Nestlé, Greenback y Enval instalarán primera planta en México para circularidad de empaques plásticos grado alimenticio

En las instalaciones se procesarán anualmente cerca de 6.000 toneladas de empaques plásticos flexibles de difícil procesamiento, mediante innovador proceso de reciclaje químico.

El empleo de empaques plásticos reciclados grado alimentario se consolidaría en México de la mano de Nestlé, que utilizará en la fabricación de sus empaques los materiales recolectados y procesados por la empresa británica Greenback Recycling Technologies, en una moderna planta que instalarán en el país las dos empresas junto con la compañía británica Enval.      

Utilizando la innovadora tecnología de pirólisis inducida por microondas desarrollada por Enval se transformarán los materiales recuperados en un aceite que servirá para producir nuevos plásticos, con lo cual se cierra el círculo del reciclaje y se logra que los envases antes desechados se valoricen ahora y lleven a Nestlé a avanzar en el cumplimiento de sus objetivos de sustentabilidad. La pirólisis, se informó en la presentación del proyecto de la planta en México, es la única tecnología del mundo capaz de reciclar laminados de plástico-aluminio dividiéndolos en aceite y aluminio de alto valor, con una baja huella de carbono. "Fabricar plásticos reciclados seguros para el envasado de alimentos es un gran reto para nuestra industria. Por eso, además de minimizar el uso de plásticos y recolectar los residuos, queremos cerrar el círculo y fabricar más plásticos infinitamente reciclables”, afirmó Fausto Costa, CEO de Nestlé México.

Nestlé LogoEn las instalaciones construidas bajo el acuerdo, se procesarán durante el primer año de operaciones cerca de 6.000 toneladas de envases de plástico flexible posconsumo, asegurando la implementación de un modelo completamente circular. Los beneficios de esta infraestructura se maximizan cuando se tiene en cuenta que el acuerdo firmado se orienta a envases de plástico que actualmente no se reciclan, incluidos los empaques flexibles multicapa y los laminados de aluminio, cumpliendo los requisitos técnicos y comerciales necesarios para garantizar la circularidad de los plásticos de uso alimentario.

Un proyecto con futuro

La construcción de la planta anunciada hoy por Nestlé, Greenback Recycling Technologies y Enval ha sido concebida para tener un crecimiento sostenido, tanto en la capacidad instalada para la producción como en su impacto ambiental y social. “El proyecto garantiza que se reducirá drásticamente la contaminación por residuos plásticos y apoyará a la vez nuestro trabajo con las comunidades locales", señaló el CEO de Nestlé México. La empresa invertirá igualmente en la adaptación al ecosistema y al mercado mexicano de residuos de la plataforma de circularidad eco2Veritas de Greenback, que brinda una completa trazabilidad del proceso de neutralización y reciclaje.

Greenback LogoPara Nestlé, la alianza con Greenback y Enval se encuentra alineada con su objetivo de reducir la huella de plástico y continuar el camino para alcanzar un futuro sin residuos. “Este proyecto con Greenback y Enval apoya plenamente la misión de garantizar que nuestros envases de plástico no solo sean reciclables, sino que se reciclen realmente”, expresó Fausto Costa.

Para Philippe von Stauffenberg, fundador y director general de Greenback, la instalación de la planta en México, el primer proyecto que la empresa emprende por fuera de Europa, permitirá abordar un problema que hasta el momento no ha encontrado una resolución satisfactoria: llevar los plásticos multilaminados y mixtos que son difíciles de reciclar a un flujo de residuos reciclables. “El objetivo es reducir los retos que existen en el reciclaje de envases, transformando estos recursos de desecho en aceite de pirólisis que puede utilizarse para la fabricación de envases alimentarios reciclados certificados", dijo durante la presentación del proyecto el directivo de Greenback.

Nestlé México ha venido avanzando decididamente en la gestión de los plásticos posconsumo, y en abril de este año se convirtió en la primera empresa del país en neutralizar voluntariamente todo el plástico equivalente de sus residuos posconsumo. Con este nuevo acuerdo, la empresa líder mundial en nutrición, salud y bienestar refrenda su compromiso de hacer uso de la innovación y la tecnología para pasar del plástico virgen al plástico reciclado de grado alimenticio, en línea con su visión de encontrar soluciones efectivas para evitar que sus envases terminen en rellenos sanitarios o como basura.

Enval LogoCarlos Ludlow-Palafox, fundador y director general de Enval, desarrolladora de la tecnología de pirólisis para el reciclaje de plásticos, señaló también la importancia de esta iniciativa de colaboración para enfrentar el desafío de la presencia de los plásticos en el medio ambiente. “En Enval sabemos que los plásticos no son el enemigo y que estos materiales desempeñan un valioso papel en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, también sabemos que no hay razón para que terminen en el mar o en la cima de una montaña. Nuestra tecnología permite aprovechar envases que antes se consideraban imposibles de reciclar, y estamos encantados de que nuestra primera planta, en colaboración con un productor tan comprometido con la sostenibilidad como Nestlé y en asociación con Greenback, se encuentre pronto operando en México".

Compañías en este artículo
Más en Sustentabilidad