Limpiador de vidrios Windex ahora en botella de plástico 100% reciclado proveniente del océano

Una versión lanzada en el último trimestre de 2019 incluirá los materiales recolectados a través de un programa que minimizará el desperdicio, al tiempo que abordará el tema de la pobreza.

El nuevo producto es la primera botella para limpieza de vidrio del mundo hecha de plástico oceánico 100% reciclado.
El nuevo producto es la primera botella para limpieza de vidrio del mundo hecha de plástico oceánico 100% reciclado.

SC Johnson lanzará en los próximos meses Windex Vinegar en botellas de plásticos del océano.

Como parte de su compromiso continuo de abordar el problema de la contaminación plástica en los océanos, SC Johnson anunció que lanzará su marca Windex de 86 años de antigüedad en una botella que utiliza plástico marino reciclado al 100%.

"Con más de 5 trillones de escombros de plástico en el océano, las condiciones siguen empeorando", dice Fisk Johnson, Presidente y CEO de SC Johnson. "La botella Windex es solo una de las muchas maneras en que no solo brindamos soluciones para combatir la contaminación del océano, sino que tomamos medidas para hacer que estas soluciones se conviertan en realidad".

Las botellas Windex Vinegar Ocean Plastic serán una oferta diaria y estarán disponibles en las tiendas minoristas de América del Norte, como Target y Walmart. Hasta 8 millones de unidades llegarán a las tiendas minoristas en los próximos meses. Según SC Johnson, el nuevo producto es la primera botella para limpieza de vidrio del mundo hecha de plástico oceánico reciclado al 100%, además de ser no tóxica.

Los planes están en marcha para lanzar una botella 100% Social Plastic Windex con Plastic Bank a finales de 2019, que incluirá el plástico social reciclado del océano obtenido por Plastic Bank en Haití, Filipinas e Indonesia, que SC Johnson dice que no solo ayuda al medio ambiente, sino que además proporciona beneficios sociales a las personas que viven por debajo del nivel de pobreza. Bajo este programa, la compañía ahora está creando programas de reciclaje como parte de la solución para detener el plástico marino y abordar la pobreza al mismo tiempo. El programa está diseñado para educar en el reciclaje y lograr que las personas convivan y usen el plástico de manera responsable. Cada botella representará una nueva fuente de ingresos u oportunidad económica para los participantes en el programa.

"El objetivo es crear infraestructuras de reciclaje para ayudar a minimizar los residuos de plástico y abordar los desafíos de la pobreza al mismo tiempo", dice Johnson. "Este es un problema ambiental masivo, y va a llevar a las empresas, los gobiernos, las ONGs y la sociedad civil a trabajar juntos para resolverlo".

Más en Sustentabilidad