Earthfirst Films amplía el campo de la compostabilidad de los empaques

El desarrollo de una línea completa de películas compostables extiende las opciones de fin de vida de los ámbitos industriales a los hogares y hace a los consumidores partícipes activos de los modelos de sostenibilidad.

Las percepciones y exigencias de los consumidores se han convertido en uno de los principales impulsores de la sostenibilidad de los empaques. Publicaciones acreditadas como Food Business News reportan que para más del 60 % de ellos representa un factor importante en sus decisiones de adquisición de alimentos y bebidas. La Federación Nacional de Minoristas de Estados Unidos informa, por su parte, que 57 % se muestran dispuestos a modificar sus hábitos de compra para ayudar a mitigar los impactos ambientales negativos; y la revista Forbes estima en 68 % el porcentaje de consumidores con poder de decisión que consideran redoblar sus esfuerzos para contribuir al cuidado medioambiental.

Los fabricantes de películas para la producción de empaques responden a estas preocupaciones de los consumidores con la creación y la oferta de soluciones que contribuyan decididamente a crear entornos más saludables, reduciendo los residuos sólidos y promoviendo opciones que se composten en sustancias seguras, naturales y orgánicas. Es el caso de Earthfirst® by PSI Films, un productor global de películas de bioplástico, que ha desarrollado una nueva línea de películas compostables a partir de fuentes renovables y favorables en cuanto a emisión de gases de efecto invernadero (GEI), cuando se comparan con las alternativas basadas en recursos fósiles.

Trink Meer Tee Composite 2La magnitud de los beneficios ambientales que se desprenden del uso de las nuevas referencias de Earthfirst® sorprende por su impacto positivo. En un ejemplo presentado durante la conversación de Mundo PMMI con Chris Schaefer, directora de marketing global de la compañía y Alberto Llano, gerente de cuentas para Latinoamérica, la sustitución del material de BOPP por la película de Earthfirst®  en medio millón de empaques representaría una reducción de GEI equivalente al consumo de energía de 4.490 hogares durante un año, a las emisiones generadas por el recorrido de un automóvil nuevo durante 274 millones de kilómetros o, en términos de recursos preservados, a un área de 1,2 millones de metros cuadrados de bosque que se salva de ser deforestado.

Compostabilidad casera e industrial

Earthfirst® se reconoce mundialmente por haber sido el primer fabricante en extruir ácido poliláctico (PLA) en películas de sellado, un desarrollo que ha dado paso a la producción de materiales compostables en entornos domésticos e industriales, con opciones para impresión rotativa, películas de sellado, envoltura de flujo y para mangas contraíbles. La línea completa de películas de la compañía se fabrica a partir de recursos renovables anualmente y de base vegetal, como lo explica Chris Schaefer. Este año, se espera que las películas para envoltura en la línea Flow Wrap reciban la certificación para compostaje industrial DIN CERTCO 13432, y la TUV NF T51-800 para compostaje casero.

Las películas Earthfirst® se caracterizan por altas propiedades de desempeño y están diseñadas para mercados como los de bebidas y alimentos, cuidado de mascotas, confitería, y para diversas aplicaciones en otros sectores industriales.

Una referencia especial presentada al mercado recientemente es la película de base vegetal de la línea Flow Wrap Film, que puede utilizarse en forma de bobina para aplicaciones de envoltura de flujo. La posibilidad de imprimirse en sistemas de rotograbado, flexo, offset o digitales le abre a esta referencia un margen amplio de usos. Entre sus propiedades especiales se destacan el bajo nivel de calor de iniciación que requiere para el sellado, y la resistencia ajustable, además de la diferencia de temperatura, cercana a los 20 grados centígrados, entre el sellado externo y el interno.

Un aspecto destacable del material en bobinas es la resistencia que permite un alto desempeño durante la impresión. “Lo importante de las bobinas para impresión es que, al pasar por el proceso de laminación, deben tener cierta resistencia. Una propiedad muy importante que ofrece este polímero poliláctico en una proporción mayor a la de muchas películas basadas en polietileno, y que se suma a la alta resistencia que tiene al calor”, dice la directora global de marketing de Earthfirst®. “Me gustaría añadir que, dado que inicialmente desarrollamos películas selladoras y biopelículas, la bobina para impresión llegó como un complemento lógico a lo que ofrecíamos para tener una solución completa en términos de creación de una estructura compostable”, complementa Alberto Llano.

Earthfirst® se reconoce mundialmente por haber sido el primer fabricante en extruir ácido poliláctico (PLA) en películas de sellado, un desarrollo que ha dado paso a la producción de materiales compostables en entornos domésticos e industriales.Earthfirst® se reconoce mundialmente por haber sido el primer fabricante en extruir ácido poliláctico (PLA) en películas de sellado, un desarrollo que ha dado paso a la producción de materiales compostables en entornos domésticos e industriales.La extensión de la compostabilidad que las referencias de Earthfirst® propician y la capacidad que brindan de gestionar los residuos en entornos domésticos representan grandes avances en términos de sostenibilidad. “En el caso de los empaques con certificación de compostabilidad casera, los consumidores podrían incluirlos en sus residuos orgánicos domésticos, algo muy importante si se considera que los empaques compostables proporcionan una oportunidad sin precedentes para capturar los residuos de alimentos”, afirmó Chris Schaefer.

Esta alternativa permite hacer frente a una realidad que agobia al mundo: el desperdicio de alimentos. Un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la organización británica sobre residuos WRAP revela que en 2019 se desperdiciaron en el mundo 931 millones de toneladas de alimentos, equivalente al 17% de la producción total, y que la mayor parte de ese desperdicio (61 %) proviene de los hogares.

Con los materiales compostables, los residuos de alimentos que queden en los empaques actúan positivamente, pues ayudan a descomponerlos más rápidamente.  Cuando no se gestionan caseramente y llegan a los vertederos, estos empaques con residuos no se degradan bien al quedar encerrados y no recibir aire ni contar con las condiciones apropiadas de temperatura y de presencia de microbios. “En un sitio de compostaje, por el contrario, se regeneran en sustancias orgánicas naturales que pueden regresar a la tierra”, añadió Schaefer.

Variedad de aplicaciones y alto desempeño

Todas las categorías de películas de barrera y sin barrera de Earthfirst®, incluidas las de bobina para impresión, de envoltura y contraíbles para etiquetas de manga para decoración, pueden utilizarse virtualmente en todos los formatos de empaques utilizados hoy en la industria, comprendidos desde bolsas hasta empaques fraccionados (frac pack), bolsas tubulares (stick pack) envoltura de barras, bolsas parables y de envoltura de flujo. Disponibles comercialmente en distintos mercados del mundo, su uso viene extendiéndose por las propiedades de alta claridad, sellado para evitar la contaminación, bajas temperaturas de iniciación de sellado. Igualmente, las películas de bajo espesor para sellado proporcionan ahorros en costos operacionales de hasta un 50 % a lo largo de la cadena de valor.

La referencia de películas para la producción de mangas contraíbles, fabricadas igualmente a partir de fuentes que se renuevan anualmente, se utilizan de manera ideal en la decoración de envases y cuentan con propiedades que permiten su contracción a temperaturas muy bajas; además, ofrecen la capacidad de conservar su estabilidad en entornos con hasta 38 grados centígrados.

Earthfirst® by PSI Films, productor global de películas de bioplástico, ha desarrollado una nueva línea de películas compostables a partir de fuentes renovables y favorables en cuanto a emisión de gases de efecto invernadero (GEI), cuando se comparan con las alternativas basadas en recursos fósiles.Earthfirst® by PSI Films, productor global de películas de bioplástico, ha desarrollado una nueva línea de películas compostables a partir de fuentes renovables y favorables en cuanto a emisión de gases de efecto invernadero (GEI), cuando se comparan con las alternativas basadas en recursos fósiles.Durante los procesos de producción de los empaques, el desempeño de las referencias de películas compostables puede contribuir a la productividad y eficiencia operacional. “Las películas son muy versátiles”, señala Chris Schaefer, “al igual que todas las de base biológica, pueden requerir ajustes de acuerdo con la película y la laminación. Un ejemplo es el caso de las películas de sellado Earthfirst®, que cuentan con una temperatura de iniciación más baja, por lo que requieren menos calor durante la conversión del empaque, lo que se traduce a su vez en menores costos de energía y de mantenimiento”.  A esta propiedad especial se suma el potencial de funcionar sin contratiempos en líneas de alta velocidad, lo que representa igualmente eficiencia económica para los convertidores y las marcas.

Una característica especial de las películas de envoltura de flujo y de sellado es la capacidad que brindan de realizar el sellado sin contratiempos, inclusive en condiciones de contaminación del empaque con un producto. Un ejemplo de este atributo sería el proceso de llenado de una bolsa con polvo para preparación de bebidas, o de azúcar refinada o especias, en el que hay presencia en el ambiente de pequeñas partículas volátiles. “Incluso en el caso en el que el polvo del material que se está llenando llegue al área de sellado, las películas se sellan con firmeza y aseguran la integridad del producto”, explica Alberto Llano.

Consumidores conscientes

Ante un mercado que demanda nuevas soluciones para el fin de vida de los empaques, un paso inicial que están dando los productores de materiales es el desarrollo de alternativas al compostaje industrial. “Necesitamos ofrecer nuevas maneras de compostar y, obviamente, las nuevas películas serán el siguiente paso”, afirmó Alberto Llano. El énfasis en el compostaje casero resulta entonces fundamental en los proyectos de sostenibilidad de los productores de bienes de consumo empacados. “Lo que hemos descubierto es que las marcas pueden no estar tan interesadas en los empaques compostables industrialmente, porque en realidad no hay acceso a esta modalidad para todos. Lo que quisieran es que todos sus clientes tuvieran acceso a cualquier tipo de sostenibilidad o fin de vida del empaque. Necesitamos que todas las opciones de compostaje de los empaques sean funcionales, de manera que todo el mundo pueda acceder y la compostabilidad doméstica sea una realidad”, explicó Chris Schaefer.

En un escenario como este, el compromiso de los consumidores resulta fundamental para alcanzar los propósitos de la sostenibilidad. “Depende de cada uno de nosotros, personalmente, cambiar nuestro comportamiento hacia la compostabilidad doméstica. Es algo que habrá que adoptar. Los consumidores tendremos que cambiar nuestro comportamiento para que todo ese ciclo funcione”, aseguró Schaefer.

En América Latina, el interés por la compostabilidad crece continuamente y las marcas globales insertan este tema dentro de sus estrategias de sostenibilidad. Las mismas preocupaciones sobre el cuidado del medioambiente se observan en todas las regiones y en cada una de ellas se adelantan programas e iniciativas innovadoras. “La infraestructura puede estar un poco atrasada en América Latina en términos de compostabilidad industrial, al igual que el conocimiento y la conciencia de la compostabilidad doméstica, pero el interés es global, y es evidente en América Latina”, explica Alberto Llano, y agrega que “el problema está en todas partes y cada día crece el interés por las soluciones sostenibles”.

Earthfirst® ha avanzado ya en este camino y sus películas están siendo utilizadas en Europa, Estados Unidos y América Latina en aplicaciones de empaque compostables que han recibido una favorable acogida por parte de productores y consumidores. En nuestra región marcas globales de productos de consumo masivo han iniciado proyectos con las películas Flow Wrap, en iniciativas que abren el campo para la compostabilidad, respaldada por consumidores cada día más conscientes y comprometidos.

Compañías en este artículo
Más en Sustentabilidad