La economía circular abre oportunidades de innovación para Dow

Reducción, reuso, reciclaje, alianzas y educación son algunas de las estrategias de Dow para avanzar en la implementación de un modelo sostenible para la gestión de los plásticos.

Dow está implementando medidas globales que comprenden la reusabilidad de los plásticos.
Dow está implementando medidas globales que comprenden la reusabilidad de los plásticos.

Quizá no exista en la industria una voz más autorizada para hablar del plástico que la de este fabricante líder. 

Su tradición de más de ciento veinte años lo convierte en un protagonista de los esfuerzos por mantener el valor de este material en la cadena de los envases, como lo propone la nueva tendencia hacia la economía circular. La concepción de Dow sobre la importancia de los plásticos en un escenario como este considera su impacto en aspectos tan cruciales como la protección de los alimentos y su provisión a una población que aumenta cada día. “Estas son algunas de las razones del crecimiento que ha tenido el plástico a lo largo de su historia, cuyo valor se pierde cuando su inadecuada disposición lo convierte en un factor de contaminación del medioambiente”, señala Carolina Mantilla, directora de Sustentabilidad de Empaques y Plásticos Especiales para América Latina de Dow.

“En América Latina estamos trabajando estrechamente con la industria del reciclaje, y es uno de los pilares del avance hacia la economía circular que nos proponemos liderar”, señala Carolina Mantilla, directora de Sustentabilidad de Empaques y Plásticos Especiales para América Latina de Dow.“En América Latina estamos trabajando estrechamente con la industria del reciclaje, y es uno de los pilares del avance hacia la economía circular que nos proponemos liderar”, señala Carolina Mantilla, directora de Sustentabilidad de Empaques y Plásticos Especiales para América Latina de Dow.

Para asumir este desafío, Dow está implementando medidas globales que comprenden la reusabilidad de los plásticos, junto con la reducción de su empleo en la producción de envases, y la promoción del reciclaje, para asegurar que los plásticos “hagan parte esencial de la economía circular y sigan brindando sus beneficios”, afirma Mantilla.

El avance en el cumplimiento de esta visión se sustenta en tres pilares esenciales: la colaboración y las alianzas que permitan extender el alcance y los impactos de las iniciativas emprendidas; la recolección del plástico y su transformación en aplicaciones de mayor durabilidad y valor y la comprensión de cada una de las etapas que conducen al modelo de economía circular y al compromiso de la compañía con su promoción.

Unidos por el cambio

Dow es fundadora de la Alianza Global para Acabar con los Residuos Plásticos (AEPW por su sigla en inglés), una organización que busca eliminar los desechos plásticos del medioambiente, de la que hacen parte, además, compañías tan grandes como BASF, Braskem,ExxonMobil, Mitsubishi Chemical Holdings, Procter & Gamble, Shell, Suez, SCG Chemicals, Sumitomo Chemical y Total, con cerca de treinta empresas en total.

Dow es fundadora de la Alianza Global para Acabar con los Residuos Plásticos (AEPW por su sigla en inglés), una organización que busca eliminar los desechos plásticos del medioambiente.Dow es fundadora de la Alianza Global para Acabar con los Residuos Plásticos (AEPW por su sigla en inglés), una organización que busca eliminar los desechos plásticos del medioambiente.

Los esfuerzos de sus miembros se enfocan en la búsqueda de proyectos de alto impacto que permitan abordar el tema de la contaminación y trabajar hacia la integración del plástico dentro del modelo de economía circular. Para este propósito, la Alianza se ha propuesto recaudar en los próximos años 1.500 millones de dólares, que invertirá en soluciones que minimicen y gestionen los residuos plásticos. “Los primeros proyectos se enfocan ahora en Asia, donde la contaminación es más grande, y se orientan a la limpieza de ríos y zonas del océano, lo mismo que en África, donde se cuenta con socios que han ofrecido tecnologías innovadoras para realizar la limpieza. En América Latina, cada día recibimos solicitudes de compañías del sector para participar en la Alianza. La eliminación de los residuos plásticos es un tema complejo que genera una consciencia colectiva sobre la necesidad de encontrar soluciones conjuntas y muestra un grado de colaboración nunca antes vista”, afirma la directora de Sustentabilidad de Empaques y Plásticos Especiales para América Latina de Dow.

El camino de la recolección

En la cruzada por acabar con el problema de la contaminación con plásticos, los miembros de la Alianza adelantan proyectos en los que involucran a distintos sectores de la sociedad. Uno de los que más impacto genera es el del reciclaje, emprendido con comunidades locales que se empoderan para participar en los procesos y recolectar materiales que se utilizan provechosamente.

De estas iniciativas hacen parte cooperativas de recicladores, que, en el caso particular de Dow, reciben respaldo con iniciativas de formalización y profesionalización. “En América Latina estamos trabajando estrechamente con la industria del reciclaje, y es uno de los pilares del avance hacia la economía circular que nos proponemos liderar. Queremos incorporar en nuestra visión de negocios y en nuestra estrategia de sostenibilidad el triple impacto ambiental, social y económico que encontramos en la recuperación y buen uso de los materiales plásticos”, señala Carolina.

Otros componentes asociados con la recolección y el reciclaje son las campañas educativas y de limpieza que ha adelantado Dow en todo el mundo. En América Latina, 500 empleados de la compañía —acompañados por sus familiares y amigos— han participado en jornadas para recoger residuos en playas, bosques y ambientes naturales. “A nivel global, la tarea realizada por 5.500 empleados nuestros en las instalaciones de Dow ha representado la movilización interna más grande de la que tengamos registro en nuestros ciento veinte años de historia”, cuenta Carolina. “Este compromiso refleja lo que podemos hacer como organización para responder a los problemas ambientales”.

En el campo de la educación, avanza la campaña #PullingOurWeight, liderada por Dow, con la que se busca que sus empleados recojan en su entorno propio cuatro kilos de residuos diarios, equivalentes al promedio generado por cada persona en el planeta. Este año se realizará el evento por segunda vez, y con él se esperan recolectar más de cien mil libras de residuos en más de cien de sus sedes alrededor del mundo.

Plásticos de impacto ambiental y social

Dow trabaja actualmente con Boomera —un emprendimiento brasileño especializado en economía circular— en el desarrollo de una resina plástica producida a partir de material reciclado posconsumo, de la que se espera presentar a finales de este año un par de prototipos, en especial para su uso en la producción de empaques. Se prevé un impacto altamente positivo de esta innovación, que ha recibido desde su anuncio respuestas entusiastas por parte de la industria. “Tenemos muchas solicitudes de información y ofrecimientos de ayuda en términos de mercado y de aplicaciones para la nueva resina”, señala Carolina.

En este proyecto Dow trabaja de manera colaborativa y en asociación con actores de toda la cadena, lo que lleva a la empresa a proyectar muy buenos resultados, relacionados con la necesidad y la exigencia de los consumidores por la incorporación de materiales reciclados en los envases. “La expectativa es muy positiva. Hay un pequeño ejército en Dow que trabaja constante y ágilmente en lograr un portafolio de productos con materiales reciclados, que brinden los estándares que nos distinguen en términos de calidad, desempeño, confiabilidad y disponibilidad de suministro”.

Dow ha encontrado la oportunidad de reutilizar materiales de difícil manejo en aplicaciones de infraestructura, acompañada por Conceptos Plásticos, una empresa que utiliza plásticos reciclados para formar bloques utilizados en la construcción. En Colombia, se han construido cuatro “Aulas Verdes” con ladrillos plásticos en escuelas de localidades vulnerables, avaladas por las autoridades educativas por su cumplimiento con todos los estándares de calidad y seguridad. “Tenemos planes de construir más escuelas este año y de expandir más adelante el proyecto a otros países de América Latina y del mundo”, afirma Carolina Mantilla.

En Colombia, se han construido cuatro “Aulas Verdes” con ladrillos plásticos en escuelas de localidades vulnerables, avaladas por las autoridades educativas por su cumplimiento con todos los estándares de calidad y seguridad. “Tenemos planes de construir más escuelas este año y de expandir más adelante el proyecto a otros países de América Latina y del mundo”, afirma Carolina Mantilla.En Colombia, se han construido cuatro “Aulas Verdes” con ladrillos plásticos en escuelas de localidades vulnerables, avaladas por las autoridades educativas por su cumplimiento con todos los estándares de calidad y seguridad. “Tenemos planes de construir más escuelas este año y de expandir más adelante el proyecto a otros países de América Latina y del mundo”, afirma Carolina Mantilla.

Iniciativas como estas sustentan el camino que Dow recorre, al igual que muchas otras empresas en el mundo, hacia un modelo de mayor eficiencia y racionalidad en el uso de los materiales plásticos, que permita mantener su presencia en todos los ámbitos de la vida diaria de miles de millones de personas. “El gran desafío de la industria es lograr que el plástico encuentre espacio en el mundo a través de la economía circular; el proceso de aprendizaje está lleno de oportunidades”, concluye Mantilla en su charla con Mundo PMMI.

Más en Sustentabilidad