminar un solo material, sino la toma de decisiones inteligentes y ecológicas que ayuden a los envases a satisfacer las necesidades de los consumidores y del medio ambiente.
  • La solución requiere una combinación de muchas cosas, desde infraestructura hasta educación e innovación. Todos tenemos un rol importante, incluidos los consumidores.
  • El movimiento hacia prácticas, productos y materiales sustentables está siempre presente y es una prioridad en la industria del empaque. Se está pensando e innovando en soluciones sustentables todos los días para que el empaque pueda seguir desempeñando un papel muy importante en nuestras vidas.

        Necesitamos empaques para proteger nuestros alimentos, nuestros medicamentos, compras y transportar nuestros productos. El empaque protege lo que nos mantiene felices y saludables. Debido a su lugar esencial en nuestro mundo, tenemos la responsabilidad de limitar su impacto ambiental.

La solución requiere una combinación de desarrollo de infraestructura, educación y compromiso, innovación y esfuerzos de limpieza. Todos tenemos un papel importante, incluidos los consumidores que deben participar activamente y estar dispuestos a compartir el costo de la innovación. Nuestra industria está impulsando la innovación; y vemos esto en el impulso continuo hacia mejorar la sustentabilidad en todo tipo de envases, a lo largo de la cadena de suministro.

Esto es cierto para una variedad de formatos de empaque; desde el plástico utilizado en las tapas de botellas, las botellas de tereftalato de polietileno (PET), hasta cartones corrugados reciclados utilizados en contenedores y cajas, el polietileno de alta densidad (rHDPE) reciclado, o las películas de tereftalato de polietileno (rPET).

 Las iniciativas de sustentabilidad en los envases han avanzado considerablemente, lo que lleva a un mayor uso de materiales reciclados, así como a una reducción en la cantidad de envases que se utilizan. Esto se está abordando mediante rediseños para reducir la huella del empaque, un monitoreo cuidadoso de la cantidad de empaque utilizado para reducir el desperdicio, un mayor uso de materiales biodegradables como BioFilms, y la producción de envases más delgados, ya sean con paredes de cartón menos gruesas, o películas más delgadas en una máquina envolvedora. Y para facilitar esto, los fabricantes de equipo original (OEM, por su sigla en inglés) están desarrollando máquinas con una funcionalidad mejorada para minimizar el desperdicio y maximizar las velocidades de productividad con materiales innovadores y amigables con el medio ambiente.

Estos son solo algunos de los ejemplos de lo que está haciendo la industria del empaque: la velocidad de la innovación es rápida. PMMI informa regularmente sobre problemas e innovaciones en sustentabilidad, publicando diariamente a través de las plataformas digitales de nuestro grupo de medios, mensualmente en la revista Packaging World, y anualmente en nuestro Innovations Report (Informe de Innovaciones), un resumen de las tecnologías vistas en PACK EXPO, donde se presenta un énfasis en la educación, las ideas y tecnologías que avanzan en los esfuerzos de sustentabilidad.
Más en Sustentabilidad