HolyGrail 2.0 alcanza validación semi-industrial de unidad de clasificación y detección

El reconocido proyecto internacional HolyGrail 2.0 alcanzó un hito con la validación semi-industrial de unidad de detección y clasificación de prototipos para las marcas de agua impresas en los empaques.

HolyGrail 2.0 es un muy importante proyecto internacional para la clasificación inteligente de residuos de empaques a escala mediante tecnología de marcas de agua, que permitan una detección precisa luego de ser desechados, para lograr una clasificación y reciclaje mucho más fluidos y efectivos.

La iniciativa es impulsada por la European Brands Association (AIM) y por la alianza para acabar con los residuos de plástico Alliance to End Plastic Waste, entidades que acabaron de anunciar este marzo 2022 el logro de un importante hito para su implementación a gran escala.

Luego de pruebas semi-industriales en las que se simularon condiciones de vida reales, se validó la operatividad de una unidad de detección de las marcas, que permite alcanzar una clasificación más precisa de los residuos de empaque a escala, con mejoramientos como el desarrollo de flujos separados para empaques de alimentos, y para otros materiales para los que no existían hasta ahora, como los de detergentes o cosméticos.

Con el avance anunciado se abren nuevos flujos de reciclaje y se superan las limitaciones que existían con las tecnologías actuales de clasificación con infrarrojo cercano. El anuncio señala un hito para el tránsito hacia una economía circular, en especial cuando se considera la consistencia de los resultados obtenidos en las pruebas de plásticos: una detección del 99%, 95% de expulsión, y 95% de pureza.

HolyGrail 2.0 es un muy importante proyecto internacional para la clasificación inteligente de residuos de empaques a escala mediante tecnología de marcas de agua, que permitan una detección precisa luego de ser desechados, para lograr una clasificación y reciclaje mucho más fluidos y efectivos.HolyGrail 2.0 es un muy importante proyecto internacional para la clasificación inteligente de residuos de empaques a escala mediante tecnología de marcas de agua, que permitan una detección precisa luego de ser desechados, para lograr una clasificación y reciclaje mucho más fluidos y efectivos.Foto cortesía HolyGrail 2.0

Los resultados se alcanzaron con la unidad de detección fabricada por Pellenc ST y del proveedor de tecnologías de detección Digimarc, que se encuentran ahora en la fase de aplicación en planes piloto y comenzarán este año.

Las pruebas semi-industriales del prototipo Pellenc ST/Digimarc comenzaron en octubre de 2021 en el Centro de Recursos Amager de Copenhague, Dinamarca, donde se llevaron a cabo con éxito series completas de pruebas con aproximadamente 125.000 empaques de 260 unidades de mantenimiento de existencias (SKU) a una velocidad de banda de 3 m/s, con un ensuciamiento/trituración y un rendimiento que representaban operaciones industriales rutinarias. También se realizaron pruebas adicionales a una velocidad de cinta transportadora mayor, de 4,5 m/s, con suciedad y aplastamiento severos, sin pérdida de rendimiento.

 Las pruebas de validación comenzaron en enero de 2022 como evaluaciones finales de las amplias pruebas semi-industriales, centrándose en la preparación del prototipo Pellenc ST/Digimarc para su despliegue en pilotos a gran escala en instalaciones comerciales de clasificación y reciclaje. 

Las pruebas finales de validación se completaron en marzo de este año en la sede de Pellenc ST, donde se evaluaron la eficacia de la detección/expulsión y la pureza para la clasificación de películas rígidas y flexibles de PET, PP y PE. Cada categoría se clasificó a 3 m/s, con un rendimiento y una ocupación tan cercanos a los nominales como fue posible para la configuración del sistema prototipo. Los parámetros para la combinación de la detección de marcas de agua digitales y la detección NIR, así como para la expulsión, se ajustaron adecuadamente para cada categoría.


   Lea más sobre el Proyecto HolyGrail 2.0 para clasificación inteligente de desechos de empaque aquí.


Refiriéndose al anuncio del éxito de la unidad de validación, la directora general de AIM, Michelle Gibbons, señaló que "hemos logrado nuestro objetivo de demostrar que las marcas de agua digitales pueden aumentar la clasificación inteligente de los residuos de envases a escala, lo que permitiría nuevos flujos de reciclaje que actualmente no existen”, y resaltó la extensión que podrá tener la aplicación en Europa. "La innovación y la tecnología digital son los principales motores de la Transición Verde y esto se ha materializado en HolyGrail 2.0. El compromiso de toda la cadena de valor por parte de expertos y equipos dedicados para llegar a este punto ha sido notable; ahora, los participantes del mercado pueden decidir formar parte de los pilotos a escala industrial, para probar esto a una escala aún mayor".

F519fd 1ec5259641f4439aa74e940adbd6f74f Mv2

Jacob Duer, presidente y director general de la Alianza End Plastic Waste, destacó por su parte la importancia del éxito de las pruebas de validación, y afirmó que “estamos un paso más cerca de hacer realidad la clasificación inteligente de residuos a través de marcas de agua digitales. El proyecto HolyGrail es un excelente ejemplo de cómo la unión de empresas comprometidas en torno a un objetivo muy claro puede acelerar el desarrollo de nuevas soluciones. A medida que pasamos a la siguiente fase de demostraciones en el mercado, animamos encarecidamente a más empresas y socios a unirse a nosotros para ampliar las pruebas y la adopción".

Más en Sustentabilidad