Avery Dennison, protagonista en la transformación digital en el mundo de los alimentos

Un nuevo escenario lleno de posibilidades para los productores y consumidores de alimentos y bebidas abren las innovaciones presentadas por la compañía en Bogotá, durante la pasada Andina Pack.

Con Blockchain y las tecnologías RFID se logra tener información confiable de los distintos eslabones en las cadenas de producción y suministro, con datos como los sitios de procedencia, los pasos de los procesos, las fechas de caducidad, la integridad de la cadena de frío o la presencia de problemas de contaminación.
Con Blockchain y las tecnologías RFID se logra tener información confiable de los distintos eslabones en las cadenas de producción y suministro, con datos como los sitios de procedencia, los pasos de los procesos, las fechas de caducidad, la integridad de la cadena de frío o la presencia de problemas de contaminación.

En la mesa de un restaurante cinco estrellas en la ciudad de Taipei, un comensal toma su teléfono y lee la etiqueta Inteligente del producto que le presentan para conocer la procedencia, el proceso y el corte del beef que le han servido en su plato.

Acciones como esta se repiten cada vez con más frecuencia por millones personas y con miles de millones de productos, como parte de una tendencia que está llevando a los compradores a querer tener mayor información y trazabilidad de lo que consumen ellos y sus familias.

Detrás de esta tendencia se encuentran fabricantes como Avery Dennison, que con desarrollos innovadores en tecnologías de identificación por radio frecuencia (RFID) y la fabricación de antenas, microchips, sensores y lectores, le dan a las etiquetas y empaques la capacidad de conectar a los bienes con los consumidores.

En Andina Pack 2019, la empresa mostró estas innovaciones y la aplicación que se está haciendo en la industria de alimentos, luego de su uso intensivo y previo en sectores como los de la aviación y las industrias cosméticas y de ropa.

“En el mundo, apenas se está iniciando esta tendencia, relacionada estrechamente con la transformación digital que se vive en las compras y en los modelos de distribución de los productos”, le dijo a Mundo PMMI Pedro Garza, líder en tecnologías emergentes de Avery Dennison.

Con algunos de los desarrollos mostrados en la feria en Bogotá el pasado noviembre se superan limitaciones que habían tendido las tecnologías RFID para su aplicación en ciertos productos.

Avery Dennison mostró en Andina Pack la antena RFID 456, que puede utilizarse hoy en productos líquidos y donde haya presencia de metales, lo cual antes no era posible.

El año pasado la compañía lanzó otra antena que puede insertarse en alimentos que van a calentarse en hornos microondas, y como estas son varias las innovaciones que se están haciendo para su aplicación en empaques y etiquetas inteligentes.

Seguridad y trazabilidad garantizadas

El panorama de los beneficios que se obtienen del uso de las tecnologías RFID se completa con Blockchain, una lista creciente de registros enlazados y resistente a la modificación de los datos, que puede registrar transacciones entre dos empresas de una manera verificable y permanente. “Blockchain es, en palabras simples”, dijo Garza, “un importante avance en computación que crea confianza entre empresas que no se conocen y un sistema de responsabilidad que nadie puede modificar”.

Con Blockchain y las tecnologías RFID se logra entonces tener información confiable de los distintos participantes en las cadenas de producción y suministro, con datos como los sitios de procedencia, los pasos de los procesos, las fechas de caducidad, la integridad de la cadena de frío o la presencia de problemas de contaminación, por ejemplo, para garantizar la eficiencia en la logística de comercialización y la integridad de los productos empacados de manera individual, en cajas o en palets.

Los beneficios del uso de esta combinación de tecnologías son sorprendentes y responden a problemas que aquejan a las sociedades del mundo entero. “Con índices de desperdicio de alimentos cercanos al 40%, y los negativos impactos que trae al planeta, las tecnologías que garanticen la integridad de los productos y ayuden a reducir la pérdida tendrán una buena acogida por parte de las empresas”, señaló Pedro Garza.

Esta transformación avanza entonces con firmeza, con niveles diferentes de adopción en distintas regiones, “estamos viendo una buena acogida en Estados Unidos y Europa, y estamos seguros de que pasará a Asia y a América Latina. Las empresas deben prestar atención a estas tecnologías, para no quedarse rezagadas”.        

Más en Internet Industrial de las Cosas (IIoT)