Líder de sustentabilidad de GSK habla de reducción de 20% en plástico, en envases de Advil

El nuevo material reducirá cantidad de plástico en el medio ambiente en casi 500 mil libras. Sarah McDonald dice fueron cerca de 7 años de trabajo tras bambalinas junto con sus socios, en los frentes de materiales y fabricación de moldes.

Líder de sustentabilidad de GSK habla de reducción de 20% en plástico, en envases de Advil
Un cambio de material permite una reducción del 20% en el uso de material para las botellas de HDPE de Advil, mientras se mantienen todas las características críticas de rendimiento de la botella.

No es ningún secreto que los consumidores exigen productos y envases respetuosos con el medio ambiente, y esto incluye los medicamentos de venta libre (OTC). En abril, GSK Consumer Healthcare anunció su compromiso de reducir el plástico en más de 80 millones de los envases de Advil en un 20% (volumen anual), lo que, según la compañía, dará como resultado una reducción de casi 500.000 libras de plástico al año.

Los envases renovados ya han comenzado a llegar a los estantes minoristas en Estados Unidos. El portafolio de Advil habrá realizado la transición para el año 2022 en línea, y en los estantes minoristas en todo el país, con la excepción de las botellas Advil de "apertura fácil". "El primer enfoque ha sido lograr esto en Estados Unidos, porque es donde tenemos nuestro mayor negocio de Advil y donde podemos crear el mayor impacto en términos de ahorro de plástico", dice Sarah McDonald, vicepresidenta de sostenibilidad de GSK Consumer Healthcare. "Así que ese ha sido el primer enfoque, y luego avanzaremos desde allí a otras geografías".

Healthcare Packaging habló con McDonald para discutir el proyecto, los objetivos y más.

Tecnología de la resina

GSK afirma que la iniciativa es la primera tecnología plástica sostenible de su tipo para medicamentos de venta libre. Esta nueva tecnología de resina de barrera reduce la cantidad de material necesario para moldear y fabricar las botellas de polietileno de alta densidad (HDPE), al tiempo que mantiene las mismas propiedades de protección de barrera. El HDPE es reciclable en el flujo # 2 en Estados Unidos.

Esto se logra mediante un agente nucleante agregado a la propia resina: GSK trabajó con Dow y Milliken en el frente de los materiales, y Alltrista Plastics en frente de la fabricación de componentes. “Tenemos una resina de HDPE bimodal y al agregar este agente, nos permite reducir la cantidad de plástico que usamos para fabricar las botellas manteniendo las mismas cualidades de barrera de protección”, explica McDonald. "Esto significa que no necesitamos una capa de barrera discreta para que no afecte la reciclabilidad".

Este cambio de material permite una reducción del 20% en el uso de material para botellas de HDPE mientras mantiene todas las características críticas de rendimiento de la botella. Alltrista moldea envases mediante formado/soplado por compresión (CBF); GSK no tuvo que comprar maquinaria nueva. (CBF extruye plástico continuamente, lo corta en "grumos" y transfiere los grumos a cavidades de compresión donde se prensan en preformas y se estiran para formar envases terminados).

“El éxito de nuestra reducción es una combinación de materiales y un moldeo más preciso utilizando CBF, que permite una distribución uniforme de la resina restante”, explica Edward Candelaria, líder técnico del proyecto y director de tecnología de envasado CH Americas en GSK. Sin relación con el cambio de resina y CBF, GSK también implementó una reducción del 11% en el peso de las tapas (el proceso y los materiales se mantuvieron iguales).

McDonald dice: “Se requirieron pruebas considerables para lograr la confianza de que estábamos alcanzando la reducción que queríamos y también el nivel de protección que necesitábamos. También fue necesario realizar muchas pruebas para asegurarnos de que estábamos seguros de aprobar los requisitos reglamentarios. Fueron unos siete años de trabajo tras bastidores junto con nuestros socios en el frente de los materiales y en el de los moldes de fabricación".

“Estamos muy contentos de tener este desarrollo en el mercado y también orgullosos del trabajo de nuestros socios. No podríamos haber logrado esto sin nuestros socios, Dow, Milliken y Alltrista. Fue un esfuerzo de equipo, y estamos muy emocionados de ver que esto llega a los estantes porque los consumidores cada vez más quieren productos que usen menos plástico; son muy conscientes de su huella y quieren plásticos que sean reciclables. Hay mucho más por venir, pero estamos entusiasmados de que esté llegando a los estantes ahora en Estados Unidos. En el mercado más grande de Advil ", señala.

Hablando de los consumidores, comunicar las mejoras de sustentabilidad es clave. “Inicialmente, debido a que tomará un tiempo para que el cambio fluya hasta el estante, la comunicación que está sucediendo ahora y alrededor del Día de la Tierra es digital”, dice. “Por lo tanto, hay anuncios publicitarios en los sitios de nuestros socios minoristas y comunicación en advil.com. Luego, a medida que fluyan más botellas de plástico reducido a los estantes, nos comunicaremos en la tienda para resaltar el cambio. Obviamente, queremos hacer eso cuando haya una masa crítica de envases actualizados en los estantes de la tienda ".

Otros objetivos futuros

El nuevo objetivo de sustentabilidad establecido por Advil es parte de la ambición más amplia de GSK de reducir nuestra huella de plástico en 8.000 toneladas anuales y que el 100% de los envases sean reciclables o reutilizables donde la calidad y la seguridad lo permitan.

El enfoque del plástico y el empaque se basa en los requisitos establecidos por la Fundación Ellen Macarthur: GSK se unió a la Red Ellen MacArthur en 2020. “Con la nueva tecnología disponible para nosotros, vimos esto como una oportunidad para invertir en el futuro de nuestras marcas y sostenibilidad, metas. El cambio de Advil a los nuevos envases de plástico con un 20% menos de plástico utiliza una tecnología de plástico sustentable, la primera en su tipo, para medicamentos de venta libre (OTC), y da inicio a una serie de iniciativas de reducción de plástico en todo el portafolio de productos de GSK”, dice McDonald.

Además de la reducción de 8.000 toneladas, actualmente están estudiando cómo pueden utilizar esta tecnología de resina en otros lugares. “Se ha desarrollado mucho y es una tecnología realmente excelente dados los beneficios de tres vías: menos plástico, las mismas propiedades de barrera y ningún impacto en la reciclabilidad”, dice. "Así que estamos buscando dónde podemos usar esto en otros lugares, así como buscar otras formas de reducir o eliminar el plástico".

Otro enfoque para GSK es impulsar el uso de energía renovable, incluida la generación de electricidad en el sitio donde las condiciones lo permitan. En 2020, GSK anunció nuevos objetivos de sustentabilidad ambiental tanto en el clima como en la naturaleza, "con el objetivo de tener un impacto neto cero en el clima y un impacto neto positivo en la naturaleza para 2030", según la compañía.

“Para el 2030, nuestro objetivo es utilizar electricidad 100% renovable en nuestros sitios de manufactura, y existe un programa completo en nuestra cadena de suministro hacia ese objetivo”, dice McDonald. “En algunos sitios, se está invirtiendo en la generación de energía renovable directamente en el sitio con instalaciones de paneles solares. Pero obviamente eso depende de las condiciones del sitio, si hay espacio y si hay suficiente luz solar para que la instalación sea viable. Algunos desarrollos de dichos sitios incluyen:

·      La generación de electricidad solar in situ de GSK en Ciudad del Cabo se puso en marcha en febrero de 2020.

·       Está previsto que la energía solar in situ de la empresa en Nairobi entre en funcionamiento en mayo de 2021.

·       Una instalación en Brasil comenzará a funcionar a mediados de 2021.

La empresa tiene un programa continuo en el que están invirtiendo en capacidad in situ. Al mismo tiempo, se está trabajando con acuerdos de compra para obtener electricidad renovable donde la generación en el sitio no es posible.

Como se destacó en el anuncio de noviembre de 2020, GSK está haciendo la conexión entre proteger y restaurar la salud del planeta, con el fin de proteger y mejorar la salud de las personas. McDonald concluyó: "Como líder mundial en atención médica para el consumidor, en GSK estamos orgullosos de hacer la transición de Advil a un empaque más respetuoso con el medio ambiente, lo que respalda aún más el compromiso de GSK con la sustentabilidad".

Más en Sustentabilidad