¬°Hub de contenido!
Acceso a contenido educativo gratis.

Nuevo sistema inteligente de control para moldeado por estirado-soplado

El desarrollo de solución de control de procesos Contiloop AI de Krones brinda a productores de envases de PET un sistema para atender tendencias de alta productividad, calidad y sustentabilidad.

Contiloop AI detecta incluso las más mínimas variaciones en la distribución del material en la producción de envases de PET y ajusta automáticamente los parámetros clave de moldeado por estiramiento-soplado en tiempo real.
Contiloop AI detecta incluso las más mínimas variaciones en la distribución del material en la producción de envases de PET y ajusta automáticamente los parámetros clave de moldeado por estiramiento-soplado en tiempo real.
Krones

La producción de envases de PET se realiza hoy en un ambiente marcado por la necesidad de controlar numerosas variables y responder a demandantes exigencias del mercado. Para conseguir resultados de alta calidad se requiere el monitoreo preciso de las funciones de las máquinas y de las propiedades de los materiales, responder a la creciente velocidad de producción y atender la preferencia cada vez mayor de los consumidores por soluciones sustentables y acordes con modos de vida más saludables.

Para dar respuesta a estos y otros desafíos presentes, Krones desarrolló y está lanzando al mercado Contiloop AI, un sistema que se integra a las estiradoras-sopladoras y que cumple funciones como la medición de la pared de cada envase en hasta 32 puntos. Durante el proceso de producción la solución de Krones, basada en tecnologías de inteligencia artificial (IA), controla las más mínimas variaciones en la distribución del material y ajusta automáticamente el proceso de moldeo por estirado-soplado en tiempo real. También tiene en cuenta parámetros adicionales como la temperatura y la humedad ambiental, así como las condiciones de alimentación y descarga de la preforma. Los ajustes realizados se muestran en la interfaz HMI para que el operario tenga una visión clara de los controles del proceso.

En entornos de producci√≥n de alta velocidad, en los que actualmente pueden alcanzarse vol√ļmenes de hasta 100.000 envases por hora en una m√°quina, el control de los procesos es cr√≠tico y cualquier desviaci√≥n frente a las condiciones deseadas puede repercutir negativamente en los resultados generales. As√≠ mismo, las tecnolog√≠as m√°s avanzadas y la creciente automatizaci√≥n en todas las √°reas de llenado hacen que se necesiten menos personas para hacer funcionar las m√°quinas y garantizar el √©xito de la producci√≥n y que un solo operario pueda manejar distintas unidades y sistemas. Esta operaci√≥n m√ļltiple hace que los operarios cuenten con menos tiempo para realizar comprobaciones visuales de calidad y controlar manualmente los procesos en las m√°quinas de moldeo por estirado y soplado.

Con el sistema Contiloop AI se realizan en una prueba automatizada varios ajustes iniciales del proceso para el sistema y las mediciones resultantes se transmiten a la plataforma IIoT (Industrial Internet of Things) de Krones. Allí, los datos fluyen hacia la línea de IA de Krones y se utilizan para entrenar el algoritmo de reglas, el "agente inteligente". Una vez finalizado el entrenamiento, dicho agente se carga en el Contiloop AI de la máquina y queda disponible para su uso durante la producción.

En las operaciones en que se utiliza PET reciclado, el margen de proceso disponible suele ser muy estrecho y a veces puede ser más variable que cuando se trabaja con material de PET virgen. En la producción con altas velocidades y pesos bajos de los envases, este margen debe respetarse con mucha precisión, algo que Contiloop AI garantiza, ofreciendo un nivel de calidad muy alto en los envases acabados y una tasa de rechazo muy baja.

Las ventajas del Contiloop AI no se limitan a los aspectos relacionados con el material y el proceso, precisa el fabricante: ‚ÄúEsta ingeniosa tecnolog√≠a tambi√©n facilita considerablemente el trabajo del personal de operaci√≥n. Los controles automatizados implican muchas menos intervenciones manuales en la m√°quina, y el control de calidad fuera de l√≠nea puede reducirse al m√≠nimo‚ÄĚ, concluye Krones.