Ingenieros colombianos crean bolsas hidrosolubles con material de almidón de yuca

Luego de 10 años de investigación, ingenieros de la Universidad de los Andes en Colombia presentan esta solución compostable, desarrollada con respaldo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y la empresa A&P de Colombia.

Ingenieros colombianos crean bolsas hidrosolubles con material de almidón de yuca
Investigadores y empresarios colombianos quienes desarrollaron las bolsas hidrosolubles a partir de material de almidón de yuca.
Foto cortesía de la Universidad de los Andes

En tan solo unos segundos, las bolsas creadas por un equipo de investigadores colombianos se disuelven en el agua; esa es la promesa de valor que el Grupo de Materiales y Manufactura de los departamentos de Ingeniería Mecánica e Ingeniería Química de Alimentos de la Universidad de los Andes, en Bogotá, ha hecho con una innovadora solución de empaque, producida a partir de almidón de yuca y presentada al público en días pasados.

Liderado por el profesor asociado Jorge Medina, el proyecto tuvo como motivación esencial contribuir a la reducción del apremiante problema de la contaminación con residuos plásticos, a través de propuestas innovadoras y sustentables desarrolladas desde la academia.

La iniciativa surgió luego del acercamiento al grupo de investigación por parte de la empresa A&P de Colombia, dedicada a la transformación de plásticos por termoformado, que buscaba una materia prima biodegradable que permitiera reducir su huella ambiental.

Con la experiencia del Grupo de Materiales y Manufactura en el campo de los polímeros naturales y las tecnologías de empaques sustentables, y luego de varios años de pruebas, se logró la producción de materias primas, películas y bolsas compostables hidrosolubles, fabricadas a partir de almidón de yuca.

De acuerdo con los investigadores este material no presenta propiedades tóxicas y se disuelve en el agua en cuestión de segundos, sin afectar de manera alguna las fuentes de agua, convirtiéndose por el contrario en alimento para animales y microorganismos.

De otra parte, cuando se dispone en medios distintos al agua, su descomposición tarda un poco más, entre algunas semanas o pocos meses, de acuerdo con el director del proyecto.

Una iniciativa con alcance industrial

Hace cinco años, A&P incentivó la realización de pruebas piloto tendientes a buscar la proyección de los resultados obtenidos a un nivel industrial, lo que dio origen a la empresa Ecobioplast, empresa colombiana de bioplásticos, respaldada ya por entidades financiadoras de proyectos de sustentabilidad.

En el comunicado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Los Andes donde se informa sobre esta innovación, el gerente general de Ecobioplast, Orlando Porras, destaca los beneficios ambientales del proyecto y el impacto que tendrá en la reducción de la contaminación por plástico y en la economía de muchos productores del campo. El nuevo material “da un nuevo uso a productos como la yuca, donde no se pone en riesgo la seguridad alimentaria porque hay una gran parte de la producción de este tubérculo que se pierde por problemas de transporte, preservación y bajos precios, y que podría transformarse en almidón de yuca de uso industrial, aliviando así la situación económica de los agricultores”, señaló Porras.

Los planes a futuro serán de preparación para aumentar la producción del material, buscando extender su uso para convertirlo en una alternativa de empaque sustentable y funcional. Hugo Blanco, gerente comercial de Ecobioplast y representante de A&P Colombia, se refirió a las aplicaciones de las bolsas hidrosolubles, señalando que la mayor producción esperada “implicará desarrollar nuevas líneas de negocio que contemplen nuevos empaques compostables para productos frescos, que contengan algún tipo de humedad o que sean soluciones de productos espumados, entre otros”.

Fuente: Departamento de Ingeniería Mecánica – Universidad de Los Andes,  Bogotá. Colombia.

Compañías en este artículo
Más en Sustentabilidad