En la batalla por la economía circular, todas las armas son necesarias

En entrevista exclusiva de MUNDO PMMI con Tom Szaky, fundador y CEO de la firma pionera TerraCycle, el líder dibuja nuevos paradigmas para enfrentar los desafíos de los desperdicios de los empaques en los océanos y rellenos sanitarios.

Tom Szaky, fundador y CEO de TerraCycle.
Tom Szaky, fundador y CEO de TerraCycle.

Antes de su participación en el reciente Foro Económico Mundial de Davos, Tom Szaky habló con Mundo PMMI del nuevo libro, The Future of Packaging: From Linear to Circular. 

'The Future of Packaging: From Linear to Circular', donde se reúnen las perspectivas de Tom Szaky y de quince líderes innovadores en los esfuerzos hacia la sostenibilidad, fue definido por el director de uno de los principales grupos productores de bienes de consumo como “un curso intensivo sobre los conceptos del diseño para la economía circular”."The Future of Packaging: From Linear to Circular", donde se reúnen las perspectivas de Tom Szaky y de quince líderes innovadores en los esfuerzos hacia la sostenibilidad, fue definido por el director de uno de los principales grupos productores de bienes de consumo como “un curso intensivo sobre los conceptos del diseño para la economía circular”.

En este libro Tom Szaky une a la suya algunas de las voces más autorizadas en el tema de la sostenibilidad, incluidos líderes de gobiernos, expertos en gestión de residuos y emprendedores corporativos, para ofrecer una guía que ayude a empresas pequeñas y grandes en el avance hacia un futuro de innovación y crecimiento, con menos residuos.

El director de TerraCycle se refirió también a la iniciativa denominada Loop, que se presentó durante el Foro de Davos, y que promete transformar drásticamente el concepto del empaque, su propiedad, uso y disposición.

Tom, ¿cómo vislumbra el futuro del empaque en el mundo, que es el título y el tema del libro que usted escribió en conjunto con quince profesionales y expertos en este campo?

Tom Szaky: La mejor manera de responder esa pregunta, y es lo que hacemos en el libro que acabamos de publicar, es preguntarnos cómo llegamos a la situación en la que nos encontramos hoy. Cada día las cosas son más desechables, y más livianas, lo que hace que sean más complejas y que el problema vaya más allá de la reciclabilidad. Esto conduce a la crisis de las basuras y nos obliga a repensar la manera de resolver esta situación en los plazos corto, mediano y largo.

Para responder directamente, diría que no se trata necesariamente de que no haya empaques en el futuro, ni tampoco exclusivamente de los empaques reciclables, sino de contar con un sistema de empaque donde no exista el concepto del residuo, donde se eviten los aspectos negativos del empaque.

 ¿Y cuál sería la manera de hacer esto posible?

Tom Szaky: Creo que existen dos maneras: la primera, que es en lo que más se ha trabajado, es hacerlo más liviano, producir cada vez menos empaque. Pero el problema aquí es que al hacerse más liviano y menos reciclable, el concepto se vuelve a la vez más lineal. Creo que resulta más interesante verlo desde otro ángulo, que es algo que poco se ha considerado hasta el momento. Se trata de adoptar empaques duraderos, que son más pesados y ofrecen a la vez más propiedades y beneficios. Hay que pensar en la forma de alcanzar las propiedades de esta posibilidad, que son la conveniencia y la asequibilidad.

Necesitamos crear la manera de llevar a los consumidores un empaque más innovador, con diversas funciones y propiedades y que pueda quizás ser reutilizado, pero que no les cueste más; y la única manera de hacerlo, una que contempla el ingreso real a la economía circular, es cambiar un concepto fundamental del empaque, muy ligado al modelo antiguo, en el que el consumidor compraba el envase. Hoy, cuando uno compra un café, también está comprando un empaque que no necesariamente desea, un empaque que empezó su vida desde el bosque, que luego alguien convirtió en una taza, que más tarde la marca de café adquirió y que luego uno recibe, pero desecha después de un muy breve momento para convertirlo en residuo. ¿Por qué poseer entonces algo que no queremos? En lo que debemos realmente pensar es en la propiedad del empaque.

¿Cuáles cree que serán las conclusiones del Foro Económico Mundial respecto de la crisis de los residuos en el medio ambiente?

Tom Szaky: Lo primero es que considero que las empresas se están tomando muy en serio la crisis de los plásticos y los residuos en los océanos, lo cual es muy importante y alentador. Lo segundo, algo que es reconocido, es comenzar a aceptar que los modelos tradicionales ya no funcionan, y no asumir que un solo modelo representa la respuesta. Hay que experimentar, pues existen tantos modelos como direcciones posibles. Un modelo puede proponer eliminar los empaques, otro aumentar los sistemas de reciclaje, otro crear empaques a partir de residuos, pero hay que experimentar una y otra vez. No habrá una sola solución sino un conjunto amplio de soluciones.

Muchos gobiernos, empresas y ONG en América Latina y el mundo están hablando de un mundo sin plásticos. ¿Cree que pueda lograrse un objetivo como este?

Tom Szaky: Algo interesante a este respecto es que el plástico se ha demonizado. Yo personalmente no lo considero así, creo que todos los materiales son igualmente nocivos. El metal tiene sus pros y sus contras, lo mismo que el vidrio, las fibras, los cueros, todos, y el plástico los tiene también. Pero en el plástico, el principal factor negativo es su uso una sola vez, que es el concepto que debemos abordar en primer lugar.

En ese sentido, ¿qué elementos considera que son esenciales para hacer un tránsito exitoso del modelo lineal al circular?

Tom Szaky: Varias cosas tienen que suceder y una de ellas depende de los actores. Los vendedores minoristas necesitan comprender que realmente existe un problema, y la única manera de que esto suceda es cuando los consumidores se levanten y dejen oír su voz, y que los medios, los reporteros, los políticos, los legisladores actúen en consecuencia. Pero todo comienza con los consumidores. Si muchos consumidores se reúnen, los medios cubrirán sus demandas, y los políticos comenzarán a trabajar.

Un gran número de las acciones de los vendedores minoristas responden a los deseos de los consumidores. Estos últimos tienden a pensar que no tienen poder, pero yo creo en cambio que lo tienen todo. Atender sus deseos es todo lo que buscan los productores y vendedores, de manera que los consumidores tienen que tomarse muy en serio lo que compran y empezar a pensar en un futuro diferente. Nada sucederá antes de que esto pase. Una vez se establezca esa plataforma, las cosas empezarán a cambiar.

Lo que necesitamos entender es por qué los productos son hoy lineales, por qué algo es reciclable o no, qué hace que algo sea o no reciclable. Hay una fuente de utilidades para las compañías que manejan las basuras y ese es el único factor que hace que algo sea reciclable. Entender las razones que vuelven algo reciclable es de la mayor importancia. Una vez se entiende esto puede uno empezar a moverse hacia el concepto de la economía circular y a definir un mapa de ruta para hoy, mañana, el mes próximo, el siguiente quinquenio.

¿Cuál es el alcance que esperan que tenga la obra que acaban de publicar, en este momento crítico de la crisis global por los residuos impactando el medio ambiente?

Tom Szaky: Yo no espero resultados, lo que quiero es que se convierta en un pilar para el cambio, para crear nuevos modelos que les permitan a los consumidores manifestarse.

Hablemos ahora de la iniciativa Loop, que se presentará en el Foro Económico de este año en Davos. ¿Cuál es el origen de esta idea y cómo la describiría?

Tom Szaky: La esencia de Loop está en el cambio del concepto de propiedad, y del paso de los empaques baratos desechables a empaques duraderos, bellos y reutilizables. Es un proyecto en el que participan los principales actores mundiales, casi todos ellos. Pero esperemos a su lanzamiento para referirnos a esta iniciativa con mayor profundidad.

Vea artículo relacionado: Nace Loop: revolucionaria plataforma para comercio sin residuos de empaque

¿Pero es una posibilidad que se ofrecerá solo en Estados Unidos?

Tom Szaky: No, una vez presentado al público, se extenderá, y en la primavera la veremos aplicada en Francia, al final del año en Londres, y luego se integrará en una estrategia global.

¿Cuánto tiempo trabajaron en esta idea?

Tom Szaky: Dos años y medio.

¿Y cuál cree que será el impacto que tenga Loop?

Tom Szaky: En un comienzo habrá mucha sensibilización, la gente estará muy entusiasmada con la idea y luego cobrará vida en la primavera. Entonces podremos medir el éxito con una medida real, que sería, por ejemplo, que un uno por ciento de las compras personales de los consumidores sean reutilizables.

¿Y ustedes en TerraCycle continuarán con el proyecto de suministro de plástico extraído de los océanos para fabricar nuevos envases?

Tom Szaky: Por supuesto, es necesario hacer muchas cosas en paralelo, no nos podemos limitar a una solución única. Es una crisis y hay que combatirla como un ejército, y los ejércitos tienen más de un arma. En la economía circular, necesitamos también más de un arma, necesitamos hacer tantas cosas diferentes como sea posible.

Un mapa de ruta hacia la economía circular

The Future of Packaging: From Linear to Circular, donde se reúnen las perspectivas de Tom Szaky y de quince líderes innovadores en los esfuerzos hacia la sostenibilidad, fue definido por el director de uno de los principales grupos productores de bienes de consumo como “un curso intensivo sobre los conceptos del diseño para la economía circular”. La obra contextualiza los factores históricos y económicos que han dado lugar a la creciente preocupación de la sociedad por la manera como se disponen los empaques, y explica el estado actual de su fabricación, el reciclaje y la gestión de los recursos, para proponer una mirada crítica a la verdadera función que tienen los empaques en la vida de hoy.

Durante el lanzamiento de la obra, Tom Szaky afirmó que tuvo el privilegio de crear el libro en conjunto “con algunas las mentes más brillantes en el movimiento mundial del empaque, personas que han liderado por décadas este nuevo marco conceptual”.

La obra comprende temas como la evolución del plástico y recomendaciones y alertas para la producción y el consumo en la economía circular, y cuestiona conceptos tradicionales como el de la sostenibilidad de los plásticos biodegradables y de base biológica; declara la incapacidad del reciclaje de los plásticos negros, entre otros.

El libro estará disponible a partir del 5 de febrero y pude ordenarse previamente en Amazon y en la librería Barnes & Noble.

Más en Sustentabilidad