¿Cuál empaque de café es el más sustentable?

Nuevo reporte informa sobre Análisis de Ciclo de Vida (ACV) de tres formatos de empaque de café molido: una bolsa flexible, una lata de acero y un recipiente de plástico rígido.

Un nuevo informe incluye evaluaciones comparativas del ciclo de vida de tres formatos de envase para café molido.
Un nuevo informe incluye evaluaciones comparativas del ciclo de vida de tres formatos de envase para café molido.

¿Cuál es el formato de envase más sustentable?

El informe reciente de la Flexible Packaging Association (FPA), “Una visión holística del papel de los envases flexibles en un mundo sostenible”, destaca los beneficios de la sostenibilidad de los envases flexibles. FPA comisionó a PTIS, LLC para proporcionar una visión holística de los beneficios de sostenibilidad que ofrece el empaque flexible y prever las futuras implicaciones de sostenibilidad para el formato, y desarrollar seis estudios de caso de Análisis de Ciclo de Vida que comparan el empaque flexible con otros formatos de empaque para una amplia gama de productos.

El café es una bebida popular, y el café molido se empaca en una variedad de formatos de empaque. Para el estudio de caso de ACV se evaluaron los impactos ambientales de una bolsa parable flexible, una lata de acero y el recipiente rígido de plástico con una aproximación desde la cuna hasta la tumba.

Entre los resultados:

  • La lata de acero usa 16 veces más agua que la bolsa parable flexible, principalmente durante la etapa de desarrollo del material, ya que se usan grandes cantidades de agua durante el proceso de enfriamiento en la formación de acero.
  • El recipiente rígido de plástico consume dos veces más agua que la bolsa parable flexible debido al uso de agua durante el proceso de moldeo por inyección.
  • La producción de latas de acero y el recipiente rígido requieren mucha más energía y tienen mayores emisiones de carbono en la etapa de fabricación o conversión. El impacto del carbono es menor para una bolsa parable flexible más liviana que contiene más producto y usa menos material. El recipiente rígido y el acero pueden emitir, respectivamente, cuatro veces y siete veces más emisiones de gases de efecto invernadero que la bolsa flexible.
  • Una bolsa flexible tiene un menor uso general de combustibles fósiles. Una lata de acero y un recipiente rígido utilizan 453% y 518% más de combustible fósil, respectivamente, que una bolsa parable flexible.

Dados los resultados, se muestra que la bolsa parable flexible tiene un resultado ambiental más favorable en impacto de carbono, consumo de agua y posición de desecho de material que los otros formatos de empaque de café molido. Esto se debe a la menor cantidad de material de empaque de la bolsa parable flexible, lo que resulta en una relación favorable producto a empaque.

El estudio de caso de Análisis de Ciclo de Vida, ACV, se desarrolló utilizando el software EcoImpact-COMPASS® LCA, que permite comparaciones rápidas del ciclo de vida entre diferentes formatos de empaque.

Más en Sustentabilidad