Bebidas carbonatadas en México, ¿tradicionales o alternativas?

México muestra un crecimiento moderado en el volumen de ventas de bebidas carbonatadas y deja ver una tendencia de los consumidores mexicanos hacia otros tipos de bebidas.

La creciente preocupación de los consumidores de bebidas carbonatadas por su alto contenido de azúcar y la entrada de nuevas categorías en el segmento de bebidas, han afectado el desempeño de las compañías productoras en México que para 2018 registraron un crecimiento en valor de 11% y del 1% en volumen. de Ja San Miguel on Unsplash
La creciente preocupación de los consumidores de bebidas carbonatadas por su alto contenido de azúcar y la entrada de nuevas categorías en el segmento de bebidas, han afectado el desempeño de las compañías productoras en México que para 2018 registraron un crecimiento en valor de 11% y del 1% en volumen. de Ja San Miguel on Unsplash

Muchos fabricantes en México han comenzado a lanzar bebidas con menos contenidos calóricos.

La creciente preocupación de los consumidores de bebidas carbonatadas por su alto contenido de azúcar y la entrada de nuevas categorías en el segmento de bebidas, han afectado el desempeño de las compañías productoras en México que para 2018 registraron un crecimiento en valor de 11% y del 1% en volumen, según el estudio reciente de Euromonitor International Carbonates in Mexico ("Carbonatadas en México"). El uso de estrategias como promociones, especialmente en las presentaciones de gran tamaño (de un litro en adelante), fueron claves para mantener en términos positivos el indicador de crecimiento en volumen.

En cuanto al valor, en 2018 el país registró un crecimiento mayor debido al aumento en los precios de muchas marcas por encima de la tasa de inflación, del que da razón una combinación de factores, entre ellos un alza del 17% en el impuesto especial a las bebidas azucaradas, la subida de los precios del azúcar y el combustible, y la depreciación del peso mexicano frente al dólar.

Los consumidores locales prefieren las bebidas tradicionales

Aunque durante el periodo de análisis del estudio de Euromonitor algunos consumidores se movieron hacia otros tipos de bebidas, como aguas saborizadas, aguas purificadas, bebidas con té y jugos, las tendencias en ventas indican que los mexicanos aun prefieren consumir las tradicionales bebidas carbonatadas, y muchos de aquellos que las abandonaron temporalmente, han retornado a sus patrones de consumo habituales.

Las proyecciones indican por otra parte que las bebidas carbonatadas presentarán un ligero crecimiento en volumen y un aumento anual en valor del 5% hasta el año 2023, impulsado por diferentes estrategias de mercadeo. Las opciones bajas en calorías serán un factor que estimule el crecimiento, aunque en menor medida, ya que este tipo de bebidas sigue siendo una categoría de nicho favorecida apenas por un pequeño segmento de consumidores.

Los fabricantes de bebidas carbonatas han desarrollado nuevas presentaciones con menores contenidos calóricos, con el objetivo de mantener su base de clientes en esta categoría. Sin embargo la mayoría de los consumidores tienen sus razones para no acogerlas, ya sea porque no les agrada su sabor, o porque consideran que los endulzantes artificiales no son saludables. Las marcas enfrentan en consecuencia un reto adicional: desarrollar nuevas opciones en otras categorías para atraer a los consumidores que han migrado de las bebidas carbonatadas.

Bebidas de cola, las favoritas de los mexicanos

En México, las bebidas carbonatadas favoritas son las de sabor a cola, un mercado que lideran Coca-Cola y Pepsi, seguidos por algunas más pequeñas como el Consorcio Aga, un competidor local que ofrece alternativas atractivas a los consumidores y se ha ganado un lugar en esta categoría con el producto Red Cola, con una importante expansión en sus ventas y en su presencia nacional durante la última década.

En otras categorías, la compañía Peñafel, de propiedad de Keurig Dr. Pepper, se ha ganado un espacio en el mercado incursionando con bebidas de diferentes sabores que contienen agua carbonatada y endulzantes bajos en calorías. De igual forma, en 2017 estuvo activa en la categoría localmente denominada “Nadas” que incluyen bebidas como naranjada, limonada, y toronjada.

Las marcas artesanales tienen una pequeña participación en el mercado, aunque se han visto algunos desarrollos notables de nuevos productos, tal es el caso de Búho Soda, una marca de carbonatadas naturales, que ofrece sabores inusuales como tamarindo, chile y maracuyá, entre otros.

Los consumidores mexicanos cuentan ahora con un gran número de opciones en cuanto a bebidas en diferentes categorías, y aunque son fieles a las bebidas carbonatadas tradicionales, es innegable su interés por alternativas más saludables e innovadoras que ya tienen a su alcance en el mercado local.

Para conocer mejor las tendencias de consumo y tecnológicas en envasado de bebidas carbonatadas asista a EXPO PACK Guadalajara 2019, del 11 al 13 de junio próximos en la capital de Jalisco. La fecha está muy cerca, no espere para hacer su inscripción.

La firma de inteligencia de mercados Euromonitor International proporciona información y análisis de mercado proveniente de 1 700 equipos de investigación en 81 países. 

Fuente: Euromonitor International 2019Fuente: Euromonitor International 2019

Más en Inteligencia de Negocios