Bandeja de papel para alimentos

El Grupo REWE, uno de los minoristas más grandes de Austria, está ofreciendo los quesos premium en su marca orgánica Ja! Natürlichon en bandejas de papel que reducen el uso de plástico en 70%.

El papel gana puntos en sustentabilidad.
El papel gana puntos en sustentabilidad.

Mondi Fiber Packaging es el desarrollador y proveedor de la nueva línea de material para bandeja perFORMing, que se envía como material en rollo al productor de lácteos de REWE, Salzburgmilch. Allí, el material se alimenta a una línea de envasado altamente automatizada de GEA que termoforma las bandejas de hasta 8, carga mediante robots las rebanadas de queso con los recogedores Weber, evacúa el aire ambiente, lava la bandeja con CO2 y aplica un material de tapa transparente.

Las tiendas minoristas austriacas BILLA, MERKUR, ADEG y Sutterlüty, que forman parte del Grupo REWE, ofrecen las rebanadas de queso orgánico en estas nuevas bandejas de papel. En Austria, estas pueden ser recicladas como papel de desecho porque están hechas de 80% de fibra virgen y solo 20% de plástico. Según Mondi, el nuevo embalaje reduce el consumo de plástico en 70% y la huella de carbono en alrededor de dos tercios en comparación con la solución anterior.

El papel color marrón natural del nuevo envase de queso es producido por Mondi Frantschach, Carinthia, predominantemente de madera austriaca. Los rollos de papel luego van a Mondi Styria, a unos 30 kilómetros de distancia. Allí al papel se le da un tratamiento de recubrimiento por extrusión de EVOH. Una vez que se aplica este recubrimiento, el peso total del papel es de 290 gsm.

Cuando el papel recubierto llega a Salzburgmilch, se alimenta a un sistema de formado/llenado/sellado GEA PowerPak. Incluye tres robots Weber que cargan el queso en las termoformadoras. El material de tapa transparente se sella por calor sobre el queso, pero no se dispone de detalles acerca de qué tipo de película se trata. Una vez que los empaques individuales se han cortado de la bobina, se envasan en un embalaje secundario corrugado.

"Una buena característica de este material es que se procesa en la misma maquinaria de termoformado que se usa para los plásticos", dice Falk Paulsen, Director de Ventas de Mondi, Extrusion Coatings. "Sí, existen pequeños ajustes por hacer, pero no sería realista esperar que las compañías de alimentos como Salzburgmilch interrumpan todos sus sistemas de formado / llenado / sellado solo para poder procesar nuestro material", agrega Paulsen.

Después de una fase de prueba de nueve meses en cooperación con el productor de lácteos Salzburgmilch, el nuevo empaque ahora se está utilizando para las rebanadas de queso en las variedades Bio Alpkönig, Bio Gouda, Bio Emmentaler, Bio Butterkäse y Bio Bergkäse. La nueva solución de envasado en papel pronto aparecerá también en las cadenas nacionales de supermercados en Francia y Polonia.

El cambio del envase convencional a las soluciones basadas en papel ofrece múltiples beneficios. Primero, el papel tiene la huella de carbono más baja de todos los tipos de empaque, y segundo, es reciclable, con tasas de reciclaje de papel en toda Europa que ya superan 80%. La Unión Europea y los consumidores demandan soluciones cada vez más fáciles de reciclar y más sustentables. Según una encuesta de 2018 realizada en Austria, alrededor del 50% de los consumidores intentan evitar los envases de plástico tanto como sea posible. Está claro que los fabricantes de marcas y las empresas de envases enfrentarán enormes cambios en el futuro.

Martina Hörmer, directora general de Ja! Natürlich dice: "Las expectativas de los consumidores respecto a la sustentabilidad en la industria alimentaria han cambiado drásticamente en los últimos años. Nuestros clientes actualmente están muy interesados ​​en el empaque. Se espera que marcas como Ja! Natürlichare actúen de manera ambientalmente consciente. Con este telón de fondo, estas instancias han sido extremadamente importantes para nosotros durante varios años, y hemos ido cambiando gradualmente a alternativas de empaque más sustentables desde 2011. Estamos felices de haber encontrado una solución, junto con Mondi, que reduce significativamente la huella de carbono del producto, frena el uso de plástico, y es capaz de mejorar significativamente la capacidad de reciclaje ".

El costo siempre es difícil de precisar, ya que a menudo puede depender del diámetro del material real suministrado. Pero en este caso, el recargo sobre lo que se usó en el pasado es del 30 al 40%. Esto ciertamente sugiere que REWE y Salzburgmilch están dispuestos a invertir cuando se trata de cumplir con sus objetivos de empaque sostenible.

Más en Sustentabilidad