Nuevos horizontes para el envasado con botellas de PET

FreshSafe-PET es un proceso de recubrimiento con vidrio que permite a los productores de jugos y néctares cumplir con las regulaciones ambientales.

Muy positiva fue la respuesta de los invitados frente a InnoPET FormFill™, con el concepto LiquiForm ™, que moldea y llena recipientes de plástico en un solo paso.
Muy positiva fue la respuesta de los invitados frente a InnoPET FormFill™, con el concepto LiquiForm ™, que moldea y llena recipientes de plástico en un solo paso.

KHS Corpoplast presenta nuevos y mejorados desarrollos en sistemas de envasado en PET.

Con conferencias y demostraciones en vivo en sus modernas instalaciones de Hamburgo, el fabricante alemán presentó diversos avances en soluciones para envase de PET.

De particular interés entre los visitantes al evento de innovación de KHS Corpoplast en Hamburgo fue el proceso de recubrimiento con vidrio, FreshSafe-PET, que permite a los productores de jugos y néctares cumplir con las regulaciones ambientales.De particular interés entre los visitantes al evento de innovación de KHS Corpoplast en Hamburgo fue el proceso de recubrimiento con vidrio, FreshSafe-PET, que permite a los productores de jugos y néctares cumplir con las regulaciones ambientales.

Cerca de ciento cincuenta profesionales del envase, invitados al evento anual esta semana sobre innovación de KHS Corpoplast pudieron apreciar en las máquinas y sistemas que vieron el papel preponderante de los envases en el cumplimiento ambiental y de su diseño como elemento que facilite la remoción de los contenidos y mejore la experiencia de uso.

Reunidas bajo el concepto de Smart Line, las innovaciones presentadas comprenden cuatro áreas principales: facilidad de uso de las máquinas; conceptos para llenado paralelo de varios productos en una línea; cambios de formatos más sencillos, rápidos y confiables y la conservación de los recursos durante los procesos de producción. De particular interés entre los visitantes fue el proceso de recubrimiento con vidrio FreshSafe-PET, que permite a los productores de jugos y néctares cumplir con las regulaciones ambientales, ya que con esta solución se reemplaza el uso de aditivos en las botellas de PET, que dificultan su reciclaje.

Este recubrimiento interior de vidrio para botellas de PET es cada vez más importante para los embotelladores locales de jugo y néctar a la luz de la nueva Ley de Empaque, que entrará en vigor el 1 de enero de 2019 en Alemania. Hasta la fecha, el envasado convencional en estos segmentos ha sido difícil de reciclar debido a la adición de aditivos. En el futuro, los productores de bebidas están amenazados con tener que pagar lo que se conoce como una “cuota de participación”. El uso del recubrimiento interno de vidrio KHS Plasmax hace posible el reciclaje botella a botella y, por tanto, crea una solución para reducir la comercialización de botellas de PET desechables no reciclables a mediano y largo plazo.

También fue bien recibida la tecnología para el moldeado y llenado en un solo paso de envases plásticos, representada en la solución InnoPET FormFill, impulsada por LiquiForm. En este desarrollo en el área de procesamiento, que se pondrá en producción masiva a finales de 2019, se destaca el impacto en cuanto a ahorro de recursos, que en el caso del consumo de energía alcanza hasta el 50 por ciento en comparación con los sistemas actuales BloFIll. El tamaño compacto de las máquinas permite, además, una alta flexibilidad y ahorro de espacios superiores al 40% frente a modelos con capacidades similares.

Adicionalmente Martin Koschmieder, director de Servicio de KHS, anunció la expansión mundial de un servicio que, bajo el nombre Bottles & Shapes ™, les brinda a los clientes asesoría completa sobre diseño, ingeniería, optimización y producción de botellas de PET. “Redujimos el consumo de materiales, al optimizar el peso, y bajamos, en consecuencia, los costos de producción y de empaques secundarios”, señaló Koschmieder antes de ilustrar con un ejemplo algunos beneficios derivados del programa: “con una producción anual de 270 millones de botellas de medio litro para agua con gas, se obtuvieron ahorros cercanos a los 770 mil euros como producto de la reducción del peso de 12,5 a 9,9 gramos”, explicó.

 

Más en Sustentabilidad