El rumbo decidido de Grupo Phoenix en economía circular

Con presencia en 6 países de A. Latina y Estados Unidos, este conglomerado siempre está innovando en protección medioambiental con diversas iniciativas, como sus empaques de bagazo de caña de azúcar y PLA, este último proveniente del maíz y la remolacha.

Cuando una empresa cuenta con clientes importantes que venden masivamente sus productos en mercados nacionales e internacionales, el impacto de las decisiones que tome en términos de sustentabilidad tiene enormes repercusiones y se hace extensivo a millones de hogares y consumidores. Y este es el caso de Grupo Phoenix, conglomerado dueño de 13 plantas de producción ubicadas en Colombia, Estados Unidos, México, Uruguay y Venezuela, donde se fabrican soluciones de empaques innovadores y de muy alta calidad.

Las empresas del grupo han sido pioneras desde hace más de tres décadas, en América Latina y Estados Unidos, en la producción de empaques plásticos rígidos termoformados e inyectados, de alta barrera, de aluminio y papel.

Grupo Phoenix cuenta entre sus clientes con empresas líderes en los segmentos industriales de lácteos, postres, café, bebidas, helados, sopas, productos para untar, cosméticos personales y áreas de limpieza del hogar, además de otros veinte mercados verticales adicionales.

Un grupo pionero

El rumbo decidido de Grupo Phoenix en economía circularDe acuerdo con Grupo Phoenix, los empaques fabricados con estos materiales se degradan bajo un proceso de compostaje en apenas 12 semanas, para convertirse en abono que puede utilizarse en aplicaciones caseras o agrícolas.Grupo PhoenixEn Grupo Phoenix existe una percepción clara del alcance y presencia en los mercados, lo que se refleja en las decisiones que sus empresas toman para responder a las exigencias actuales de actuar y producir con responsabilidad y de manera sustentable. “Desde nuestra creación hemos tenido como objetivo generar un equilibrio económico, social y ambiental dentro de la estrategia de negocio” le dijo a Mundo PMMI Camilo Mora, director de Grupo Phoenix para Colombia.

Este enfoque se ha visto materializado en acciones pioneras como el Proyecto Oruga, una iniciativa desarrollada por el Grupo desde el año 2012, alineada con la estrategia del Gobierno colombiano de crear conciencia sobre el uso responsable de los recursos, la recuperación de los empaques plásticos y de papel, y su reciclaje y reutilización. De acuerdo con Mora: “este proyecto del Grupo Phoenix propone recuperar los empaques –tanto de papel como de plástico— para después de su consumo evitar su disposición en los rellenos sanitarios, y transformarlos en productos como estibas, postes plásticos y servilletas ecológicas”.

Otro hecho que refleja las acciones pioneras del conglomerado en el campo de la sustentabilidad está en que Grupo Phoenix es justamente una de las 100 empresas colombianas que se unió este mes de agosto al nuevo programa Visión 30/30 lanzado por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI.  Esta iniciativa colectiva se orienta al cambio de los hábitos de consumo, al mejoramiento del uso y a la reutilización de los materiales de los empaques de los productos de consumo masivo fabricados por un centenar de empresas de más de 19 sectores industriales, entre los que se destacan el de alimentos, bebidas, productos farmacéuticos y cosméticos, comercio, y plásticos, entre otros más.

El programa Visión 30/30 tiene como propósito central aumentar durante la próxima década en 30 por ciento el aprovechamiento de los materiales de empaque producidos por las empresas participantes. “Con acciones de reciclaje, reúso y reducción, además de la promoción de prácticas de eco-diseño, desarrollo de nuevos modelos de negocio e incremento gradual de las tasas de aprovechamiento del papel, cartón, plástico, vidrio y metales”, afirma la ANDI.  

Medidas efectivas

La búsqueda de alternativas de materiales y empaques que reduzcan el impacto ambiental y eviten su disposición final en los vertederos es uno de los motores que impulsan los esfuerzos sustentables de Grupo Phoenix, a los que destina una parte importante de los recursos e inversiones de innovación, investigación y desarrollo.

En 2017, el Grupo decidió el cierre de su operación de plásticos expandidos, comúnmente conocidos como icopor, y hace diez años creó la línea GeoPack, consistente en empaques fabricados a partir de bagazo de caña de azúcar y de ácido poliláctico (PLA en inglés), este último producido a partir de materias primas provenientes del maíz y la remolacha.

De acuerdo con Grupo Phoenix, los empaques fabricados con estos materiales se degradan bajo un proceso de compostaje en apenas 12 semanas, para convertirse en abono que puede utilizarse en aplicaciones caseras o agrícolas.

“Grupo Phoenix fue pionera en Colombia en el desarrollo de una marca de envases fabricados a partir de PLA. Avianca, en esta época, fue la primera aerolínea en incursionar con sus servicios de alimentación a bordo con vasos de la línea GeoPack del Grupo Phoenix. Y, en 2017, también innovamos con la fabricación del primer popote (pajita,  pitillo, bombilla, cañita) 100% biodegradable en Colombia”, afirma el director de Grupo Phoenix para Colombia.

“Cuando GeoPack nació no existía una preocupación tan grande como la actual por el cuidado del medio ambiente, ni estaban en boca de todos conceptos como el consumo responsable, el cierre de ciclo, el compostaje o la biodegradación; sin embargo, Grupo Phoenix desarrolló la marca con un amplio portafolio de empaques que incluye hoy contenedores, platos, y bowls fabricados a partir de bagazo de caña de azúcar, y vasos, pitillos y cubiertos fabricados con ácido poliláctico”, señala Mora. Los productos de la marca GeoPack cumplen con la norma ASTM 64000 de compostabilidad, avalando las fuentes renovables de sus materias primas, y el grupo se encuentra en estos momentos estableciendo alianzas con gestores de compostaje para darle a esta línea de empaque un cierre de ciclo adecuado.

El rumbo decidido de Grupo Phoenix en economía circularLas empresas del grupo han sido pioneras desde hace más de tres décadas, en América Latina y Estados Unidos, en la producción de empaques plásticos rígidos termoformados e inyectados, de alta barrera, de aluminio y papel.Grupo PhoenixRespaldo a un ciclo cerrado

El uso de empaques sustentables cobra todo su sentido cuando se propician las condiciones necesarias para que se cierre su ciclo de vida. Para que un empaque biodegradable o compostable se degrade es necesario que existan ciertas condiciones particulares de temperatura, humedad y oxígeno, sin las cuales el efecto resultante sería la descomposición de los materiales en gases de efecto invernadero. “Por esta razón nuestro compromiso ambiental consiste no solo en diseñar y producir empaques sustentables, únicos y diferenciadores, sino además en cerrar el ciclo para evitar al máximo el impacto sobre el medio ambiente”, anota Mora.

Para este propósito, el Grupo Phoenix estableció desde hace diez años una alianza con Control Ambiental, una empresa colombiana dedicada al tratamiento y aprovechamiento de residuos orgánicos, que desde su sede en el municipio de Facatativá procesa los empaques posconsumo fabricados con ácido poliláctico. “Este año nos aliamos también con la empresa pionera en el manejo de residuos orgánicos Gestión y Desarrollo Ambiental de la ciudad de Medellín, y estamos buscando nuevas alianzas en el país. Adicionalmente, capacitamos a nuestros clientes, colegios, universidades, y otras entidades, para que le den un fin de vida adecuado a estos materiales”, nos dijo Camilo Mora.

El rumbo decidido de Grupo Phoenix en economía circularGrupo Phoenix es un conglomerado dueño de 13 plantas de producción ubicadas en Colombia, Estados Unidos, México, Uruguay y Venezuela, donde se fabrican soluciones de empaques innovadores y de muy alta calidad.Grupo PhoenixLas acciones emprendidas por Grupo Phoenix en Colombia distinguen a sus empresas en el país y en los demás países donde tienen presencia y las destacan como protagonistas  de las iniciativas orientadas a nuevos conceptos de producción como los de la economía circular. “A lo largo de nuestra trayectoria autoridades distritales como la Secretaría Distrital de Ambiente de Bogotá, y clientes como Bavaria y Kimberly-Clark Colombia, nos han reconocido como una empresa comprometida con la sustentabilidad y el medio ambiente”, concluye el director del Grupo en Colombia.

Más en Sustentabilidad