Algramo, un peso pesado de la circularidad en el mundo

Con un modelo exitoso de recarga y reuso de envases la empresa está creciendo su operación en América Latina y Estados Unidos. Hoy ya está en Nueva York, y entre sus planes para 2021 figuran Indonesia, México, Colombia, Perú, y abrir oficinas en Europa.

Algramo 2
Cortesía Algramo

En el mundo, los sistemas de dispensación de productos son hoy una tendencia que se arraiga firmemente entre los consumidores por sus beneficios económicos y la conveniencia en la compra de los productos y el uso de los envases. Los gestores de este modelo de comercialización son empresas visionarias que han sabido diseñar operaciones eficientes e involucrar en el proceso a productores de bienes de consumo, cadenas minoristas, convertidores de envases, organizaciones de recicladores, al consumidor final y, en general, a los distintos participantes de la cadena completa de valor.

En América Latina, una empresa pionera y líder en este tipo de emprendimientos es Algramo, creada en 2013 por José Manuel Moller para ofrecer al granel productos de marca propia y más recientemente junto con marcas  líderes en economía circular como Nestlé y Unilever, bajo el principio de “pagar un precio al por mayor por una cantidad pequeña”, y con la opción de que los clientes regresaran en la siguiente compra con el envase utilizado. La iniciativa original ha evolucionado y hoy, en una versión ampliada y tecnificada de su operación, Algramo es un referente regional y mundial en el avance hacia la economía circular, ganadora de numerosos premios y reconocimientos, certificada como Empresa B por su propósito esencial de buscar soluciones a los problemas sociales y medioambientales, y listada en el undécimo puesto en la clasificación de las Mejores Empresas para el Mundo que realiza B Corp.

El proceso de evolución y las proyecciones del trabajo de Algramo los explica el director de Desarrollo de Negocio Amin Guenim en esta conversación con Mundo PMMI, en la que hace muy importantes anuncios sobre las estrategias que están adoptando para la expansión de sus operaciones en distintos continentes y acerca de la integración de innovadoras tecnologías de Internet de las Cosas (IoT) para aumentar la eficiencia y potenciar los beneficios para los consumidores y la salud ambiental del planeta.

Mundo PMMI: ¿Qué factores han sido claves para que Algramo se haya convertido en un líder en la economía circular en América?

Amin Guenim: No hay un solo factor que explique todo el crecimiento, pero uno muy fuerte es nuestro compromiso para hacernos cargo de la contaminación con el plástico de un solo uso. Nosotros como plataforma, trabajamos con las marcas para tratar de resolver el problema social de la pobreza, vendiendo a granel de forma flexible, a un precio por kilo constante, sin el sobrecargo que implica un envase pequeño, y atendiendo el tema ambiental de reutilizar en vez de reciclar. Cuando se suprime el costo de la tapa, de la etiqueta y de la botella, el empaque es económicamente más eficiente, lo que ha sido un factor clave tanto en América Latina como con cada una de las marcas con las que hemos desarrollado estos proyectos en el mundo.

Mundo PMMI: ¿Podría decirse que los sistemas de dispensación y llenado serán grandes impulsores de la economía circular en el futuro próximo?

Amin Guenim: Definitivamente, no recurrir a nuevos envases y buscar un segundo uso a las cosas que compramos son el principal motor de la economía circular, sobre todo para el consumo masivo. Eliminar los plásticos de un solo uso y brindarle al usuario la opción de poder adquirir el último envase de su vida. Bajo ese modelo, la reutilización es el camino más sustentable, pero tiene que acompañarse con incentivos que permitan cambiar esta mentalidad y educar a los consumidores. Esta clase de incentivos son los que nosotros en Algramo estamos trabajando: premiar por la reutilización del envase, dando créditos para compras futuras y haciendo que cada vez que el usuario recargue pueda ver cuál fue su contribución, cuál es el impacto al evitar que se genere una determinada cantidad de plástico nuevo.

Amin Guenim, director de Desarrollo de Negocio de Algramo dialogó con Mundo PMMI acerca de la expansión global de la empresa.Amin Guenim, director de Desarrollo de Negocio de Algramo dialogó con Mundo PMMI acerca de la expansión global de la empresa.Mundo PMMI: Algramo ha extendido su modelo con soluciones móviles que llevan la recarga de productos hasta los hogares ¿cómo ha sido esta experiencia?

Amin Guenim: En esta pandemia el sistema de movilidad se potenció. Creímos inicialmente que las cuarentenas y el encierro perjudicarían las ventas, pero con el paso de los días nos dimos cuenta de que, por el contrario, se abría una oportunidad. Ya que las personas no podían salir de sus casas, nosotros pudimos llevarles productos básicos, lo cual fue muy bien valorado por nuestros usuarios. Por otra parte, al ser los usuarios dueños de los envases que se recargan a domicilio, se elimina todo el contacto externo con el producto que entra a las casas, a diferencia de un supermercado donde los envases son manipulados por muchas otras personas. Llevamos ya un año con el sistema de entrega a domicilio. Empezamos con un triciclo, al tercer mes eran tres, al quinto mes eran diez y hoy estamos en un plan de escalamiento en conjunto con Unilever. Antes el triciclo tenía un montón de restricciones de distancias, o de zonas empinadas a las que no lográbamos llegar; ahora se está haciendo una versión mejorada y le integramos además un modelo de franquicia.

También hay que recordar que en Algramo contamos con tres canales de venta: el modelo de entrega a domicilio; el segundo, para el que esperamos el escalamiento y el mayor impacto, lo conforman dispensadores autosoportados o ubicados en las góndolas; y el tercero son dispensadores “on the go”, que remplazan a las máquinas de bebidas. En Santiago de Chile, al año se depositan a la basura más de un millón de vasos de plástico o de cartón con cobertura de plástico que hace que el reciclaje sea difícil y costoso. Por esto creamos esta forma “on the go” para que las personas que van a un lugar recurrentemente tengan su botella y puedan recargarla a un menor precio por litro, evitando el plástico.

Mundo PMMI: A mediados de 2018 se dio vida a la versión 2.0 de Algramo, que lleva la tecnología a un nuevo nivel e incorpora Internet de las Cosas, RFID y triciclos eléctricos ¿qué resultados concretos han tenido en términos de crecimiento, ventas o reducción de desperdicios?

Amin Guenim: El indicador más importante es que la tasa de reutilización de nuestros envases ha estado cerca últimamente del 70%, una señal de que vamos por el buen camino, que una vez que conseguimos un cliente este queda satisfecho y vuelve a comprar. Otro elemento importante es que hemos hecho encuestas permanentemente y nuestro resultado de calificación de los promotores (Net Promoter Score) fue de un 90%, lo que muestra que las personas sí nos recomendarían y es algo que nos anima mucho para lo que viene en adelante. En términos de resultados, a la fecha las bolsas de plástico ahorradas son más de 1.200.000, que equivalen a 5,7 toneladas de plástico que se evitan con este modelo de economía circular. Otros números equivalentes, corresponden a más de 78.800 envases de detergentes reutilizados y a un ahorro de 1.056.000 litros de agua.

Mundo PMMI: En términos de impactos ¿podría decirse que ustedes son únicos en América Latina?

Amin Guenim: No. Si bien existen muchas soluciones de venta a granel, no las vemos como competidores, porque el problema es tan grande que la plaza se divide entre múltiples actores y no hay competencia. No estamos compitiendo por los mismos usuarios. Hay muchos actores en la modalidad de venta a granel, incluso algunos han adoptado colores, patrones y gráficos similares a los nuestros, pero el sistema de envases inteligentes que tenemos, con las opciones de poder entregar trazabilidad para el usuario y para las marcas y de brindar la seguridad de saber que un producto puede estar almacenado, controlando todas las variables, hacen que seamos una solución completamente diferenciada. Esta solución a su vez ha sido patentada y todo el sistema de dispensadores IoT, con envases con chips asociados a un usuario, son propiedad intelectual de Algramo.

Mundo PMMI: ¿Cuál ha sido el rol del IoT y de otras tecnologías como la identificación por radiofrecuencia (RFID) en el desarrollo de la plataforma?

Amin Guenim: Han sido clave, hemos crecido mucho en tecnología y esto nos diferencia y nos ha permitido ofrecer una mejor solución a nuestros clientes. El usuario tiene no solo la experiencia de manejar un saldo a través de una billetera virtual y ver el impacto medioambiental que genera, sino también de ver los créditos generados por reutilizar, verificar la fecha de vencimiento y controlar cada uno de los productos que está comprando. Las marcas también cuentan con una comunicación directa con el usuario que tiene el producto en su casa; para decirle por ejemplo: “hemos notado que cierto lote tenía un defecto, acérquese a devolver el producto”, cosas que a nadie le gusta que pasen, pero que pasan y encuentran una solución con esta herramienta.

Los beneficios de estas tecnologías son por igual para la marca, el usuario, el punto de venta y para las partes interesadas. La marca obtiene trazabilidad del producto; el usuario tiene la seguridad de estar almacenando el dinero en una billetera de cuentas controladas, ver el impacto medioambiental y recibir los descuentos por parte de las marcas. El minorista se beneficia de una solución de autoservicio, “cashless y touchless” en la que el consumidor pone su envase inteligente en el dispensador, este lo lee, identifica al usuario y le envía una notificación al celular para que pueda operar sin necesidad de tocar la pantalla que otras personas han tocado. Por último, un beneficio para el minorista es que se puede comprar con un formato de envase 1/3, 2/3, 3/3 del producto habilitando infinitas combinaciones de compra, en vez de tener miles de envases con distintos tamaños y distintos costos para el consumidor final. Finalmente, para las partes interesadas, es la oportunidad de darle a las marcas disponibilidad de información en línea sobre las ventas en el punto de venta; les entregamos un tablero donde pueden monitorear y ver todos los hábitos de consumo, las tendencias, el comportamiento de los dispensadores, los horarios pico y valle de ventas, y donde pueden obtener cifras inmediatas del comprador una vez que este realiza la transacción.

Mundo PMMI: ¿Cómo ayuda la plataforma a las marcas en el cumplimiento de su Responsabilidad Extendida del Productor, REP?

Amin Guenim: La plataforma busca ser una herramienta para cumplir con las metas de recolección de plástico. Los productores, frente al número de envases que ingresan en el mercado, deben recuperar una parte y hacerse cargo de ellos, y si se demuestra que, por ejemplo, un 10% de sus ventas fueron a través de un sistema de economía circular y que la trazabilidad demuestra que el envase sigue en circulación y no ha terminado en el vertedero, pueden utilizar la venta que realiza a través de Algramo como soporte para contribuir a sus metas de recolección y cumplir los requisitos normativos. Cuando hablamos de ser una plataforma para las marcas, queremos decir que las lleva a vender sin el impuesto a la pobreza, sin emitir plástico, y contribuyendo con las metas de recolección.

Mundo PMMI: El concepto de combatir el “impuesto a la pobreza”, que castiga el consumo en bajas cantidades, estuvo en el origen de la creación de Algramo, ¿ha cambiado este enfoque?

Amin Guenim: Generar impacto es muy difícil si se está compitiendo con los grandes productores. Entonces, la estrategia es aliarnos con empresas que tengan compromiso y valores de sustentabilidad y poder mejorar lo que están haciendo en términos de impacto ambiental. Con esto, Algramo obtiene una escala y una eficiencia en la producción de dispensadores que nos va a permitir reinsertarnos en los almacenes, pues hoy en día el costo de un dispensador con estas características es muy alto y para llegar a ese gasto en capital la única forma es escalar al lado de las empresas grandes.

Nuestro corazón está en los canales tradicionales y en los almacenes de barrio y nuestro principal objetivo es derrumbar el impuesto a la pobreza, pero lo queremos hacer con una solución de primer nivel, que estamos probando en otros países o economías para después poder expandirlo a todas las líneas. Las dificultades existen no solamente en barrios pobres de América Latina, sino en algunas economías emergentes donde el impuesto a la pobreza y el hambre es una tremenda realidad. Estamos trabajando con marcas gigantes para hacer un desarrollo que permita entregar alimentos a través de nuestros dispensadores y que una vez escale tenga un impacto enorme.

La meta es estar probando este nuevo desarrollo en junio en Indonesia, un país donde el consumo del sachets es muy alto, el que más contribuye a la contaminación de los océanos, y en el que el 80% de su población vive por debajo de la línea de pobreza; por lo tanto, una vez que tengamos esta versión ya lista para poder expandirla en el resto del mundo, claramente vamos a generar un inmenso impacto. En Indonesia entregaremos productos del día a día en empaques que son una alternativa al doypack y a un precio razonable. Vamos a entregar empaques reutilizables y a descontar todo su costo al precio del producto. De la mano del piloto en Indonesia, haremos uno en Colombia en conjunto con el Grupo Éxito.

Mundo PMMI: Las marcas escogidas por Algramo se distinguen por sus estrategias de sustentabilidad ¿Cuáles han sido los logros y las lecciones más significativas que han tenido con estas alianzas con Unilever y Nestlé, por ejemplo?

Amin Guenim: Los aprendizajes son constantes, pero la convicción y el objetivo siguen siendo iguales: poder validarnos ante el consumidor como un sustituto a la compra que hacen hoy en día, creando un círculo virtuoso en que se contribuye con las compras a sacar un empaque de la basura y en el que, al no generarse plástico se paga menos, por lo que hay mayor eficiencia. En promedio, el precio de Algramo es 30% más bajo que el precio promedio de los supermercados. 

Las empresas aliadas tienen metas precisas y planes estratégicos con tiempos claramente determinados; nuestros aprendizajes entonces son cómo alcanzar la mayor eficiencia posible para poder participar de estos planes, generando datos y elaborando proyectos con base en estos, y lograr escalarlos. Tenemos que ser una solución rentable, confiable y segura, que cumpla con todos los estándares de seguridad alimentaria, de aseguramiento de la calidad que tienen las marcas, a través de eficiencias logísticas y operacionales. Cada proyecto nos va enseñando y va aumentando estos aprendizajes, para poder crecer con ellos.

'El indicador más importante es que la tasa de reutilización de nuestros envases ha estado cerca últimamente del 70%, una señal de que vamos por el buen camino, que una vez que conseguimos un cliente este queda satisfecho y vuelve a comprar'. Guenim"El indicador más importante es que la tasa de reutilización de nuestros envases ha estado cerca últimamente del 70%, una señal de que vamos por el buen camino, que una vez que conseguimos un cliente este queda satisfecho y vuelve a comprar". GuenimCortesía AlgramoMundo PMMI: ¿El modelo de alianzas seguirá fortaleciéndose?

Amin Guenim: Tenemos grandes aliados. Unilever, por ejemplo, ha confiado en nosotros desde el comienzo y nos han acompañado en todos los logros que hemos alcanzado hasta ahora. Sin embargo, somos una plataforma agnóstica, porque la única forma de poder tener un impacto considerable y dejar obsoleto el reciclaje es sumando a todas las marcas a estas plataformas de economía circular. Si nos cerráramos a una, estaríamos dejando por fuera de las soluciones a muchas marcas diferentes. La idea con esta alianza es por lo tanto seguirla cultivando y haciéndola crecer, pero también explorar con otras marcas. En los productos en los que Unilever es especialista claramente vamos a seguir creciendo con ellos como primera opción, lo mismo que con Nestlé, que abarcan en conjunto casi el 50% de los productos de consumo masivo. En un mediano plazo nuestro objetivo es tener una plataforma dentro de un gran canal de supermercados en este “ecosistema” y hacer convivir a múltiples marcas y productos.

Mundo PMMI: Esto se relaciona directamente con la expansión internacional de Algramo, ¿Cuáles son las estrategias más recientes para el crecimiento en Estados Unidos y en otros países?

Amin Guenim: Hoy estamos en Nueva York, en Brooklyn y en Manhattan, y con planes muy ambiciosos de crecimiento para el 2021. En Yakarta tenemos nuestros primeros dispensadores y de la mano de una ONG ofreceremos productos con Unilever en el lobby de un complejo multifamiliar donde hay más de 9000 apartamentos, con una tasa de ocupación de un 77%; son casi 6.000 apartamentos habitados. La idea es seguir creciendo con este modelo en Indonesia y el objetivo para el 2021 es expandir nuestra operación a los países de la Alianza del Pacífico, México, Perú, Colombia y Chile, y abrir nuestra oficina en marzo del próximo año en Europa. Probablemente sea en uno de los países que son sede de los aliados con los que trabajamos, y que también están en ciudades en las que la economía circular está muy avanzada y donde hay políticas que la fomentan. Los países europeos que definimos en el corto plazo son Francia, Reino Unido y Holanda. También queremos crecer en Estados Unidos y Canadá, entrar a estos países de Latinoamérica que mencioné y terminar 2021 con al menos dos o tres pilotos en Europa.

Mundo PMMI: ¿Para los países latinoamericanos existen algunos criterios particulares para su ingreso a la plataforma?

Sí, el número de habitantes y los tratados de libre comercio son algunas consideraciones, pero lo más importante para abrir un mercado es tener multiplicadores, y en estos países tenemos muy buenos aliados para hacer la operación. También en necesario contar con el interés de las marcas para entrar a estos mercados. Puedo decir por ejemplo que a principios de 2020 estábamos solamente en Chile y queremos a partir del 2021 tener presencia en cuatro países; en Colombia ya está prácticamente abierto, y esperamos estar en todos los que mencionamos anteriormente, con operaciones concretas.

>>> Lea más respecto de Algramo aquí, en Mundo PMMI:

Unilever se asocia a modelo de reutilización “Recarga sobre la marcha”

Más en Sustentabilidad