Colgate: y el día del empaque ha llegado

Colgate-Palmolive ha hecho de los envases sustentables una prioridad clave. Desde tubos de pasta de dientes reciclables hasta botellas de aluminio para enjuagues bucales, se concentran en eliminar los desechos plásticos y deleitar a los consumidores.

Reporte “View from the Top” de este año, centrado en Colgate-Palmolive. En la foto aparecen de izquierda a derecha Jadalia Britto, Gerente de Diseño Global Senior; Patricia Verduin, Directora de Tecnología; Greg Corra, Director de Innovación y Sustentabilidad de Empaques Globales; y José Luis Molinar, Director de Empaque Global, Cuidado Personal y del Hogar.
Reporte “View from the Top” de este año, centrado en Colgate-Palmolive. En la foto aparecen de izquierda a derecha Jadalia Britto, Gerente de Diseño Global Senior; Patricia Verduin, Directora de Tecnología; Greg Corra, Director de Innovación y Sustentabilidad de Empaques Globales; y José Luis Molinar, Director de Empaque Global, Cuidado Personal y del Hogar.

"El día del empaque ha llegado".

Esa declaración simple y directa de la directora de tecnología de Colgate-Palmolive, Patricia Verduin, resume perfectamente las opiniones compartidas por los cinco ejecutivos de Colgate con los que hablé recientemente al preparar este reportaje anual “View from the Top”.

"Siempre se ha visto como un campo de la ingeniería aplicada, por así decirlo", continúa Verduin en su evaluación del estado de los envases. “Pero creo que esta es una época en la que el empaque cambia la forma en que el mundo compra productos, ya sea para hacer del comercio electrónico una gran experiencia o para abordar todo el problema de los residuos plásticos. Hoy más que nunca está cambiando la forma en la que las personas interactúan con nuestras marcas. Desde Colgate hasta Tom's of Maine, pasando por Fabuloso y Hill's, el empaque debe cumplir con la promesa de nuestras marcas y el propósito de nuestra compañía como una firma en crecimiento innovadora y solidaria que reinventa un futuro más saludable para todas las personas, sus mascotas y nuestro planeta".

Trabajando en el campus de tecnología global de Colgate en Piscataway, Nueva Jersey, Verduin supervisa la I + D, el empaque y el diseño globales. “Estos son los brazos y las piernas de la innovación, las personas que realmente están innovando con sus lápices, dibujos CAD y conocimientos”, dice Verduin. Al señalar que esta estructura organizativa solo ha estado en funcionamiento durante unos pocos años, dice que ha sido realmente poderoso tener a los tres grupos funcionales juntos.

"Se trata de tener a quienes formulan los productos, los diseñadores de marcas, la gente de experiencia del usuario y los ingenieros y desarrolladores de envases, todos en la misma sala al mismo tiempo y todos avanzando con un mandato común", dice Verduin. “En el pasado, con demasiada frecuencia, la práctica consistía en hacer la fórmula y arrojarla por encima de la pared a la gente de empaque, quienes, cuando se les ocurría un nuevo empaque, se la lanzaban al equipo de diseño para los gráficos. Simplemente ya no funciona así. Las fórmulas son demasiado complicadas y los mecanismos de entrega demasiado variados".

El lápiz blanqueador de Colgate debutó en los canales de comercio electrónico. Es un buen ejemplo de envío en su propio empaque (SIOC, por su sigla en inglés). Su embalaje es completamente de cartón, incluida una bandeja interior hecha de PaperFoam 100% compostable.El lápiz blanqueador de Colgate debutó en los canales de comercio electrónico. Es un buen ejemplo de envío en su propio empaque (SIOC, por su sigla en inglés). Su embalaje es completamente de cartón, incluida una bandeja interior hecha de PaperFoam 100% compostable.Colgate-Palmolive es una empresa global que compite en las categorías de cuidado bucal, cuidado del hogar, cuidado personal y nutrición de mascotas. Con ventas por casi $ 16 mil millones, la compañía suministra productos a más de 200 países y territorios y tiene más de 40 plantas de fabricación en todo el mundo, cada una con su propio equipo de ingenieros. Como la mayoría de las empresas de bienes de consumo envasados, Colgate concede una gran importancia a la innovación y a la sustentabilidad. Sin embargo, de manera algo atípica, la empresa no tiene un director de innovación de envases y otro de sustentabilidad. En cambio, tiene un Director de Innovación y Sustentabilidad de Empaques Globales, el título que ostenta Greg Corra. Cuando se le preguntó por qué las cosas están organizadas de esta manera, dijo: "Creemos que la innovación en el empaque es la clave para lograr el propósito de Colgate de reinventar un futuro más saludable y que nuestra estrategia de sustentabilidad debe respaldar todos los aspectos de nuestra estrategia de empaque".

“El verbo respaldar se queda corto. A medida que la sustentabilidad le da forma a todos los envases en Colgate se hace evidente si observamos a algunos de los envases presentados recientemente por la firma con sede en Nueva York. Muchos de estos son envases para productos para el cuidado bucal, lo que no debería sorprendernos. La categoría más grande de Colgate, el cuidado bucal, representó 46% de las ventas de la empresa en 2019. Comencemos con los cepillos de dientes, ya que Colgate vende alrededor de 3 mil millones de ellos cada año, dos tercios de ellos fabricados internamente.

Cabezas reemplazables

Colgate Keep, una línea de cepillos de dientes manuales de cabezal reemplazable que llegó a los consumidores en Estados Unidos este trimestre. Tiene un mango de aluminio diseñado para durar, con un 80% menos de desechos plásticos. Se puede colocar una nueva cabeza de repuesto cuando las cerdas están gastadas. Colgate está lanzando un kit de inicio, que tiene el mango de aluminio con dos cabezales de cepillo, así como un paquete de recarga de dos unidades sin mango.

En una categoría donde el blíster de plástico es el formato de envasado dominante, por decir lo menos fue notable el lanzamiento de Colgate Keep en un envase termoformado de fibra húmeda hecho de caña de azúcar y fibra de madera. Aquí se muestra la parte frontal del kit de inicio, y la parte posterior del empaque de recarga de dos unidades.En una categoría donde el blíster de plástico es el formato de envasado dominante, por decir lo menos fue notable el lanzamiento de Colgate Keep en un envase termoformado de fibra húmeda hecho de caña de azúcar y fibra de madera. Aquí se muestra la parte frontal del kit de inicio, y la parte posterior del empaque de recarga de dos unidades.El concepto de un mango de aluminio más permanente y reutilizable es en sí mismo un paso significativo hacia la eliminación de plástico en el flujo de desechos sólidos. Pero nuestro interés aquí está en los envases a base de fibra, que, en una categoría dominada casi exclusivamente por los envases blíster de plástico, es un cambio profundo.

“El primer desafío en nuestro informe fue 'Hola, chicos, tenemos que salir del blíster de plástico'”, dice Jadalia Britto, gerente senior de diseño global. “Eso llevó, por supuesto, a una serie de preguntas sobre las opciones. ¿Cómo podemos utilizar la fibra? ¿Podemos utilizar papel reciclable? ¿Cómo seguimos obteniendo un acabado y color de primera calidad? Realmente tuvimos que desafiar a nuestros socios externos para que nos ayudaran a encontrar las respuestas".

Britto dice que su responsabilidad particular en proyectos como este es el aspecto, el tono y la sensación del empaque. "Se trata de cómo tratar a la marca maestra", señala. "Luego trabajo en estrecha colaboración con nuestros diseñadores industriales para ejecutar la intención del diseño".

El envase que surgió para el kit de inicio Keep es un tubo y una tapa de fibra que se pueden parar y que mide 229 mm de alto, 70 mm de ancho y 26 mm de profundidad (9.01 x 2.75 x 1.02 pulg.). Hecho de caña de azúcar y fibra de madera, el tubo es termoformado con fibra húmeda por LVHE Packaging Technology Co.Ltd de China, un destacado especialista en la investigación, fabricación y comercialización de materiales y productos biodegradables. La tapa, un cartón de 400 gsm que contiene un 60% de contenido reciclado, se sella con calor al tubo. Los gráficos se imprimen en offset UV en seis colores más un barniz mate. En cuanto a la colocación de los productos en los empaques, esto lo hace por ahora un contratista externo en un proceso semiautomatizado. El kit de inicio se vende por $ 9,99 y el empaque de reemplazo por $ 4,99.

“Desde el inicio hasta el lanzamiento, incluido el tiempo que tuvimos que dedicar a explorar opciones de materiales, nos llevó unos ocho meses”, dice Britto. "Nos estamos volviendo más rápidos al sacar los productos al mercado".

En otra parte de la categoría de cuidado bucal hay otro producto nuevo llamado Optic White Overnight Teeth Whitening Pen. El producto en sí es un cilindro de plástico y aluminio de 2,5 mL en un soporte moldeado por inyección. El empaque, una vez más, está completamente hecho de cartón, incluida una bandeja interior hecha de PaperFoam 100% compostable. Con sede en los Países Bajos, pero con instalaciones de fabricación en países como los Estados Unidos, PaperFoam mezcla cuatro ingredientes de origen biológico en una pasta espesa que luego se inyecta en un molde de aluminio personalizado y se hornea a aproximadamente 400 grados F. El proceso de fabricación se dice que es eficiente en uso de energía, y la parte resultante proporciona las propiedades de amortiguación de las alternativas de espuma plástica, pero está certificado por TUV como compostable en el hogar o en entornos industriales y está validado por UL como reciclable.

El otro componente de empaque para el lápiz blanqueador es una funda SBS de 24 puntos con dos pestañas de bloqueo. La bandeja interior que contiene el lápiz y el soporte se desliza en esta funda. Suministrado por Multi-Pack Solutions, está impreso en offset en siete colores con estampación de foil más barniz. “Definitivamente nos enfocamos en un cartón reciclado”, dice Britto. "Y los resaltados con foil en frío aportan un agradable elemento de calidad superior sin interferir con la reciclabilidad".

Un SIOC diseñado específicamente para el comercio electrónico, el Smile Box, tiene capacidad para hasta cuatro cajas de pasta de dientes.Un SIOC diseñado específicamente para el comercio electrónico, el Smile Box, tiene capacidad para hasta cuatro cajas de pasta de dientes.Cuando se le preguntó si el equipo alguna vez pensó en un empaque transparente para el lápiz blanqueador, considerando cómo responden los consumidores a la visibilidad del producto, Britto dice: “No diría que nunca lo consideramos, pero desde la perspectiva del impacto gráfico habría limitaciones. Este cartón impreso dice Colgate Red. Además, cuando pensaba en el comercio electrónico, quería que el empaque se destacara en un mar de azules y blancos. Realmente quería ese color. Y quería esa forma curva, aunque complica varias cosas en comparación con una simple caja de cartón rectangular. Casi salimos de la curva en un punto, pero seguimos adelante y lo resolvimos porque ofrece la experiencia premium que buscábamos ".

Se envía en empaque propio

Desde que el lápiz blanqueador debutó como un artículo de comercio electrónico, el director de comercio electrónico de Colgate, Bruce Cummings, fue un colaborador clave en el equipo detrás de su desarrollo. “Al principio, consideramos una caja de cartón en una caja de cartón corrugado”, dice Cummings. “Pero para el lanzamiento se nos ocurrió el sobre rojo, que es más liviano y tiene esa tira de rasgado de fácil apertura. Luego viene la funda Colgate-Red, de la cual la bandeja de espuma interior se desliza suavemente hacia afuera. Compacta y convincente, es una experiencia que se asemeja a un elegante proceso de desempacado".

Cummings dice que el equipo habría optado por un correo de papel en lugar de la envoltura de polipropileno llena de aire si el COVID-19 no hubiera afectado la cadena de suministro como lo hizo. “La idea es que una vez que se completa la experiencia de desempacado, el consumidor puede poner todo el embalaje en el flujo de reciclaje de papel”, señala Cummings. Agrega que el envío postal de papel está ahora en proceso.

Este empaque es un ejemplo de un envío en su propio empaque o Ships In Own Container (SIOC, por su sigla en inglés) que se manda desde el fabricante contratado de Colgate a los Amazons del mundo en una caja de cartón corrugado para 24 unidades. Cada unidad, por supuesto, consta de un lápiz en un soporte, una bandeja interior de espuma, un folleto de instrucciones, una funda exterior de cartón y un sobre. Los Amazons del mundo aplican la última pieza de empaque en el correo: una etiqueta autoadhesiva impresa por transferencia térmica que tiene toda la información necesaria para llevar la unidad al Sr. Smith en 810 S. Main St.

Entre los participantes clave en el trabajo que Colgate ha realizado en el proyecto de tubos reciclables monomateriales figuran (de izquierda a derecha): Tom Heaslip, Director mundial, Categoría de Empaque; Jennifer Noll Waxman, directora de gestión del programa E2E; Jennifer Boada-Rodríguez, asociada técnica senior; Anne Bedarf, directora de sustentabilidad de envases; y Jun Wang, asociado técnico senior.Entre los participantes clave en el trabajo que Colgate ha realizado en el proyecto de tubos reciclables monomateriales figuran (de izquierda a derecha): Tom Heaslip, Director mundial, Categoría de Empaque; Jennifer Noll Waxman, directora de gestión del programa E2E; Jennifer Boada-Rodríguez, asociada técnica senior; Anne Bedarf, directora de sustentabilidad de envases; y Jun Wang, asociado técnico senior.Otro buen ejemplo de un envío en su propio empaque de Colgate para el canal de comercio electrónico es lo que Cummings denomina Smile Box. Al igual que el sobre que se utiliza para el lápiz blanqueador, tanto Colgate Red como el componente de la sonrisa se utilizan de manera destacada en este empaque corrugado que contiene tres cajas de pasta de dientes. Actualmente el empaque está impreso en una caja de WestRock de una sola pared, flauta B, por flexografía, en un color rojo Colgate. Esto representa una reducción de calibre en comparación con la estructura original, que era de flauta C. Y, según Cummings, actualmente se está evaluando una tercera iteración. Este tipo de optimización continua, señala, es fundamental para el enfoque de Colgate hacia el empaque, independientemente del canal para el que esté diseñado.

“Me gusta decir que tenemos que continuar con el control de versiones para poder llegar a mejores soluciones”, dice Cummings. Pero por mucho que se persiga enérgicamente la reducción del calibre y la optimización de costos, enfatiza esto: “Nunca transigimos en lo que respecta a los estándares de calidad. No queremos que la gente reciba un tubo con fugas o un empaque para comida para perros perforado".

Botella de aluminio

Colgate desarrolló un tipo de envase muy diferente para un nuevo enjuague bucal llamado Swish. Es una botella de aluminio extruido por impacto de Trivium Packaging con un cierre roscado de 38 mm. Está diseñado para diferenciarse de los omnipresentes envases de plástico en los que se suele encontrar el enjuague bucal, y el mensaje impreso en la pared lateral proclama con orgullo: "Refrescantemente reflexivo: botella de aluminio reciclable para siempre". Disponible en tiendas y en línea, la botella de 16 oz se vende por aproximadamente $ 6.00.

El enjuague bucal Swish en su botella de aluminio extruido por impacto se destaca de las omnipresentes botellas de plástico transparente que dominan la categoría. Los mensajes en la pared lateral enfatizan que el envase es una 'botella de aluminio eternamente reciclable '.El enjuague bucal Swish en su botella de aluminio extruido por impacto se destaca de las omnipresentes botellas de plástico transparente que dominan la categoría. Los mensajes en la pared lateral enfatizan que el envase es una "botella de aluminio eternamente reciclable "."Es un envase hermoso, ¿no?" dice Verduin, aunque en la siguiente frase confiesa que le trajo algunas canas extra. Un desafío al que se enfrentó el equipo de desarrollo involucró los aceites esenciales en algunos de los saborizantes. Como se formularon originalmente, estos aceites reaccionaron desfavorablemente con el revestimiento interno del recipiente, por lo que las fórmulas del producto tuvieron que modificarse.

Jose Luis Molinar, Director Global de Embalaje Personal & Home Care, ve el lanzamiento de Swish desde la perspectiva de la línea de llenado. Describe el proyecto como “una combinación inteligente de activos existentes, activos nuevos y un compromiso para hacerlo realidad.

"Estamos llenando esto en una línea existente utilizada para botellas de plástico en nuestra fábrica en Tennessee", continúa. “Pero hay que hacer dos cosas de forma diferente. El sistema automático de alimentación y codificación utilizado para el plástico podría dañar las botellas de aluminio, por lo que las estamos introduciendo en el sistema de llenado manualmente. Además, debido a que la botella no resistirá la presión de carga superior de la tapadora rotativa que estaba en la línea, tuvimos que instalar una tapadora nueva". La tapadora rotativa ROPP es de Zalkin.

El impulso de los monomateriales

Por más intrigantes que puedan ser las iniciativas anteriores, el área de énfasis de Colgate que puede ser la más fascinante, por no mencionar desafiante, es el desarrollo de monomateriales que obtienen puntos de sustentabilidad porque encajan perfectamente en una corriente de reciclaje ya establecida. Se ha logrado un progreso notable en las bolsas para las golosinas para mascotas de Hill's Pet Nutrition y en los tubos de pasta de dientes. Dado que Colgate es el mayor productor de pasta de dientes del mundo, comencemos con los tubos en los que se empaca toda esa pasta de dientes.

Cuando la marca Tom's of Maine llegó a los estantes de las tiendas a principios de este año en un tubo monomaterial reciclable, fue la culminación de un esfuerzo de cinco años. La tecnología de Colgate representa el primer tubo de cuidado bucal o de cuidado personal que obtiene el reconocimiento de reciclabilidad de la Association of Plastic Recyclers.

Popular en una variedad de categorías de productos, los tubos laminados solo para pasta de dientes suman aproximadamente 20 mil millones al año en todo el mundo. En la mayoría de estos tubos, se incluye una capa de aluminio en la laminación multicapa para proteger el sabor y el flúor de la pasta de dientes. Es esta combinación laminada de materiales diferentes lo que hace que sea casi imposible reciclar de manera rentable dichos materiales a través de métodos establecidos.

Para hacer un tubo reciclable, Colgate primero eliminó la capa de aluminio, dice el Director de Innovación y Sustentabilidad de Empaques, Corra. “La otra innovación”, dice, “fue cambiar la especificación de la resina de una mezcla de LLDPE y PEAD a principalmente PEAD. La parte complicada fue obtener las especificaciones de las resinas para que las múltiples capas funcionen bien para hacer una lámina plana. Recuerde, nuestro objetivo era poder hacer estos tubos a escala. Si solo hubiéramos estado buscando un prototipo o una muestra de laboratorio, habría sido otra historia. Lo que necesitábamos era una bonita lámina plana en la que pudiéramos imprimir y formar tubos a nuestras tarifas actuales. Así que esa fue la innovación clave en el lado del laminado. Y luego, en el hombro del tubo, fue cuestión de cambiar de un índice de fusión mucho más alto a un índice de fusión más bajo para que fuésemos compatibles con la corriente de reciclaje de PEAD bien establecida ". Como en el pasado, el hombro moldeado por inyección está termosellado al cuerpo del tubo.

El equipo de desarrollo del Centro de Tecnología Global Piscataway de Colgate probó una docena de combinaciones diferentes, usando de seis a 20 capas, para encontrar la receta que permite a las personas exprimir cómodamente toda la pasta de dientes, protege la integridad del producto y cumple con las demandas de alta velocidad de producción. El componente de protección del producto ahora que se ha eliminado el aluminio es el EVOH. Corra señala que se puede adoptar cualquiera de los dos enfoques. Todo el material del tubo se puede coextruir por soplado en una sola pasada o múltiples capas de PEAD soplado se pueden laminar por extrusión a una coextrusión por soplado que incluye EVOH.

Otra dinámica a tener en cuenta es la integración vertical de Colgate cuando se trata del negocio de los tubos de pasta de dientes. En otras palabras, no solo llenan y tapan los tubos, también fabrican muchos tubos. “Eso lo hizo interesante”, señala Corra, “porque, como desarrolladores del nuevo envase, no podíamos simplemente vencer a un proveedor por el costo o la entrega. El jefe de la cadena de suministro que posee ese equipo de fabricación de tubos es mi colega. Pero terminó siendo una muy buena asociación. Nuestra fábrica de China que hace el laminado es uno de nuestros centros de excelencia para la formación de tubos, y la gente estuvo involucrada en hacer las cosas bien”.

Cuando se le preguntó sobre el costo relativo del tubo reciclable, Corra dice que la paridad es el objetivo. “Tenemos una larga trayectoria en la optimización de los costos de tubos y creemos plenamente en nuestra capacidad para llevar el costo de este dónde lo necesitamos”, dice. “Eso siempre estuvo en el resumen de diseño, al igual que la escalabilidad. Recuerde, con el tiempo estaremos fabricando miles de millones de estos ".

Colgate elige compartir su tecnología

En particular, también lo hará la competencia. A pesar de todo lo que Colgate ha invertido para llevar este tubo al mercado, está compartiendo la tecnología abiertamente con todos y cada uno de los que eligen usarlo. John Standish, Director Técnico de la Asociación de Recicladores de Plástico de Estados Unidos, aplaude esta movida. “Con la tecnología de intercambio de Colgate, otros podrán ofrecer tubos compatibles con el reciclaje más rápido y con menor tiempo y costo de desarrollo”, dice Standish. "Es un gran esfuerzo pionero de Colgate que demuestra un verdadero liderazgo en la industria".

Corra y sus colegas creen que compartir la tecnología monomaterial es la mejor manera de garantizar la viabilidad de mercado a largo plazo de esta solución. “Habiendo conseguido un tubo reciclable sobre la línea de meta, solo tiene sentido ayudar a otros a llegar allí”, dice Corra. “Si nuestro tubo se va a reciclar, será porque todos los tubos son reciclables. Lo entendemos. También entendemos claramente que el desarrollo de envases sustentables es un maratón, no un sprint. Tenemos mucho trabajo por hacer y no se trata solo de cambiar el comportamiento de los consumidores para que participen activamente en la idea de reciclar estos tubos. También estamos trabajando con las instalaciones municipales de reciclaje para que cuando los consumidores coloquen los materiales de empaque en el contenedor correcto, esos materiales lleguen al lugar correcto para que puedan ser reciclados”.

Desde el lanzamiento de Tom's of Maine, Colgate ahora ha llevado el tubo monomaterial a una marca Colgate Smile for Good de 75 ml en Europa y tamaños de 90 y 120 g de su marca Natural Extracts en América Latina. Para fines de 2020, Norteamérica vio el nuevo material en la marca Colgate Optic White, en tamaños superiores a 3 oz y en la marca Colgate Kids Zero de 4.2 oz. Corra dice que la firma ha puesto en marcha esta tecnología en cinco de sus plantas de fabricación y sigue adaptando sus cadenas de fabricación y suministro para que en 2025 pueda lograr su objetivo de que toda su pasta de dientes esté en tubos reciclable.

Mientras tanto, en Topeka

También están ocupados trabajando en un envase reciclable monocapa los desarrolladores de envases de Hill's Pet Nutrition, subsidiaria de Colgate, en Topeka, Kansas. En la edición más reciente de la competencia anual de la Flexible Packaging Association, la bolsa vertical con fuelle inferior que diseñaron para las golosinas para mascotas de Hill's Pet Nutrition de 8 onzas ganó un Premio de Oro a la Excelencia en el Empaque, más un Premio de Plata por Sustentabilidad y otro de Plata por Innovación Técnica.

Como vimos con los tubos de pasta de dientes, los envases flexibles para golosinas para mascotas también son estructuras de varias capas que incluyen elementos como aluminio, poliéster o nailon. Pero si bien estos materiales son excelentes para ofrecer características de rendimiento como resistencia, barrera, maquinabilidad y economía, hacen que el reciclaje sea un desafío porque consisten de demasiados materiales incompatibles.

Por el contrario, el material con el que está hecha la bolsa de Hill, Thrive-Recyclable de Plastic Packaging Technologies, es descrito por PPT como PE monomaterial. Según Dave Potter, vicepresidente técnico y de ingeniería de PPT, se trata de una laminación de dos capas y los dos sustratos se unen mediante un adhesivo sin disolvente en una laminadora de Nordmeccanica. La capa exterior es un polietileno transparente de alta densidad de 1 milésimo suministrado por Jindal Films. PPT imprime en reverso este sustrato en ocho colores, en una prensa flexográfica de W&H. La capa interna es una coextrusión soplada de cinco capas de resinas de PE. Incluido en la coextrusión, que PPT compra a Charter Next Generation, es EVOH para fines de barrera a gases. También se incluyen capas sellantes. También es importante en esta coextrusión la presencia de una tecnología compatibilizadora de Dow llamada RETAIN. Sin este componente de Dow, el EVOH no es compatible con la corriente de reciclaje de PE. Pero con él, los dos materiales incompatibles se mezclan y distribuyen uniformemente.

La primera en aparecer en el tubo reciclable monomaterial de Colgate fue la marca Tom's of Maine, pero ahora Smile for Good en Europa, y Extractos Naturales en América Latina, también se han convertido. Para fines de 2020, Colgate Optic White en tamaños superiores a 3 oz aprovecharon esta tecnología. El objetivo es tener toda la pasta de dientes de la empresa en tubos reciclables para el 2025.La primera en aparecer en el tubo reciclable monomaterial de Colgate fue la marca Tom's of Maine, pero ahora Smile for Good en Europa, y Extractos Naturales en América Latina, también se han convertido. Para fines de 2020, Colgate Optic White en tamaños superiores a 3 oz aprovecharon esta tecnología. El objetivo es tener toda la pasta de dientes de la empresa en tubos reciclables para el 2025.PPT tuvo que traer todos los equipos nuevos de conversión de bolsas Totani para este material. El gran desafío es la gestión del calor. En una estructura más tradicional, donde un poliéster de 48 ga es la capa exterior, el material tiene una resistencia al calor mucho mayor. Conduce el calor a través de esa capa exterior de poliéster para activar las capas de sellado de polietileno, que tienen una temperatura de inicio de sellado más baja. Luego, una vez que se realiza el sellado, las mordazas de sellado aún pueden abrirse sin pegarse a la capa exterior de poliéster. Pero con esta nueva estructura, la capa exterior es de polietileno. Eso hace que sea complicado suministrar suficiente calor para que se activen las capas internas de sellador sin que también se derrita la capa externa de polietileno. Así que esto no fue solo una cuestión de desarrollo de materiales. Requería la modificación del equipo de fabricación de bolsas existente agregando barras de enfriamiento, etc. Es una tecnología de película completamente nueva en la que los materiales, el equipo y el proceso deben unirse.

Esta intersección de nuevos materiales de empaque y la maquinaria de conversión y empaque en la que deben funcionar es un área que Molinar, de Colgate, conoce muy bien. Él está a cargo del área de empaque global para el cuidado personal y el cuidado del hogar, donde los envases vuelan a través de líneas de empaque de alta velocidad a más de 500 por minuto. “Cada gramo que se saca de un envase complica la ventana del proceso”, observa. “Cada vez que queremos modificar la temperatura de llenado de un producto líquido para que podamos enfriar más rápido y, por lo tanto, llenar más rápido, crea una presión sobre la estabilidad del envase. Pero las oportunidades residen en esta tensión entre las limitaciones del equipo y las características de rendimiento de los materiales emergentes. En ninguna parte ves eso más que en los desafíos que enfrentamos con los monomateriales. Es un desafío interesante, por decir lo menos, y también importante, ya que en categorías como cuidado del hogar y cuidado personal usamos muchas bolsas que son varias combinaciones de poliéster y polietileno. Es por eso que estamos trabajando tan de cerca en este desafío de los monomateriales con tres fabricantes de equipos originales (OEM) de maquinaria de envasado que nos suministran nuestro equipo de formado / llenado / sellado".

Otras dos observaciones que hace Molinar cuando se trata de equipos de envasado se refieren a la flexibilidad y la impresión digital. “Teniendo en cuenta cómo está creciendo el comercio electrónico y toda la idea del directo al consumidor, debemos ser capaces de acomodar cada vez más configuraciones de empaque diferentes”, dice Molinar. “La capacidad de cambio rápido para diversas cajas, por ejemplo, será esencial. También se está explorando una mayor flexibilidad en las líneas donde la forma de la botella cambia con frecuencia, y nuestro equipo de ingenieros está buscando formas de lograr esto a través del magnetismo en lugar de realizar un cambio mecánico como se ha hecho habitualmente en el pasado. En cuanto a la impresión digital, por supuesto, desempeñará un papel más destacado a medida que la noción de tamaño único se sustituya por la creciente demanda de envases personalizados”.

Volviendo al tema de los materiales emergentes, la cuestión del costo es, por supuesto, una consideración crucial. Cuando se le preguntó sobre la economía del nuevo monomaterial utilizado para la bolsa Hill's Pet Nutrition, Potter de PPT se muestra reacio a descartar un número porque hay muchas variables involucradas, incluido el tamaño del empaque, qué propiedades de barrera se necesitan y cuántos empaques se ordenan. Pero cuando se presionan, dice que los materiales de la línea Thrive tendrán una prima de entre el 15 y el 25% en comparación con las alternativas multicapa que están diseñadas para reemplazar. Queda por ver cuántas empresas dueñas de marca pagarán tal recargo. Pero a Potter le gustan sus oportunidades por dos razones. En primer lugar, los propietarios de marcas de todo tipo se toman más en serio que nunca el establecimiento de objetivos de empaque sustentable, y luego su cumplimiento; el uso de este material podría ser de gran ayuda para ayudarlos a lograr sus objetivos. Y en segundo lugar, las soluciones listas para reciclar para envases flexibles que se ofrecen a los propietarios de marcas en el pasado reciente han tenido un recargo de más del 35 al 50%. Eso podría hacer que la prima que pagan por los materiales Thrive parezca francamente manejable.

Otro empaque notable desarrollado por el talentoso equipo de Topeka es un SIOC corrugado diseñado para obtener bolsas de 35 libras de alimento seco para mascotas a través del canal de comercio electrónico. El director de E-Commerce Cummings describe su evolución.

“Debido a que Amazon solo almacena ciertos tamaños de cajas de cartón corrugado, durante un tiempo estuvieron colocando nuestras bolsas de 35 libras en una caja grande con un material de relleno considerable. Así que diseñamos nuestra propia caja de cartón corrugado, que era considerablemente más pequeña y tenía unos gráficos muy atractivos. Pero ahora hemos evolucionado nuevamente a una caja corrugada que cuenta con orificios para las manos. Se usa menos tinta y está ligeramente rebajada. Pero son los agujeros para las manos los que han generado una tonelada de comentarios positivos, lo que es lógico. Bajar 35 libras requiere algo de esfuerzo. ¿Era la caja bellamente decorada más estéticamente agradable? Por supuesto. Pero la caja renovada aún ofrece mucho a la marca, en confianza y, quizás lo más importante, en la entrega de valor funcional al consumidor ".

Cummings dice que Amazon quedó tan impresionado con la funcionalidad de este empaque que lo presenta como un modelo de lo que otros propietarios de marcas podrían considerar hacer. Visite pwgo.to/5807 para ver un video sobre este inteligente concepto de empaque para comercio electrónico.

Impacto de la pandemia

En cuanto al COVID-19, Corra señala que algunas de las correcciones de rumbo requeridas por la pandemia destacaron la resistencia de la cadena de suministro de envases de Colgate. "Cuando llegó el virus, comenzamos a descubrir que no podíamos obtener tantas bombas como necesitábamos, por lo que rápidamente calificamos un cierre diferente que era más un estilo de tapa abatible para mantener el jabón líquido para manos en plena producción", señala. "Y mire lo que hicimos y lo rápido que lo hicimos con la barra de jabón que donamos para el desafío #SafeHands de la Organización Mundial de la Salud".

Molinar dice que un cambio provocado por la pandemia seguirá siendo un elemento permanente en Colgate: el uso ampliado de la conectividad remota. “En el punto álgido de la pandemia, tuvimos que instalar en una instalación en Brasil una nueva etiquetadora de mangas retráctiles fabricada en los Países Bajos”, dice. “Así que confiamos mucho en las teleconferencias y las gafas de realidad virtual para realizar la prueba de aceptación de fábrica. Fue fantástica la cantidad de información que pudimos intercambiar. Todos estuvimos de acuerdo en que era una de las mejores FAT que habíamos experimentado. Nos aseguraremos de aprovechar esto en el futuro".

En el futuro de Colgate también están fijados los desafíos que enfrentará en una era en la que el comercio electrónico continuará creciendo rápidamente y los consumidores son cada vez más claros en su demanda de envases más sustentables. “Tenemos un millón de desafíos, pero creo que esos son los dos grandes”, dice Verduin.

El desafío del comercio electrónico, dice, se trata de líneas de producción y empaque que sean lo suficientemente versátiles como para fabricar un producto cuidadosamente omnicanal. “Recuerde, nuestro canal ha sido tradicional durante muchos años y nuestras líneas están optimizadas de esa manera. Ahora está claro que debemos incorporar más flexibilidad ".

¿Y envases sustentables? “La clave es conseguir el equilibrio adecuado entre ofrecer una gran experiencia al consumidor y hacer lo correcto para el planeta”, dice Verduin. “Hemos establecido algunos objetivos difíciles para el año 2025, incluido asegurarnos de que todos nuestros envases sean reciclables, reutilizables o compostables. Pero si no se establecen metas elevadas, ¿cómo se puede lograr lo que realmente se requiere?".

Más en Sustentabilidad