Café Pergamino, testimonio de innovación y sustentabilidad en empaques

La marca de café colombiano fue finalista en categoría Diamante en los Premios Dow a la Innovación en Empaques 2020, con empaque elaborado por la convertidora Alico. Desarrollado con coextrusión de polietileno y EVOH, el envase suprime el uso de aluminio.

El sabor y el aroma son condiciones que el café colombiano ostenta como elementos diferenciadores y de reconocimiento en los mercados del mundo entero. Por eso, resulta crucial su preservación por medio de empaques con propiedades de barrera que combatan a su principal enemigo: la oxidación. Esta protección se había logrado siempre con empaques producidos con estructuras multicapa, que incluían la presencia de películas de foil de aluminio… Hasta hace muy poco.

En Colombia, Pergamino es una marca que presta la mayor atención a todos los elementos de sus procesos y al impacto que sus productos tienen en los consumidores y en el medio ambiente. Este productor, con sede en Medellín, trabaja en alianza con 600 cultivadores bajo esquemas de comercio justo, precios estables y una altísima calidad. Su café se tuesta con técnicas que aseguran el potencial completo de cada una de las variedades y que permiten conservar su carácter local, y se exporta a más de 20 países diferentes. “Cada bolsa de café que despachamos es un pequeño puente que construimos entre usted y la tierra y la gente que lo cultivó”, se lee en la presentación que hace Pergamino de sus productos.

Reunión de fortalezas

Esta atención permanente por la calidad de sus distintas presentaciones y por la integridad en su cadena de suministro se extiende además a la decisión de Pergamino de empacar sus productos con soluciones reciclables y amigables con el medio ambiente. En este propósito ha encontrado sus mejores aliados en Dow y Alico, que sumaron experiencias y tecnologías para ofrecer al productor cafetero un empaque flexible que cumpliera con las más altas expectativas de calidad y sustentabilidad, como lo certifica el hecho de haber sido uno de los Finalistas en la Categoría Diamante de los Premios Dow a la Innovación en Empaques de este año.

Café Pergamino, testimonio de innovación y sustentabilidad en empaques“El foil de aluminio había sido un elemento inamovible en las bolsas de café; se ha considerado siempre que es casi imposible darle la barrera necesaria sin su uso, y por eso fue fundamental para este cambio haber contado con personas de mente abierta como el gerente de Pergamino, don Pedro Echavarría”, afirmó Ovidio Salazar, gerente de gestión tecnológica de Alico.Foto cortesía Café PergaminoDow, líder en innovación en la ciencia de materiales, trabaja desde hace casi una década en el desarrollo de soluciones que orientadas a desarrollar empaques que respalden un modelo de economía circular y que puedan reciclarse. Para el caso del café Pergamino, Dow ofreció una familia de resinas denominadas ELITE™, que combinadas con EVOH permitieron sustituir el aluminio en los materiales de este empaque, sin detrimento de las funciones de protección y resistencia, ni de su capacidad de ser eficientemente procesadas durante la conversión e impresión.

Con la nueva estructura, que protege no solo del oxígeno sino también de la migración del vapor de agua, es posible ahora prevenir la degradación de los productos, alargando de esta manera su vida útil y sus propiedades de frescura y calidad. El reconocimiento obtenido por el empaque de Pergamino es altamente destacable tanto por su innovación como por su aplicación extensa, “en el premio de Dow se ven muchos tipos de materiales y aplicaciones de todo el mundo”, señala Yasmín Gómez, gerente de Mercadeo de Dow Packaging & Specialty Plastics, “y en este caso un gran logro es la tendencia que sigue el empaque de Pergamino hacia la ausencia de metales”.

También destacable es el hecho de que la decisión del cambio del empaque y su implementación se hayan materializado rápidamente, permitiendo cumplir un requisito exigido a los participantes en el concurso de Dow. “Los productos que compiten por los premios a la Innovación tienen que estar ya presentes en el mercado y el empaque de Pergamino le está enseñando a otras empresas el potencial que tienen para el café y para otras categorías de alimentos”, dice Yasmín Gómez. La idea de un cambio en el empaque del café se evaluaba desde hace cerca de cuatro años y se cumplió en apenas veinte meses, luego de rigurosas evaluaciones y de la adecuación tecnológica para la fabricación de las películas.

Con la posibilidad abierta por las resinas ELITE™ de Dow, el paso siguiente fue la realización de pruebas y la definición de las consideraciones técnicas para la fabricación de los empaques para el café pergamino. En este punto entró en escena Alico, una empresa convertidora colombiana líder en soluciones integrales de empaque, comprometida con el cuidado del medio ambiente y que a lo largo de casi 40 años ha desarrollado una línea de producción de empaques caracterizada por la innovación y la atención a la sustentabilidad. “En Alico llevamos muchos años trabajando con soluciones de barrera y cooperamos con entidades que estudian la inocuidad y la idoneidad de los empaques para alimentos. De la mano de Dow y con una nueva tecnología de extrusión de películas, logramos integrar distintos grados de poliolefinas y de barreras que se requerían para la bolsa del café Pergamino”, recuerda Ovidio Salazar gerente de Gestión Tecnológica de Alico.

Café Pergamino, testimonio de innovación y sustentabilidad en empaquesDesarrollada a partir de coextrusión de polietileno con EVOH, la nueva estructura es más monomaterial para permitir mejor reciclabilidad.Foto cortesía Café PergaminoSalazar, quien estuvo al frente de este desarrollo, explica cómo en el proceso fue preciso superar algunos paradigmas fuertemente arraigados en el mercado. “El foil de aluminio había sido un elemento inamovible en las bolsas de café; se ha considerado siempre que es casi imposible darle la barrera necesaria sin su uso y por eso fue fundamental para este cambio haber contado con personas de mente abierta como el gerente de Pergamino, don Pedro Echavarría”.  Alico ha trabajado por muchos años con materiales de barrera y tiene ya una amplia experiencia en su manejo. Con las nuevas resinas suministradas por Dow pudieron avanzar rápidamente en una opción reciclable, incorporando además más capas para definir con mayor precisión las propiedades del empaque. “Con tres capas se puede hacer mucho”, dice Ovidio Salazar, “pero no es igual mezclar varias que tenerlas separadas; definitivamente se logran de esta manera propiedades mejores y más precisas, es como una tabla de esquí: se trata de otorgarle las mejores propiedades con múltiples capas”.

Las posibilidades que se abren con el uso de las nuevas resinas de Dow permiten a las marcas y a los productores de empaques trabajar con películas que reúnen poliolefinas y polietilenos con muy buenas propiedades mecánicas y ópticas y una alta barrera a la humedad. “Es más confiable tener un empaque coextruido a base de polímeros con estos dos materiales, que tener una bolsa de aluminio; la integridad del café se asegura con la barrera al oxígeno y la válvula de desgasificación ayuda también a remover gases que se generan y que pueden causar algún tipo de descomposición”, explica el gerente de Gestión Tecnológica de Alico,  y añade que “las películas pueden además procesarse con capas de sello que tengan iniciación con temperaturas más bajas y también con capas externas que toleren las mordazas de sellado. Hasta hace poco las máquinas no estaban muy adecuadas para procesar este tipo de materiales, pero se ha ido avanzando y Dow trabaja en nuevos polímeros que van a facilitar a futuro esta labor”.

En el mundo, explicó Salazar, los fabricantes están desarrollando máquinas con mejor automatización y mejores propiedades para el procesamiento del polietileno, con un número mayor de fotoceldas para permitir el paso del material impreso, con un punto de tensión más alto y con algunas propiedades de enfriamiento de las películas que eviten su elongación, todo esto en beneficio de una producción con menores costos, mayor facilidad y menores índices de desperdicio. Y equipos con propiedades de este tipo fueron los que adquirió e instaló Alico recientemente, y con los cuales ha logrado una producción competitiva de los empaques flexibles para el café Pergamino.

Beneficios extendidos

Uno de los impactos más importantes de este desarrollo ha sido por otra parte que al suprimirse el uso de las películas metalizadas en su elaboración las bolsas pueden ser recicladas por completo, abriendo de esta manera una nueva dimensión para el empaque de muchos otros productos. “El desarrollo de este empaque es motivo de orgullo para Colombia. La eliminación de la película metalizada ha hecho que algo que era difícil de reciclar sea ahora reciclable. Es una innovación que responde a la mejora que se ha tenido en la producción de resinas y tiene un significado muy importante en términos de innovación sustentable”, afirma la gerente de Mercadeo de Dow Packaging & Specialty Plastics.

El desarrollo de resinas para producir un empaque que ofrece una alternativa viable a los producidos con aluminio extiende su valor a la cadena de recuperación y reciclaje. “En Alico hemos trabajado desde hace casi 25 años en reciclaje interno y sabemos que para los recicladores de base encontrarse con materiales múltiples representa una gran dificultad”, dice Ovidio Salazar. “Recuperar significa darles a las cosas un nuevo valor y a veces este concepto no se entiende muy bien. La clave es que los recicladores cuenten con un material que sea para ellos como dinero en efectivo”.

La tendencia hacia el uso de monomateriales y al retiro de películas metalizadas avanza con fuerza, por el enorme potencial que tiene en distintos mercados, tal como lo demuestra el caso del café Pergamino. “Creo que este es el ejemplo perfecto, que llega en un buen momento, porque el planeta lo pide y las regulaciones se imponen en muchos países. Pero no se trata tan solo de retirar el aluminio, porque todavía hay películas usadas en empaques flexibles que imponen una barrera a la recuperabilidad; hay que redimensionar el empaque con las nuevas oportunidades que se ofrecen, para crear alternativas que sean reciclables y bien acogidas por los recicladores”, asegura Salazar.

Por el momento, Pergamino ha venido extendiendo el uso de los nuevos empaques flexibles a todas sus referencias y el panorama para la aplicación en otros mercados cubre muchas otras categorías de productos. “Es una oportunidad para todas las marcas, que puede aprovecharse mediante un trabajo colaborativo. Solo en café, existen grandes posibilidades en Colombia y en otros países productores, como lo confirman solicitudes desde México, Brasil y Costa Rica. Estos materiales respaldan realmente el tema de la circularidad; son una solución que avanza en esa dirección, las tecnologías ya lo permitieron y los resultados están disponibles para todos”, concluye Yasmín Gómez de Dow.

>>> Lea más al respecto:

¿Serán los monomateriales la norma en los empaques flexibles?

Ganadores de los Premios a la Innovación en Envases 2020, de Dow

Primicia mundial de Purina: bolsa reciclable y retortable para alimento húmedo para mascotas

Compañías en este artículo
Más en Sustentabilidad