Avances de Coca-Cola en su visión de “un mundo sin residuos”

Anuncios de Coca-Cola sobre inversiones para acelerar el desarrollo e implementación de tecnologías mejoradas de reciclaje, señalan su progreso en cumplir su compromiso de responsabilizarse por los envases que lleva a los mercados.

Foto de Shutterstock.com.
Foto de Shutterstock.com.

La primera de las inversiones de Coca-Cola está destinada a la transformación de envases que se excluyen con frecuencia de los flujos de reciclaje, como los de colores, en nuevas botellas de PET.

Coca-Cola se ha asociado financieramente con Ioniqa Technologies para respaldar el desarrollo de una innovadora tecnología que utiliza el proceso de despolimerización para reciclar plásticos con diferentes propiedades de color, calidad y condición y convertirlos en bloques purificados que pueden procesarse luego en polietileno de alta calidad. Ioniqa está construyendo en Holanda su primera fábrica para supra-reciclaje del PET.

Una segunda inversión comprende un acuerdo para que los fabricantes de las botellas de Coca-Cola adquieran el polietileno totalmente reciclado que ofrece la empresa Loop Industries, Inc. Uno de estos fabricantes, Coca-Cola European Partners, el principal embotellador independiente de la bebida en Europa, ha firmado ya un acuerdo por varios años para el uso de este material reciclado a partir de 2020.

Los dos acuerdos respaldan la visión “Un Mundo sin Residuos”, que Coca-Cola se ha propuesto alcanzar, conformada por tres ejes relacionados con producir en 2030 todos sus envases con material al menos 50 por ciento reciclado; ayudar a recoger y reciclar una botella o lata por cada una que la compañía venda; y asociarse con la industria, los gobiernos y las comunidades locales para enfrentar el problema de los residuos plásticos.

Estos enfoques, que impulsan el concepto de la Economía Circular y comprenden el uso creciente de tecnologías de reciclaje mejorado e iniciativas como las anunciadas, cuentan ya con ejemplos concretos de aplicación en distintos países y regiones del mundo. En México, la marca de agua embotellada Ciel, de Coca-Cola, utiliza hoy envases producidos con plástico totalmente reciclado, respaldados por una infraestructura de recolección y conversión financiada por la compañía durante la última década. En otros países de América Latina, el porcentaje de material reciclado utilizado en las botellas de la bebida también está creciendo, con índices de 42% en Colombia, 25% en Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá, y 10,8% en Guatemala.

Más en Sustentabilidad