Industria alemana de envases plásticos se fija ambiciosas metas de reciclaje para 2025

La industria de empaque alemana se acaba de fijar el ambicioso objetivo de lograr que, para el año 2025, 1 millón de toneladas de material reciclado o de origen renovable sea utilizado para la producción de envases plásticos.

Los fabricantes alemanes ya utilizan 400,000 toneladas de material reciclado en la producción de envases de plástico.
Los fabricantes alemanes ya utilizan 400,000 toneladas de material reciclado en la producción de envases de plástico.

Metas permitirán reemplazar 1 millón de toneladas de producto nuevo a base de petróleo, e implicarán que los procesadores necesitarán volúmenes confiables de material de reciclaje. Ello de una calidad adecuada. 

La industria alemana de envases de plástico, bajo la batuta de la Asociación Alemana de Envases y Películas Plásticas (IK Industrievereinigung Kunststoffverpackungen), se ha fijado metas ambiciosas, pero también realistas, para fortalecer el reciclaje de ciclo cerrado.

La IK es la más grande agremiación dentro de la Asociación Alemana de Convertidores de Plástico (GVK), y su misión es promover los intereses de la totalidad de la industria de procesamiento de plásticos.

“Con estas metas la industria alemana, que abarca fundamentalmente a empresas medianas, está haciendo una muy importante contribución al desarrollo de empaques plásticos sustentables, y está fijando una posición frente a la condena generalizada global que hoy está recibiendo el plástico, con compromisos y hechos concretos de cara a un debate público emocional y negativamente cargado”, afirman voceros de esta importante asociación alemana.

Como primer objetivo está lograr que al menos 1 millón de toneladas de material reciclado o compuesto por materias primas renovables se utilice en la producción de envases de plástico en Alemania. Esto, a su vez, reemplazará 1 millón de toneladas de producto nuevo a base de petróleo. Y ello implicará que los procesadores necesitarán volúmenes confiables de material de reciclaje de una calidad adecuada. Para poder cumplir así con este objetivo.

Además de los esfuerzos realizados en esta área por parte de la industria de gestión de residuos y de reciclaje, un requisito previo importante es una alianza cercana con la industria de embotellado y de envase y embalaje. “Se requiere que el comercio minorista y los dueños de marcas acepten y demanden el uso de material reciclado y de materias primas renovables, como sucede hoy en gran medida. Así la industria de envases plásticos podrá ofrecer soluciones innovadoras y sustentables", afirmó el director general de IK, Dr. Jürgen Bruder, explicando uno de los principales desafíos que deben enfrentarse en pro del medioambiente.

"Lo importante aquí es resolver el conflicto de objetivos entre el diseño ecológico y el marketing", agrega Bruder.

Según las últimas estadísticas los fabricantes alemanes ya utilizan 400,000 toneladas de material reciclado en la producción de envases de plástico. La Comisión de la Unión Europea está solicitando el uso de un total de 10 millones de toneladas de material reciclado en la industria de envase europea para el año 2025. "Al incrementar significativamente el volumen de material reciclado utilizado frente al nivel actual --de 400,000 toneladas a 1 millón de toneladas-- deseamos cumplir con nuestra responsabilidad y dar una señal clara de que Alemania no sólo no se está cruzando de brazos frente a los hitos logrados hasta ahora en Economía Circular, sino que también tiene la intención de fortalecer su liderazgo en este campo en Europa", afirma la directora ejecutiva de IK, Dra. Isabell Schmidt.

Otro muy importante objetivo es que para 2025 por lo menos 90 por ciento de los envases domésticos sean reciclados o reutilizados. Más del 75 por ciento de los envases de plástico ya se pueden reciclar o reutilizar en términos de volúmenes recolectados para los sistemas de recolección de "Bolsa Amarilla" (“Gelber Sack”) y de botellas de PET. En la bolsa amarilla los ciudadanos alemanes desechan los envases de todo tipo de materiales: cartón, papel, plástico, metal.

"Consideramos que el objetivo de 90 por ciento que buscamos no solo es realista sino también ecológico", explica la Dra. Schmidt. "Por un lado, no podemos establecer un objetivo de 100% para el mercado en general, en el que se ven muchos productos envasados ​​importados del extranjero. Por otro lado, las personas deben darse cuenta de que los cambios necesarios en algunos empaques pueden incluso tener un impacto negativo en su huella ecológica general, ya que se necesita más material", indica la ejecutiva.

“Un ejemplo son las películas ultrafinas con capas de barrera altamente efectivas para proteger alimentos sensibles. Rechazar estas soluciones tan innovadoras en favor de la reciclabilidad resultará en el uso de mucha más cantidad de material para lograr el mismo nivel de rendimiento, si es posible. Existe, sin embargo, todavía un gran potencial en algunas áreas para mejorar la reciclabilidad sin menoscabar la eficiencia del material. En eso pretendemos concentrarnos”, agrega la Dra. Schmidt.

El estado actual de la sustentabilidad en la industria de envases de plástico en Alemania se documenta, con los indicadores clave correspondientes, en el recientemente publicado “Informe de Sustentabilidad de IK 2018”. También incluye la posición de la IK sobre la estrategia de la Unión Europea en materia de plásticos, y los objetivos de reciclaje de la IK. El informe está disponible en inglés y alemán.

Más en Sustentabilidad