Coconut Bliss encuentra el nirvana en tazas a base de plantas

Fabricante de postres congelados veganos empaca ahora sus helados en vasos ecológicos de cartón recubiertos con resina biopolimérica fabricada a partir de caña de azúcar, envases a base de plantas que armonizan con los valores sustentables de la empresa.

Coconut Bliss finalmente encontró el envase ecológico que se alinea con el ADN de su marca.
Coconut Bliss finalmente encontró el envase ecológico que se alinea con el ADN de su marca.

Coconut Bliss finalmente ha encontrado un envase ecológico de 473 ml que se alinea con el ADN de su marca. El fabricante de postres congelados orgánicos a base de plantas de Eugene, Oregon (Estados Unidos), presentó recientemente su nuevo envase , hecho de un cartón revestido con una resina de polímero a base de plantas, un envase renovable que refuerza su compromiso con la sustentabilidad.

Coconut Bliss se enorgullece de ofrecer helados veganos, barras de helado y sándwiches de galletas mínimamente procesados ​​y producidos éticamente. Pero su empaque anterior no estuvo a la altura de los valores sustentables de la compañía. Si bien Coconut Bliss usó cartón reciclado para sus helados tamaño pinta, estaba revestido con resina de PE tradicional a base de petróleo. Como resultado, el envase no se descompuso por completo en los vertederos. (La mayoría de los envases tamaño pinta de helado no son reciclables porque están hechos de cartón resistente a la humedad, lo que evita que el proceso de despulpado ocurra en el reciclaje).

“Todos nuestros ingredientes son 100 por ciento orgánicos y no modificados genéticamente. Nos preocupamos mucho por obtener nuestros ingredientes para que sean de la más alta calidad. Son de origen ético y sostenible ", dice Darcey Howard, director de marketing de Coconut Bliss. "Y así fue realmente difícil para nosotros poner todo este cuidado en ingredientes tan sustentables y hacer un producto que creíamos que era increíblemente bueno para las personas y para la Tierra, pero luego tuvimos que ponerlo en un envase que no era bueno para el planeta porque contenía resina a base de petróleo. Sabíamos que eventualmente teníamos que cambiarnos a algo que fuese mucho más sustentable”.

Como parte de su proyecto de cambio de marca de un año, Coconut Bliss trabajó con su convertidor, Stanpac, para buscar un recubrimiento más ecológico para su envase tamaño pinta que funcionara tan bien como la resina a base de combustibles fósiles. Stanpac colaboró ​​con Evergreen Packaging, un fabricante de soluciones de envasado a base de plantas, y Braskem, productor de resinas termoplásticas y polipropilenos, para crear envases  biobasados para empaques tamaño pinta de helado vegano de Coconut Bliss. La taza y la tapa están hechas de la placa de helado totalmente renovable Sentinel de Evergreen extruido con “I’m Green PE” de Braskem, un recubrimiento de etanol derivado de la caña de azúcar.

Coconut Bliss aún no ha calculado cuánto ha reducido su huella ambiental al cambiar al nuevo envase tamaño pinta. Pero la compañía dice que el empaque está compuesto en un 97 por ciento a partir de recursos renovables de base biológica y está fabricado de manera sustentable, lo que permitirá que se descomponga por completo en los vertederos. Más de 99 por ciento del cartón Sentinel proviene de árboles en bosques donde se utilizan prácticas forestales responsables. Evergreen obtiene fibra de madera de manera responsable al tener tres certificaciones forestales y realizar auditorías anuales de terceros. Y más de la mitad de la energía que alimenta el proceso de fabricación de Evergreen proviene de la biomasa, una energía renovable.

El material I'm green PE también se obtiene y desarrolla de forma sustentable, según Braskem. Durante el cultivo de la caña de azúcar y la producción de PE, el dióxido de carbono se captura del medio ambiente, lo que ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, Braskem dice que sus proveedores deben cumplir con los principios de desarrollo sostenible de la empresa que cubren áreas como el respeto por la biodiversidad y las buenas prácticas ambientales.

Coconut Bliss estrenó su nuevo envase en la feria comercial Natural Products Expo West el pasado marzo. La compañía dice que si más fabricantes de helados comienzan a usar envases renovables, ello no solo ayudará a reducir el costo de los envases en el futuro, sino que también protegerá el planeta.

“En este momento, somos la única marca de helados que actualmente utiliza este envase. Esperamos que otras marcas de helados se unan y hagan que esté mucho más disponible y, obviamente, sea más rentable ", afirma Howard.

"Muchos barcos suben la marea", agrega. "Cuantas más marcas adopten un recubrimiento de biopolímero sustentable para sus helados, se crea una conversación más amplia sobre la sustentabilidad y una mayor unidad en torno a ella dentro de la industria de los helados, que representa un espacio muy competitivo".

Más en Sustentabilidad