Coca-Cola, al rescate de las botellas vacías y olvidadas

Una intensa campaña de Coca-Cola busca conseguir en México un entorno sin residuos plásticos.

Con el sugestivo lema de “Hagamos esto juntos”, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) está invitando a todas las personas a sumarse a su nueva campaña para lograr hasta el año 2030 la recuperación y el reciclaje de la totalidad de sus envases.
Con el sugestivo lema de “Hagamos esto juntos”, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) está invitando a todas las personas a sumarse a su nueva campaña para lograr hasta el año 2030 la recuperación y el reciclaje de la totalidad de sus envases.
Coca-Cola

Con el sugestivo lema de “Hagamos esto juntos”, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) está invitando a todas las personas a sumarse a su nueva campaña para lograr hasta el año 2030 la recuperación  y el reciclaje de la totalidad de sus envases. La presencia de la marca en México desde hace más de 90 años le da a la iniciativa un amplio alcance por el tamaño del mercado y el numeroso grupo de consumidores que ha creado a lo largo de su historia en el país.

El programa busca además que para el año fijado como meta se incluya en la fabricación de los envases de las bebidas de la marca al menos un 50 por ciento de materiales reciclados y que el 50 por ciento del portafolio se venda en botellas retornables. Para respaldar la consecución de estas ambiciosas metas, IMCC ha creado la plataforma unmundosinresiduos.com en la que los ciudadanos mexicanos pueden conocer las estrategias y compartir las opiniones orientadas a lograr un mundo sin residuos.

Una idea fundamenta el concepto de la campaña de Coca-Cola en México: que las botellas que más importan son las vacías, las olvidadas, las que deben recolectarse y recuperarse para prolongar su presencia en la cadena de producción y disminuir el impacto de los plásticos sobre el medio ambiente. La campaña se suma a otras iniciativas sustentables que IMCC ha emprendido para fomentar la cultura del reciclaje en México, en asocio con organizaciones de la sociedad, el gobierno y otras empresas.

La compañía se ha convertido en el principal reciclador de PET de grado alimenticio en México, respaldando el trabajo en este campo con la construcción de infraestructura, la innovación en los envases, la implementación del ecodiseño y la prevención de la generación de residuos. IMCC cuenta con PetStar la planta de reciclaje más grande del mundo, que en conjunto con IMER, la primera planta de reciclaje construida en América Latina, pueden procesar más de 85 mil toneladas de PET al año, “el equivalente a llenar tres veces el Estadio Azteca”, señaló la empresa en el comunicado de prensa que anuncia hoy el lanzamiento de la campaña.

Recientemente, la compañía convocó a más de 3.000 jóvenes a una jornada de recolección denominada Verano Sprite, en la que se recuperaron 24 toneladas de residuos en diez cuerpos de agua y áreas urbanas de México.        

Más en Sustentabilidad