Crece el mercado mundial de bioplásticos

Análisis reciente del mercado presentado en decimoquinta conferencia de European Bioplastics pronostica crecimiento de 36% en producción global durante los próximos 5 años. Polipropileno biobasado y polihidroxialcanoatos serán los principales impulsores.

Grafico6 (1)
Fuente: European Bioplastics - nova-Institute (2020)

Confirmando la superación de los desafíos impuestos por la pandemia del COVID-19, la industria productora de bioplásticos ha publicado un informe en el que registra el desempeño dinámico y continuo que ha tenido y las proyecciones que existen de crecer de 2,1 millones de toneladas producidas este año a 2,8 millones de toneladas en 2025.

La información se hizo pública en la pasada conferencia de European Bioplastics (EUBP), la asociación que representa los intereses de los productores en Europa, como parte del estudio anual que analiza las tendencias y el comportamiento del mercado en el mundo. En el informe se destaca el hecho de que biopolímeros innovadores como el polipropileno biobasado, y especialmente los polihidroxialcanoatos (PHA) serán los principales impulsores de este crecimiento.

Desde su incursión en el mercado, la familia de PHA ha ganado participación en el mercado de bioplásticos y se espera que las capacidades para su producción se incrementen en casi siete veces en el próximo quinquenio. Otro material que mostrará también un sostenido crecimiento es el ácido poliláctico (PLA), debido en gran medida a las inversiones que se vienen realizando en instalaciones para su producción en China, Estados Unidos y varios países de Europa. Tanto los PLH como los PLA son materiales de base biológica y biodegradables, que ofrecen un amplio rango de propiedades físicas y mecánicas. En el caso del poliproplieno biobasado, se establece en el informe que su capacidad de producción aumentará más de tres veces en 2025, debido a la intensiva aplicación que se está haciendo de este material en productos de un amplio número de sectores y gracias a su versatilidad y a la excelente protección de barrera que proporciona.

En estos momentos, se informa en el reporte, los plásticos biodegradables representan casi el 60% de la capacidad de producción mundial de bioplásticos, en tanto que los plásticos biobasados no biodegradables completan el 40% restante del volumen global total. Entre estos últimos se encuentran los materiales biobasados de polietileno, de polietileno tereftalato y las poliamidas, con una producción conjunta que alcanzó en 2020 un volumen de 0,8 millones de toneladas. A diferencia del PET biobasado, que contribuirá con un bajo porcentaje en el crecimiento mundial, para el polietileno (PE) biobasado se proyectan nuevas capacidades de producción en Europa y Suramérica en los próximos años, y se esperan también avances importantes en el desarrollo de un nuevo polímero denominado furanoato de polietileno (PEF), comparable al PET pero completamente biobasado, con mejores propiedades de barrera e ideal para la producción de botellas para el envasado de bebidas.

Empaques: la principal aplicación de los bioplásticos

Una importante información ofrecida en el reporte de European Bioplastics es la referente al uso de los bioplásticos en diferentes sectores de la industria. Los empaques son el campo más grande de aplicación, con un consumo de casi el 47% del total producido en el mundo, equivalente a 0,99 millones de toneladas. Se señala también que los materiales de bioplástico están siendo utilizados en muchos otros sectores y que continúa diversificándose y ampliándose su uso en segmentos tales como el de bienes de consumo, la agricultura y la horticultura.

La fabricación de bioplásticos, se informa también, se concentra principalmente en Asia, donde se produce más del 46% del total mundial, en tanto que Europa participa con una cuarta parte de la capacidad, aunque se espera que en 2025 este porcentaje alcance el 28%. “Recientemente se han anunciado inversiones importantes en el corazón de la Unión Europea; Europa está destinado a ser un productor clave de bioplásticos, que jugarán un papel protagónico para lograr una economía circular”, afirmó en la comunicación de EUBP su director Hasso von Pogrell.

El directivo envió también señales de tranquilidad sobre el impacto que la producción de bioplásticos tendrá sobre la disponibilidad de alimentos en el mundo, destacando que no existe competencia entre la materia prima renovable para la producción de alimentos y el uso de bioplásticos, toda vez que el 94 % de la tierra cultivable se utiliza para pastoreo y el cultivo de alimentos. “El área utilizada para cultivar la materia prima para la producción de bioplástico se estimó en 0,7 millones de hectáreas en 2020 y sigue representando un 0,015 por ciento del área agrícola global, que asciende a 4.700 millones de hectáreas”, se informa en el reporte de EUBP.

Para mayor información sobre este informe vaya a www.bio-based.eu/markets

Más en Sustentabilidad