Seis tendencias que impulsan el crecimiento del mercado global de envases de bioplásticos

Entre las tendencias identificadas se encuentran el estado del entorno comercial del reciclaje de plásticos, la mayor demanda de polímeros a partir de materiales naturales y la introducción de nuevas tecnologías.

Una tendencia es la demanda adicional de polímeros naturales, como el almidón de la caña de azúcar.
Una tendencia es la demanda adicional de polímeros naturales, como el almidón de la caña de azúcar.

Un nuevo informe de mercado de Smithers Pira, The Future of Bioplastics for Packaging to    2024 (“El Futuro de los Bioplásticos para Empaque hasta el 2024”), estima que los bioplásticos para aplicaciones de empaque crecerán a una tasa promedio anual del 16.2%, con un valor de mercado más que duplicado de $ 4.400 millones en 2019 a $ 8.800 millones en 2024 , creciendo a una tasa promedio anual del 15%. Sin embargo, señala el informe, dado que los bioplásticos son adiciones más recientes al portafolio de polímeros disponibles para los fabricantes y usuarios de sistemas de empaque, su participación en el mercado de los envases de plástico es relativamente modesta, "aunque las tasas de crecimiento pronosticadas son muy atractivas".

El reporte agrega que, con la demanda de estos nuevos materiales dentro de los mercados de empaque global, se prevé que todas las regiones registrarán un crecimiento de dos dígitos en los cinco años hasta 2024, el informe identifica las siguientes tendencias clave que impulsan la industria de biopolímeros en la actualidad:

Reciclaje de plásticos: El estado del entorno comercial del reciclaje de plásticos tendrá un profundo impacto en los incentivos y la urgencia para desarrollar soluciones de biopolímeros para los problemas ambientales relacionados con los plásticos.

Polímeros a partir de materias primas naturales: los polímeros naturales, como el almidón y la celulosa, experimentarán una demanda adicional significativa para su uso en aplicaciones de envases de plástico degradables.

Polímeros de poliéster alifático-aromáticos biodegradables: el uso de polímeros de poliéster alifático-aromáticos biodegradables crecerá. La demanda aumentará en general y, en particular, se apoyará en acciones para prohibir los plásticos oxo-biodegradables, como la propuesta de la UE de mayo de 2019. Un desafío clave será aumentar la resistencia al calor, el rendimiento de la barrera y la fuerza tensil para permitir que estos reemplacen directamente el grupo actual de plásticos derivados del petróleo, como el PET.

Polímeros sintetizados por microorganismos: el uso de polihidroxialcanoatos (PHA) en el empaque también crecerá. Aunque no es generalmente biodegradable, el PHA fabricado biológicamente muestra propiedades físicas más o menos comparables con el PET convencional. Por lo tanto, existe un gran interés y actividad para perfeccionar y comercializar tecnologías relacionadas con la producción y las aplicaciones de PHA.

Biomonómeros: existe un interés considerable en investigación y desarrollo para identificar y perfeccionar rutas comercialmente viables a estos y otros productos químicos industriales importantes a través de procesos bioquímicos. Los intereses industriales en estos "productos químicos verdes" son muy variados, incluido un gran interés en sus aplicaciones potenciales dentro del ámbito de los materiales de biopolímeros para envasado. El ácido poliláctico (PLA), el bio-PET y las bio-poliolefinas son los principales envases de plástico sintetizados a partir de monómeros producidos biológicamente.

Compañías de biotecnología: El período de pronóstico de este informe, hasta el 2024, se caracterizará por una evolución continua, con nuevas tecnologías y compañías que surgen. Muchas desaparecerán rápidamente debido a las deficiencias técnicas o a modelos de negocios insostenibles. Unos pocos prosperarán y crecerán, y muchos de ellos serán adquiridos por empresas de biopolímeros establecidas o, en última instancia, por empresas multinacionales de productos químicos y plásticos.

Más en Sustentabilidad