¬°Hub de contenido!
Acceso a contenido educativo gratis.
Comience a aprender

Acuerdo nacional en México para una nueva economía del plástico

La industria mexicana del plástico se compromete, junto con el gobierno, el senado y la sociedad a emprender una decidida reducción en la producción de los materiales de plástico de un solo uso.

Acuerdo nacional en México para una nueva economía del plástico

En una decisi√≥n que presagia un positivo impacto sobre el medio ambiente, varias de las principales empresas productoras y usuarias de pl√°sticos, el gobierno, el Senado y entidades y grupos de la sociedad civil firmaron ayer 5 de diciembre en Ciudad de M√©xico el primer Acuerdo Nacional para una Nueva Econom√≠a del Pl√°stico, que establece como uno de sus puntos fundamentales lograr que para el a√Īo 2030 la totalidad de los envases pl√°sticos sean reciclables, reutilizables y compostables. En el transcurso de este plazo, se reducir√° el empleo de materiales de un solo uso y se impulsar√°n decididamente compa√Īas de recuperaci√≥n y reciclaje.

La medida responde a un desolador panorama ambiental, del que se mostraron cifras alarmantes en la sesi√≥n de firma del acuerdo: en 2018 M√©xico fue el primer generador de basuras en Am√©rica Latina, con un promedio de 1,16 kilogramos al d√≠a por habitante, lo que equivale a 117.000 toneladas diarias. ‚ÄúDe esta cantidad, un 70% se queda en r√≠os, mares, selvas y bosques, destruyendo el ecosistema‚ÄĚ, declar√≥ el senador Ricardo Monreal √Āvila, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, ‚ÄúEstamos viviendo por encima de los l√≠mites del plantea‚ÄĚ, inform√≥ en su exposici√≥n.

Lo qué es y no es

Durante la sesi√≥n de la firma, el senador Jorge Carlos Ram√≠rez Mar√≠n, coordinador del grupo parlamentario del partido PRI, destac√≥ los alcances de esta importante iniciativa. ‚ÄúLo primero que hay que decir es que el acuerdo no es el final del camino legislativo sobre el pl√°stico, todav√≠a tendremos que trabajar mucha cosas m√°s, inherentes a detalles tan importantes como la coordinaci√≥n interinstitucional y la responsabilidad‚ÄĚ, afirm√≥ en su intervenci√≥n. ‚ÄúLo que estamos haciendo no es el l√≠mite, es el material de base, a partir del cual podremos evitar juntos la contaminaci√≥n de nuestros mares, r√≠os, lagos y carreteras. No es una soluci√≥n √ļnica, pero s√≠ esperamos que sea una de las mejores que se hayan implementado a este respecto‚ÄĚ, se√Īal√≥.

Lo que s√≠ es, explic√≥ el parlamentario, es una expresi√≥n de voluntades que por primera vez vas m√°s all√° de los discursos para establecer metas y fechas. El compromiso acordado, impulsado por organizaciones como la Fundaci√≥n Ellen McArthur y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), exige en efecto la presentaci√≥n p√ļbica de informes de avance, que contar√°n con verificaciones de entidades especializadas.

Un acuerdo amplio e incluyente

Durante el acto de firma se destac√≥ el alto impacto que tendr√°n las medidas establecidas en el acuerdo, debido a la participaci√≥n de empresas l√≠deres, con altos vol√ļmenes de ventas y presencia en todo el territorio nacional, al igual que de productores de materias primas y pl√°sticos, asociaciones empresariales, entre un amplio n√ļmero de empresas que han definido su compromiso con el cumplimiento de las metas establecidas. Pueden destacarse entre los participantes empresas de presencia global como Nestl√©, Coca-Cola, Femsa, Pepsico, Unilever, y empresas mexicanas l√≠deres en sus respectivos mercados como Bonafont, Jugos del Valle, Grupo Bimbo, Grupo Herdez, vendedores minoristas como Oxxo, fabricantes de empaques, productores y comercializadores de pl√°sticos; empresas de reciclaje, y asociaciones nacionales tan influyentes como las de las Industrias del Pl√°stico; Refrescos y Aguas Carbonatadas, Industrias Qu√≠micas, Tiendas de Autoservicio, la Confederaci√≥n de C√°maras Industriales, la C√°mara Nacional de la Industria de Productos Cosm√©ticos, y el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo, entre otros actores que se nombraron durante el evento.

Hacia una economía circular

La ley firmada en el Senado mexicano representa un importante avance hacia el modelo de econom√≠a circular y estuvo respaldado por distintos grupos de parlamentarios que trabajaron para su definici√≥n y aprobaci√≥n. ‚ÄúEspero que este proyecto pueda ser acompa√Īado y enriquecido por todas las fuerzas pol√≠ticas y sociales. As√≠ como ustedes, los empresarios, que son un sector importante de la econom√≠a del pa√≠s, todos tenemos un objetivo com√ļn: frenar la destrucci√≥n de ecosistemas, mitigar el impacto ambiental y alcanzar las metas adoptadas internacionalmente. Ante esto todos somos corresponsables, para eso estamos hoy aqu√≠, para escuchar todas las voces, construir juntos esta visi√≥n de un M√©xico sustentable y responsable en materia ambiental‚ÄĚ, dijo el senador Ricardo Monreal √Āvila, en su intervenci√≥n.

El prop√≥sito buscado con un modelo de econom√≠a circular se orienta a cambiar la manera de producir, consumir y disponer y prolongar la presencia de los recursos en el ciclo de producci√≥n, lo que genera un impacto positivo y sustentable sobre el medio ambiente y las fuentes de los recursos. ‚ÄúEste esfuerzo de un Acuerdo Nacional para una Nueva Econom√≠a del Pl√°stico se ver√° enriquecido en adelante; es el inicio, de aqu√≠ surgir√°n las iniciativas de ley que se aplicar√°n. Por eso hay que reconocer a las empresas, porque en lugar de negarse ahora est√°n dispuestas a buscar soluciones para cuidar el medio ambiente. Es mejor trabajar conjuntamente, sin confrontaciones, aprender, consensar, buscar alternativas de soluci√≥n‚ÄĚ, se√Īal√≥ el senador Monreal √Āvila. M√°s contundente fue el senador Ram√≠rez del partido Morena, que concluy√≥ su presentaci√≥n afirmando que ‚Äúlo que hay que  hacer es una cosa: dejar de dar discursos y hacer lo que hicimos hoy: poner las cartas sobre la mesa y tomar acciones directas, si es que se queremos un mejor futuro para la naci√≥n‚ÄĚ.