Empaque sostenible de cartón-plástico ahora con 50% de PP reciclado postconsumo

La combinación de los dos materiales en la producción de empaques está ayudando a reducir el consumo de plástico, sin detrimento de la calidad ni la apariencia.

Los nuevos empaques para el detergente Persil 4in1 DISCS de Henkel, producidos por la compañía convertidora Greiner Packaging, son un buen ejemplo de una opción sostenible y atractiva que permite integrar cartón con polipropileno reciclado
Los nuevos empaques para el detergente Persil 4in1 DISCS de Henkel, producidos por la compañía convertidora Greiner Packaging, son un buen ejemplo de una opción sostenible y atractiva que permite integrar cartón con polipropileno reciclado

Los nuevos empaques para el detergente Persil 4in1 DISCS de Henkel, producidos por la compañía convertidora Greiner Packaging, son un buen ejemplo de una opción sostenible y atractiva que permite integrar cartón con polipropileno reciclado, obtenido este último de residuos plásticos de los hogares. Henkel está utilizando estos empaques sostenibles para varios de sus productos y recibió a comienzos de 2019 un reconocimiento por la sostenibilidad y la calidad de la nueva solución.

Los nuevos empaques cuentan con un sistema patentado que permite la separación de la envoltura de cartón del contenedor plástico, para facilitar de esta manera el reciclaje. Dado que los dos materiales pueden disponerse por separado, los consumidores cuentan ahora con un empaque totalmente reciclable. De acuerdo con su fabricante esta innovadora solución, por el bajo contenido de plástico, ayuda a reducir las emisiones de CO2, en tanto que la envoltura de cartón mantiene la estabilidad del envase.

Para hacer aún más sostenible los empaques, Henkel está fabricando la manga del empaque con cartón producido con un contenido de materiales reciclados en un 92%, a lo cual se suma el uso de polipropileno fabricado con 50 por ciento de material recuperado. La atractiva apariencia del empaque del detergente Persil 4in1 DISCS lo garantiza el empleo de un proceso de dos capas, en el que la parte interna del envase de plástico es fabricada a partir de material virgen blanco, y la capa externa con PPr. La coloración grisácea de esta capa está cubierta por la manga de cartón, que puede ser impresa para aumentar el atractivo del empaque.

La iniciativa de producir los nuevos empaques hace parte de un programa de reducción de los residuos plásticos y de avance hacia un modelo de economía circular que comprende, entre otras medidas, la supresión para el año 2025 de la mitad del volumen de plástico virgen utilizado en los empaques, y la eliminación de los empaques plásticos problemáticos o innecesarios.

Tanto Henkel como Greiner, son signatarios del Compromiso Mundial para la Nueva Economía de los Plásticos lanzado por la Fundación Ellen MacArthur.

 “Con el uso del polipropileno reciclado estamos dando otro paso importante hacia la sostenibilidad… cumpliendo con los más altos estándares en este campo y logrando a la vez que los empaques conserven su atractiva apariencia”, afirmó Andreas Auinger, gerente internacional de Proyectos de Greiner Packaging.

Más en Sustentabilidad