L’Oréal anuncia ambiciosos compromisos en sustentabilidad para 2030

La gigante francesa acaba de anunciar, en el marco de su estrategia global en sustentabilidad, que 100% de los plásticos utilizados en sus empaques serán de fuentes recicladas o de base biológica en 2030.

L´Oréal lanzó para su marca Anthelios de protectores solares de La Roche-Posay el primer tubo de cartón que le permite reducir en 45% la cantidad de plástico que requería la fabricación del tubo convencional.
L´Oréal lanzó para su marca Anthelios de protectores solares de La Roche-Posay el primer tubo de cartón que le permite reducir en 45% la cantidad de plástico que requería la fabricación del tubo convencional.
Foto cortesía L´Oreal

Tres pilares, definidos con paneles de expertos, socios externos y la sociedad civil, respaldan los compromisos de sustentabilidad que este gigante francés de la industria de cosméticos y productos de belleza acaba de presentar públicamente para su cumplimiento en 2030.

Entre las metas que la multinacional de cosméticos se ha trazado en el marco de su estrategia de economía circular figuran:

  •  En 2030, 95% de sus ingredientes en fórmula serán biobasados, derivados de recursos minerales o provenientes de procesos circulares.
  •  En 2030, 100% de los plásticos utilizados en sus envases será de fuentes recicladas o de base biológica, y alcanzarían ya 50% en 2025.
  •  En 2030 reducirá 20% en intensidad la cantidad de empaque utilizado en sus productos, en comparación con 2019.
  •  En 2025, 100% de sus envases de plástico serán rellenables, reutilizables, reciclables o compostables.
  •  En 2025 100% de sus nuevos exhibidores serán eco-diseñados teniendo en cuenta los principios de la economía circular para la gestión de fin de vida; y 100% de sus nuevas tiendas independientes serán diseñadas y construidas siguiendo los principios de la sustentabilidad.
  •  En 2030, 100% de los residuos generados serán reciclados o reutilizados.

 “Es un momento crucial. El momento de elegir qué tipo de mundo queremos para el mañana”, son las palabras con las que Jean-Paul Agnon, presidente de L’Oréal, encabeza la declaración de los compromisos sostenibles que la corporación ha fijado para la próxima década. Por su presencia en los mercados del mundo entero y su posición como una empresa líder de su sector, las medidas propuestas tendrán un alto impacto a lo largo de toda su cadena de valor. “Hemos reinventado por completo la manera en que diseñamos y fabricamos nuestros productos, con la sustentabilidad como un requisito esencial”, añade Jean-Paul Agnon en la presentación de la iniciativa “Nuestra visión para 2030”.

El compromiso anunciado va más allá de objetivos auto-impuestos y, por el contrario, se ciñe a los denominados “Límites planetarios”, definidos por el Centro de Resiliencia de Estocolmo en 2009 y respaldados por Naciones Unidas.  Estos límites señalan aquellas fronteras que al cruzarse ponen al planeta en serio riesgo de seguir sirviendo cómo un hábitat seguro para el desarrollo de la humanidad.

Bajo esta perspectiva, la compañía busca reconciliar sus necesidades con la preservación del planeta y sus recursos limitados a través de la implementación de un nuevo esquema de transformación interna.

“Desde 2013, cuando presentamos nuestro primer programa de desarrollo sostenible, el mundo ha cambiado. La dimensión de los retos que enfrentamos no tiene precedentes, Nuestras ambiciones deben alinearse con estos desafíos y debemos en consecuencia no solo hacer las cosas mejor, sino hacer lo que se necesita”, declara Alexandra Palt, directora de Responsabilidad Corporativa y vicepresidenta ejecutiva de la Fundación L’Oréal.

Con esta nueva visión, el enfoque de L’Oréal se orienta hacia los impactos directos, sin dejar de lado los indirectos, los extendidos y aquellos que se relacionan con las actividades de sus proveedores y el uso de los productos por parte de los consumidores. Adicionalmente, los objetivos trazados en estos nuevos compromisos para 2030 cumplen con los lineamientos de los Objetivos Basados en la Ciencia (SBT en inglés), que piden a las empresas comprometerse con una transición voluntaria hacia una economía de bajo carbono y a establecer metas conformes con los postulados científicos sobre el clima. Los SBT se definieron también para aspectos como el uso del agua, la biodiversidad y los recursos naturales, alineados con las demandas de los expertos científicos y con las necesidades del planeta.

Tres pilares de un programa visionario

Desde abril de 2019, siete paneles de expertos internos de la compañía se han dedicado a la coordinación de estudios independientes y al trabajo conjunto con socios externos y organizaciones de la sociedad civil para desarrollar una estrategia cuyos objetivos puedan ser medidos y evaluados en sus alcances y tiempos de implementación. El resultado es un programa basado en tres pilares:  la transformación interna y el respeto por los límites planetarios; el empoderamiento del ecosistema del negocio, que ayude a conducirlo hacia un mundo más sostenible; y la contribución a la resolución de los problemas mundiales, a través del respaldo urgente a las necesidades sociales y ambientales.

En el proceso de transformación interna, las actividades buscarán su compatibilidad con un planeta con recursos limitados, en el que se hacen imperativas acciones contra el cambio climático, la gestión sostenible del agua, el respeto por la biodiversidad y la preservación de los recursos naturales.

Para el segundo pilar, el empoderamiento del ecosistema del negocio, L’Oréal considera indispensable hacer partícipes de este proceso a los consumidores, los proveedores y las comunidades con las que trabajan, y avanzar hacia la construcción de una sociedad más incluyente, al igual que mantener informados a los consumidores para motivarlos a la toma de acciones sostenibles. Frente a la contribución a la resolución de los desafíos mundiales, que representa el tercer pilar de la estrategia, L’Oréal estima que el tiempo ha llevado a la compañía a la necesidad de acelerar sus esfuerzos y de demostrar que es parte de las soluciones. Para esto, la estrategia de sostenibilidad traza acciones claras como el respaldo a las mujeres en condición de alta vulnerabilidad; la contribución a la regeneración de la naturaleza; y la intención de llevar a un nuevo nivel su compromiso con la construcción de una economía circular.

“No estamos partiendo de cero”, señala L’Oréal en la presentación de su compromiso renovado con la sostenibilidad. Y en efecto, la compañía ha emprendido acciones decididas desde hace varios años, con resultados tangibles como la reducción a finales de 2019 en un 78% de las emisiones en sus fábricas y centros de distribución, frente a los niveles de 2006. Unos años antes, en 2013, la compañía creó el programa “Compartiendo la belleza con todos” para incentivar la reducción de la huella ambiental de su producción; y en 2019 se hizo un énfasis especial en los programas ambientales y sociales, fomentando y propiciando el empleo para más de 90.000 personas de comunidades económicamente desfavorecidas.

“Estamos frente a una emergencia y tenemos una década para actuar juntos y esforzamos por una transformación más radical”, señala Jean-Paul Agnon en la presentación de la nueva fase de sostenibilidad de la empresa, “y digo más radical porque nuestros compromisos nos alinean con el único escenario posible para la humanidad: respetar los límites planetarios a lo largo del ciclo completo de vida de nuestros productos”.

Más en Sustentabilidad