Nestlé respalda con multimillonaria inversión el paso de plásticos vírgenes a reciclados grado alimenticio

Con una inversión de 2.000 millones de francos suizos, Nestlé buscará acelerar la innovación de soluciones sustentables de empaque.

Flickr Nestle Buildings
Nestlé

El anuncio representa un enorme avance en el cumplimiento del compromiso del fabricante suizo de lograr que sus empaques sean totalmente reciclables o reutilizables para el año 2025 y de respaldar decididamente el concepto cada vez más generalizado de la Economía Circular. Por el monto de la inversión, que en moneda estadounidense se aproxima a los 2.000 millones de dólares, el impacto de esta decisión tendrá grandes y positivas repercusiones sobre la protección medioambiental.

En 2018 Nestlé definió que en un periodo de cinco años reducirá en una tercera parte la cantidad de los plásticos vírgenes que utiliza en el empaque de su diverso portafolio de productos alimenticios. Como parte de la estrategia definida, el productor suizo se abastecerá de 2 millones de toneladas métricas de plásticos reciclados aptos para el empaque de alimentos, y dedicará más de 1.500 millones de dólares hasta el año 2025 al pago suplementario por este tipo de materiales. Con este incentivo Nestlé espera crear un mercado para el reciclaje, procesamiento y reutilización de plásticos reciclados grado alimenticio.

Como iniciativas adicionales a los propósitos de sustentabilidad y avance hacia la Economía Circular que se ha propuesto Nestlé, la marca ha centrado su atención en la innovación en los empaques, incluido el diseño de nuevos materiales, sistemas de relleno y soluciones de reciclaje, en la que contribuirá el trabajo de los investigadores de su Instituto de Ciencias del Empaque. Nestlé destinará además cerca de 250 millones de dólares al respaldo de nuevos emprendimientos empresariales enfocados en el desarrollo de empaques sustentables.

El anunció despertó la atención mundial por el alcance que se espera de las decisiones adoptadas. “Nos complace ver que Nestlé se ha comprometido con una inversión cercana a los 2.000 millones de dólares. Al suprimir el uso de plásticos que no necesitamos, innovar en áreas como la reutilización y la creación de nuevos materiales, podremos crear un economía donde los plásticos jamás se conviertan en desperdicio”; señaló Andrew Morlet, CEO de la Fundación Ellen MacArthur.

La decisión de Nestlé representa un gran reto para la marca, en particular por las dificultades que se presentan en la producción de materiales de empaque para productos como los ofrecidos por la empresa. “Producir plásticos reciclados que sean seguros para el empaque de alimentos es un reto enorme para nuestra industria. Y es por esta razón, además de la de reducir al mínimo el uso de los plásticos y recolectar los residuos, que queremos cerrar el ciclo y lograr que más plásticos sean infinitamente reciclables”, afirmó durante el anuncio Mark Schneider, CEO de Nestlé.        

Más en Sustentabilidad