The Body Shop adopta efectivo modelo de reciclaje para sus empaques

La reconocida marca mundial de productos para salud y belleza colectará los empaques plásticos en 672 de sus tiendas alrededor del mundo.

Como una manera de incentivar entre los usuarios de sus productos el uso de este modelo, The Body Shop entregará a los compradores que retornen cinco elementos de empaque un crédito de cinco libras esterlinas, redimibles en productos de la marca. Foto cortesía The Body Shop
Como una manera de incentivar entre los usuarios de sus productos el uso de este modelo, The Body Shop entregará a los compradores que retornen cinco elementos de empaque un crédito de cinco libras esterlinas, redimibles en productos de la marca. Foto cortesía The Body Shop

The Body Shop adquirirá 250 toneladas de plástico reciclado para fabricar botellas para el cuidado del cabello.

Reconocidas empresas de investigación sobre la industria de plásticos, como Zero Waste, han estimado en 120 mil millones el número de unidades de empaque que produce anualmente el sector mundial de cosméticos y artículos de tocador, muchos de ellos considerados como de difícil reciclaje y recolección entre los residuos que se disponen en las aceras de las ciudades. El impacto generado por un volumen de esta magnitud ha llevado a algunas de las principales marcas de empaques para cosméticos a implementar esquemas de recolección para la reutilización de los materiales en la fabricación de nuevos empaques, o de reuso de las bolsas y envases, luego de un proceso de lavado y adecuación.

The Body Shop, la compañía inglesa fundada en 1976, con presencia en más de 65 países y un portafolio conformado por cerca de 1.000 productos, ha anunciado esta semana como su aporte a las iniciativas de reducción de residuos plásticos la alianza hecha recientemente con TerraCycle para instalar cajas de reciclaje en 672 de sus tiendas, incluidas 230 en el Reino Unido. El material recolectado en las cajas será clasificado en las instalaciones de TerraCycle, para determinar si se reutiliza en el envasado de productos o, en caso contrario, se lavará, seleccionará y triturará para fundirse y producir pellets plásticos, que se incluirán como contenido en nuevos productos o se utilizarán en la fabricación de postes o muebles para exteriores.

Como una manera de incentivar entre los usuarios de sus productos el uso de este modelo, The Body Shop entregará a los compradores que retornen cinco elementos de empaque un crédito de cinco libras esterlinas, redimibles en productos de la marca. Para ampliar el impacto de este esquema de reciclaje, el fabricante inglés aceptará también empaques de cualquier otro fabricante, aunque los incentivos que recibirán los clientes se limitan a los empaques de The Body Shop.

Compromiso de amplio alcance

The Body Shop, reconocida por su activismo social y por postulados de su fundadora, Anita Roddick, sobre la prioridad de la responsabilidad y el bienestar público frente al dinero y la codicia empresarial, está haciendo de la sustentabilidad ambiental uno de los ejes de su desempeño.

El anuncio del esquema de reciclaje se hizo la misma semana en que la empresa estableció un acuerdo con Plastics For Change, una ONG que busca expandir las prácticas y la economía del reciclaje en las naciones en vías de desarrollo, con un enfoque centrado en la reducción de la polución con plásticos y en la generación de oportunidades económicas para sectores desfavorecidosde las comunidades.

Como parte del acuerdo, The Body Shop comprará 250 toneladas de plástico reciclado para su uso en la producción de botellas de productos para el cuidado del cabello. El plástico reciclado provendrá de India y de Europa y cumplirá con los diez principios exigidos para contar con la denominación de “Comercio Justo”, entre los que se cuentan el aseguramiento de la transparencia y la responsabilidad, el pago de precios justos a los recicladores, la eliminación del trabajo forzado e infantil, la no discriminación y la provisión de buenas condiciones de trabajo.

“El foco de la reducción de desperdicios se ha centrado en el hogar, en especial en los envases y embalajes de la cocina… pero el baño, donde nos cuidamos y buscamos nuestra mejor apariencia, está lleno de empaques que simplemente tiramos cuando hemos usado los productos. Por eso resulta muy alentador que la conversación sobre los residuos de empaque de artículos de belleza y cuidado personal ocupen ahora un lugar importante en la atención del público”, señaló Tom Szaky, fundador y director de la empresa de reciclaje TerraCycle, al referirse al impacto previsto de las iniciativas adoptadas por The Body Shop.

Más en Sustentabilidad