Nestlé Waters Norteamérica dice logrará 25 por ciento de plástico reciclado en sus empaques en 2021

La compañía está expandiendo su relación con el proveedor canadiense Plastrec, y está trabajando con otros proveedores para respaldar su capacidad de cuadruplicar el uso de plástico reciclado grado alimenticio, o rPET, en menos de tres años.

A principios de 2018 Nestlé dio a conocer la botella hecha 100 por ciento de rPET, Nestlé Pure Life®, única agua embotellada distribuida en Estados Unidos fabricada con plástico reciclado al 100 por ciento, según la compañía.
A principios de 2018 Nestlé dio a conocer la botella hecha 100 por ciento de rPET, Nestlé Pure Life®, única agua embotellada distribuida en Estados Unidos fabricada con plástico reciclado al 100 por ciento, según la compañía.

Este último anuncio forma parte del objetivo de la casa matriz Nestlé SA de desarrollar una economía circular para los plásticos y de evitar que sus empaques terminen en la basura.

Nestlé Waters North America (NWNA) acaba de anunciar que logrará 25 por ciento de plástico reciclado en su portafolio de productos en los Estados Unidos, para el año 2021. La compañía planea continuar expandiendo el uso de materiales reciclados en los próximos años, estableciendo la meta ambiciosa de alcanzar 50 por ciento de plástico reciclado para 2025.

La firma está expandiendo su relación con el proveedor canadiense Plastrec y está trabajando con otros proveedores, para respaldar su capacidad de cuadruplicar el uso de plástico reciclado grado alimenticio, o rPET, en menos de tres años. Esta noticia le sigue al anuncio de Nestlé Waters, en noviembre 2018, de la expansión de su asociación con CarbonLITE, mientras que su proveedor de rPET construye una tercera instalación fabril en Estados Unidos, en Lehigh Valley, Pensilvania.

“Nuestras botellas no son fabricadas para arrojarse a la basura; las diseñamos cuidadosamente para que sean recolectadas, recicladas y reutilizadas”, afirmó Fernando Mercé, presidente y director ejecutivo de Nestlé Waters en América del Norte. “El plástico PET es un recurso valioso que, si se recicla adecuadamente, se puede utilizar para crear nuevas botellas una y otra vez. Estamos demostrando que esto se puede lograr fabricando botellas a partir de otras botellas, no dentro de diez años, sino hoy", agregó Mercé.

En su informe de 2016, The New Plastics Economy: Rethinking the Future of Plastics, la Fundación Ellen MacArthur indicó que la mayoría de los envases de plástico se usan solo una vez, y que el 95 por ciento del valor del material de envase de plástico, estimado entre 80 y 120 mil millones de dólares anuales, se pierde en la economía. Esta última meta trazada por Nestlé Waters Norteamérica lleva a la firma a “cumplir un papel más activo para abordar los crecientes desafíos de reciclaje en Estados Unidos, al tiempo que desbloquea todos los beneficios económicos y ambientales al tratar al plástico como un recurso valioso, en lugar de tratarlo como un producto de desecho”, dice el comunicado de la multinacional de alimentos.

Según la empresa, además de los acuerdos con sus proveedores, Nestlé Waters Norteamérica continúa realizando inversiones indirectas en infraestructura de reciclaje en Estados Unidos a través de su inversión de $ 6 millones en el Closed Loop Fund (Fondo de Ciclo Cerrado). En Waterbury, Connecticut, el fondo de inversión está apoyando programas de reciclaje mejorados con el objetivo de crecer la tasa actual de reciclaje de la ciudad –del 6 por ciento al 25 por ciento para 2020. Recientemente, el Closed Loop Fund anunció una inversión de $ 1.5 millones en rPlanet Earth, el primer fabricante del mundo de PET reciclado post-consumo completamente integrado verticalmente.

La compañía global anunció recientemente que firmó el Compromiso Global de la Nueva Economía de los Plásticos, ello “para trabajar colectivamente en soluciones que aborden las causas fundamentales de los residuos de plásticos y la contaminación. Los empaques de Nestlé Waters Norteamérica, que se fabrican principalmente con plástico PET, ya son 100% reciclables”, y la empresa considera que “su impulso hacia el uso de más materiales reciclados será su próxima fase para hacer que sus empaques sean más sostenibles y para abordar el problema de los residuos plásticos”.

Más en Sustentabilidad