TriCiclos y Mercado Circular: se afianza en América Latina plataforma de reutilización y recarga de empaques

Una conversación con la CEO de TriCiclos, Verónica de la Cerda, revela el impacto que están teniendo en la región revolucionarios modelos de venta a granel y reutilización y recarga de empaques.

Verónica de la Cerda, CEO de TriCiclos
Verónica de la Cerda, CEO de TriCiclos
Foto TriCiclos

Una nueva dinámica empresarial avanza con firmeza en América Latina y está dando lugar al crecimiento de distintas plataformas de venta a granel y reutilización de empaques, y a la consolidación de modelos de venta con recarga (refill) de productos, que promuevan la reducción de los impactos que los empaques tienen sobre el medio ambiente. Precisamente, una alianza bajo este esquema fue conformada este diciembre por las empresas chilenas Mercado Circular y TriCiclos para poner en funcionamiento en este país más de sesenta Tiendas EcoCarga, que atienden con productos de aseo para el hogar a cerca de 77 mil clientes.

Estos puntos de venta que Mercado Circular aporta al modelo implementado con TriCiclos han permitido desde su puesta en funcionamiento ahorros de más de 50 toneladas de plástico, equivalentes a cerca de 312 mil envases que han regresado a la cadena de suministro y han dejado de producirse con materiales vírgenes.

Verónica de la Cerda, CEO de TriCiclos, la empresa chilena que considera la basura “como un error de diseño que necesita ser corregido” y que busca cambiar la relación que la sociedad tiene con los desperdicios, habló con Mundo PMMI sobre las perspectivas de la alianza que han establecido con Mercado Circular para aplicar en Chile y en distintos países de América Latina formatos de consumo revolucionarios y sustentables apalancados en el concepto de la reutilización.

Mundo PMMI: ¿Qué inspiró esta alianza entre Mercado Circular y TriCiclos para la expansión de los puntos de venta EcoCarga?

Verónica de la Cerda: En TriCiclos hemos venido promoviendo la economía circular desde hace más de una década, orientados a resolver los retos del reciclaje y a impulsar un consumo más consciente por parte de los usuarios, para que estos conozcan el impacto que tienen sus hábitos sobre el entorno. Fuimos creadores de los Puntos Limpios, donde los consumidores pueden llevar los materiales reciclables para que sean conducidos a su destino apropiado y no terminen en los vertederos.

El reciclaje fue la puerta de entrada, pero siempre nos hemos centrado en tratar de resolver la problemática desde el origen. Empezamos a buscar maneras para que las empresas pusieran en el mercado productos más sustentables y las acompañamos en un proceso de innovación en torno a la economía circular. De ese proceso surgen las tiendas EcoCarga y Mercado Circular, que constituyen en el fondo un espacio donde pueden caber otras marcas, para seguir en conjunto con este proceso en expansión.

Vimos en Mercado Circular una empresa con un amplísimo conocimiento sobre productos de consumo masivo, sobre cómo ponerlos en el mercado, sobre cómo hacer crecer el modelo; una empresa que conoce los distintos canales de distribución. Nosotros aportamos nuestro conocimiento en temas de sustentabilidad, además de nuestras redes y la presencia que tenemos internacionalmente, buscando con esta alianza ofrecer los mejores productos para la mayor cantidad posible de usuarios.

Mundo PMMI: ¿Cómo describe la plataforma y cómo obtiene el consumidor los envases reutilizables?

Verónica de la Cerda: Lo que el consumidor hace en términos generales es que adquiere el envase con la primera compra; después, con este mismo envase, que tiene una codificación, esa persona puede ir haciendo recargas o refills y pagando por estas a través del sistema. Tenemos diferentes formatos: como el de la recarga que se hace en el almacén más cercano, y otros con unidades móviles que recorren distintas zonas. Estamos explorando además la apertura de otro tipo de canales y de formatos; pero conceptualmente el usuario es el dueño del envase y cuenta con una especie de billetera virtual, desde la cual se van pagando las recargas que se hacen con este envase.

Mundo PMMI: ¿Qué incentivos adicionales recibe el consumidor además de los ahorros en la compra?

Verónica de la Cerda: Además del ahorro, que es un incentivo importante, el gran objetivo de Mercado Circular es abordar la sustentabilidad para llegar a un mayor número de personas, y poder llevar este modelo a los diferentes niveles socioeconómicos para que pase de ser algo de nicho y empiece a masificarse.

El ahorro es un gran motivador, pero saber que no se están generando residuos es cada vez más importante para las personas, y en lo ambiental hay dos incentivos: no generar residuos y saber que se está utilizando menos materia prima de recursos naturales no renovables para la fabricación de los envases. 

Estamos implementando además con los consumidores estrategias de fidelización y desarrollando promociones; pero diría que lo principal es el llamado que hacemos al consumidor para incorporar la sustentabilidad en sus hábitos y propiciar un consumo más ambientalmente consciente.

Mundo PMMI: Hemos visto a TriCiclos enfocarse en el diseño, en el reciclaje, con su programa de Puntos Limpios y, ahora, en la reutilización. ¿Cuál es el camino más sustentable?

Verónica de la Cerda: Depende del producto que se considere. En el mundo de los plásticos el tipo de producto y su uso definen la mejor estrategia en términos de sustentabilidad. En algunos productos es mejor utilizar un envase totalmente reciclable, bien sea porque tienen un tamaño específico, o porque resultan difíciles de manipular de otra manera, o porque la recolección y el reciclaje del material son viables económicamente, entre otros factores.  En otros productos la mejor alternativa es la recarga (refill), haciendo al usuario el dueño de un envase que se rellena permanentemente y que después de su uso extendido puede tener altas tasas de reciclaje.

Cuando se habla de envases para alimentos, con altos potenciales de presencia de aceite o de contaminación orgánica, la mejor opción podría ser un envase compostable. En el caso de detergentes o productos de aseo, por su parte, el relleno es una solución muy beneficiosa, porque además de la sustentabilidad está el ahorro que se permite con este tipo de bienes. Existen otros factores que entran en juego, relacionados con la logística, la geografía de la zona, los niveles de reciclaje, pero en nuestro caso, para este producto y este uso, el empaque reutilizable es una excelente alternativa.

Foto EcocargaCortesía EcoCargaMundo PMMI: Inicialmente la nueva plataforma incluye productos de aseo, ¿están pensando extender su cubrimiento a otros segmentos?

Verónica de la Cerda: Además de una gama variada de productos de aseo estamos incursionando también con comida para mascotas y queremos entrar en el sector de cosmética, una vez se resuelvan en este último algunas dificultades legislativas que limitan la recarga para productos de este tipo. Pero, en general, nuestra idea es ampliar el horizonte, estableciendo alianzas con otras marcas para trabajar con ellas desde el núcleo de la cadena de valor, buscando eficiencias operacionales y comerciales que se conviertan en el valor que queremos trasladar a los clientes, con un portafolio más variado de opciones y siempre desde el canal más sustentable.

Mundo PMMI: ¿Qué diferencia a esta alianza entre Mercado Circular y TriCiclos de otras plataformas de reutilización de empaques y venta a granel que han surgido en Chile?

Verónica de la Cerda: Algo muy simbólico es que la alianza nace en un área que no es metropolitana, lo que nos llevó a considerar psicología de compra y de uso de los productos ofrecidos en contextos diferentes, no sólo urbanos sino semirurales. También existe un diferencial enorme en cómo la gente ha llegado a la propuesta de valor, porque aquí se acercan desde la conveniencia, que es en nuestro caso el principal impulsor de la compra.

Algo que consideramos de la mayor importancia es llegar con un producto que no sea de nicho, ojalá lo más masivo posible, y que les convenga a las personas. Y después, a partir de esa cercanía única que generan las tiendas físicas, entender desde adentro cuál es la mejor forma de aproximarnos territorialmente para maximizar el impacto. Para que la economía circular avance no se puede confiar en una solución única, no existe la vara mágica, hay que buscar diferentes soluciones y no depender solo del precio sino buscar que las personas estén concientizadas de la importancia de cuidar el medioambiente.

Mundo PMMI: ¿Cómo interviene la tecnología digital en el funcionamiento del modelo de las Tiendas EcoCarga?

Verónica de la Cerda: Todas las tiendas de EcoCarga están georreferenciadas en el menú de la App RE, una aplicación en la que se puede encontrar todo lo referente a Puntos Limpios y el espacio para poder reciclar. La idea es ir agregándole a esta App más capas de circularidad: ya tenemos dónde se puede reciclar, también los diferentes puntos donde se puede ir a rellenar o hacer el refill, luego vendría la integración con el proceso de facturación, integrarlo a la billetera virtual. Esperamos que cuando el envase llegue a su último ciclo de uso pueda reciclarse sin problema y, según la cantidad de ciclos que tuvo, pueda mostrarse a cada uno de los consumidores los impactos que ha generado con su cambio de hábitos, y los beneficios del esfuerzo sustentable que hizo al recargar o llenar el envase varias veces. Una vez que se sigan integrando en la aplicación diferentes sistemas de pago, se tendrá un modelo de facturación en la misma aplicación, y se tendrá acceso a otros servicios relacionados con la economía circular.

Mundo PMMI: Finalmente, ¿qué proyecciones de crecimiento se tienen para el futuro próximo con esta alianza de TriCiclos y Mercado Circular y qué impactos han previsto en el mediano plazo?

Verónica de la Cerda: Queremos crecer tanto en regiones como en categorías de productos. Esta expansión se dará a través de distintas fases, que dependerán de algunos hitos. Vamos a buscar apalancarnos en capital de riesgo para empezar a innovar rápidamente, a partir de los aprendizajes que obtengamos en estos primeros doce meses.

Aún si el crecimiento fuese orgánico, esperamos que los impactos generados en el corto plazo superen significativamente los que se ha generado hasta la fecha. Hoy EcoCarga cuenta con 31 puntos de recarga y en 2021 esperamos contar con unos 75, lo que se traducirá en cerca de 300 toneladas de plástico ahorradas al año y en unos 1.800.000 envases que no sería necesario fabricar nuevamente.

Además, si sumamos lo que esperamos a nivel regional y con una diversificación en productos, los ahorros podrían llegar a 650 toneladas al año, y más de 4 millones de envases evitados.

Tenemos una estrategia de expansión regional y de diversificación, y ojalá podamos llegar a la mayor cantidad de público de todos los tipos posibles. Pero también nos anima un propósito muy importante: tenemos claro que no seremos los únicos en el mercado, queremos ser ejemplo para que otros avancen en este modelo y que caminemos todos juntos para poder ofrecer a los usuarios una oportunidad de crear hábitos más sustentables, algo que no solo es responsabilidad del consumidor sino también de los productores, de los comercializadores como facilitadores de espacios, y de la legislación. Al final, si queremos que la economía sea realmente circular, es fundamental la colaboración y alineación entre todos, aportando cada uno desde su área lo necesario para que esta sea realidad.

>>> Lea más al respecto aquí:

Mercado Circular y TriCiclos lanzan plataforma sustentable de reutilización de envases 

Más en Sustentabilidad