Cinco factores cruciales en el diseño de equipos higiénicos

La reputación de una marca puede verse arruinada por la contaminación, lo que hace que el diseño de equipos higiénicos sea crucial, tanto si la maquinaria entra en contacto directo con los alimentos como si no.

El diseño higiénico de los equipos en las plantas de procesamiento es crucial.
El diseño higiénico de los equipos en las plantas de procesamiento es crucial.

El diseño higiénico de los equipos para procesamiento de alimentos y bebidas es crucial. Ayuda a proteger la calidad de los productos fabricados.

Los fabricantes de alimentos deben tomar precauciones adicionales cuando se trata de equipos de procesamiento, bien sean sistemas de transporte en contacto directo con el producto, o sistemas de pesaje donde el producto no toca directamente la superficie, según Kevin Hill, gerente de mercadeo digital de Quality Scales Unlimited.

Hill dice que cinco factores clave deben tenerse en cuenta al construir y mantener equipos de procesamiento de alimentos:

1. Tipo de materiales

Los materiales utilizados en la construcción de equipos para procesamiento de alimentos deben cumplir con normas estrictas. Las partes del equipo que entran en contacto directo con el producto deben ser neutras en todas las condiciones de funcionamiento, lo mismo que con los productos de limpieza utilizados en estas zonas. Otros requisitos consisten en que los materiales anticorrosivos, la estabilidad mecánica y las superficies originales deben permanecer inalterados bajo todas las condiciones de uso y limpieza. Las partes que no entren en contacto directo con el producto deben ser fáciles de limpiar, resistentes a la corrosión, tener una funcionalidad estable y contar con superficies lisas y uniformes.

2. Propiedades de la superficie

En general, existen normas establecidas para la rugosidad máxima permitida para las superficies que entran en contacto directo con el producto. Mientras más áspera sea la superficie, más difícil será su limpieza. Esto aumenta eventualmente las posibilidades de infección microbiana en los productos. Tampoco las superficies porosas suelen ser aceptadas en los equipos de procesamiento de alimentos.

Además del factor de rugosidad, las superficies deben estar libres de grietas, esquinas afiladas, de protuberancias y de zonas de sombra. Estas cualidades deben prolongarse durante toda la vida útil del equipo.

3. Limpieza eficaz

La limpieza de los equipos de procesamiento es complicada. Se debe prestar especial atención a las partes complejas del equipo, ya que incluso un descuido menor puede conducir a la contaminación. Por ejemplo, hay zonas muertas en el equipo donde pueden quedar atrapados alimentos, productos de limpieza, etc. Estos lugares son difíciles de limpiar completamente y representan un caldo de cultivo para las bacterias. Lo más importante es identificar las zonas muertas tanto en las áreas donde los alimentos entran y no entran en contacto con la superficie del equipo.

La limpieza manual es apropiada para áreas de fácil acceso. Cuando la limpieza manual no es posible, los procesadores deben seguir las instrucciones específicas de limpieza en el lugar (CIP en inglés) del fabricante del equipo original. Estas incluyen la frecuencia, los agentes limpiadores y los procedimientos de aplicación de la limpieza. Además, una combinación de dos métodos de limpieza como la eliminación manual de bacterias y la desinfección brindará resultados más efectivos.

4. Métodos apropiados de drenaje

Los equipos autodrenantes facilitan la eliminación de productos químicos de los equipos de procesamiento. La superficie de los equipos y las tuberías están diseñadas para inclinarse hacia los puntos de drenaje, y deberán estar libres de crestas u obstrucciones que impidan el flujo de los residuos. Si no se dispone de dicho equipo, deberán existir sistemas adecuados para el drenaje adecuado de los productos de limpieza. Incluso si se utiliza solo agua, se debe tener cuidado de drenarla completamente, ya que el agua estancada o residual genera microorganismos nocivos que pueden multiplicarse rápidamente.

5. Saber cuándo reemplazar el equipo

Tenga presente la duración de la vida útil de su equipo. Aunque generalmente es larga, la vida útil también depende del uso y del mantenimiento. Las reparaciones o el uso intensivo a lo largo de los años reducen la vida útil de los equipos. Por lo tanto, el equipo debe ser examinado regularmente. Esto le ayuda a decidir si desea realizar un mantenimiento o sustituir la maquinaria.