Unilever y empresa de biotecnología holandesa se unen para uso de microalgas en productos alimenticios

La alianza con Algenuity buscará la creación de productos innovadores para el portafolio de alimentos de base vegetal de Unilever.

“Las microalgas ofrecen un inmenso potencial como una alternativa proteínica viable y amigable ambientalmente”, afirma Alejandro Amézquita, director de I+D para Futuros Ingredientes de Base Biológica de Unilever.
“Las microalgas ofrecen un inmenso potencial como una alternativa proteínica viable y amigable ambientalmente”, afirma Alejandro Amézquita, director de I+D para Futuros Ingredientes de Base Biológica de Unilever.
Foto cortesía de Algenuity

El desarrollo de fuentes alternativas de proteínas es un empeño en el que muchas empresas se encuentran actualmente trabajando, como una manera de contribuir al cambio hacia un sistema de alimentos equitativo y flexible. Se estima que para el año 2050 será necesario que se produzca en el mundo un 70 por ciento más de los alimentos de los que se dispone hoy, para poder alimentar a una población que ascenderá para entonces a 10.000 millones de personas.

 “Estos alimentos necesitarán cumplir con un alto estándar nutricional y reducir a la vez su impacto sobre el medio ambiente”, se lee en el comunicado con el que Unilever informa sobre su alianza reciente con Algenuity, una empresa emergente holandesa especializada en el desarrollo de microalgas para su uso en productos de consumo.

Las dos empresas reconocen la importancia de contar con proteínas diversas y basadas en plantas para avanzar en la transición hacia un nuevo sistema de alimentos. De allí que estén programando el uso de microalgas, como la Chlorella vulgaris, para aprovechar una rica fuente de nutrientes, proteínas y fibra. El alga “Chlorella, que se produce con una baja huella ambiental, posee un amplio número de benéficos nutrientes como antioxidantes, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales”, afirman las compañías, y añade que su consumo se ha extendido por todo el mundo durante muchos años, aunque por su alto contenido de clorofila y un ligero sabor amargo ha estado alejado de las dietas más comunes.

Algenuity ha desarrollado no obstante una tecnología denominada Chlorella Colours®, que permite superar estas limitaciones y abrir el camino para su adopción más generalizada. Con la aplicación de esta solución se reduce de manera sustancial el contenido de clorofila del alga, sin desmedro de sus nutrientes naturales, lo cual crea un extenso campo de aplicaciones en los sectores de alimentos y bebidas.

“Las microalgas ofrecen un inmenso potencial como una alternativa proteínica viable y amigable ambientalmente”, afirma Alejandro Amézquita, director de I+D para Futuros Ingredientes de Base Biológica de Unilever. Amézquita resalta el importante papel que tendrán las microalgas en la transformación del sistema de alimentos y la decidida intención de Unilever y Algenuity de hacer de los alimentos que las contengan una parte esencial de la dieta de los hogares de todo el mundo.

El director general y fundador de Algenuity, Andrew Spicer, expresó su satisfacción por la alianza con Unilever y destacó la capacidad que brinda la plataforma Chlorella Colours® de proporcionar ingredientes de base vegetal sostenibles, naturales, ricos en proteína, con sabores neutros y sin modificaciones genéticas. Estos ingredientes son también compatibles con las dietas veganas, “lo que los hace extremadamente importantes para el creciente apetito de los consumidores por alimentos de base vegetal con beneficios funcionales agregados”, señaló.

Durante el anuncio de la iniciativa se resaltó la importancia de esta alianza, que servirá como una manera de contribuir a la creación de un sistema alimentario sostenible, considerado como “uno de los más grandes desafíos que tiene el mundo, y que no tendrá lugar si no se establecen alianzas y colaboraciones”, expresó Manfred Aben, vicepresidente de Ciencia y Tecnología y líder de Hive, el Centro de Innovación Global de Alimentos de Unilever, con sede en Wageningen, en Holanda.

Más en Procesamiento