EXPO PACK da resultados: REMSA y PET Technologies, un encuentro afortunado

La edición de la feria EXPO PACK México en 2016 fue el escenario propicio para el inicio de una relación entre la mexicana REMSA y PET Technologies —que le ha permitido al fabricante de envases plásticos consolidarse en los mercados del sureste mexicano

Con la tecnología de soplado instalada, REMSA ha alcanzado uno de sus primeros logros en el aligeramiento: fabricar una botella de 15,5 gramos de peso que lleva un año en el mercado y que puede utilizarse para cualquier bebida no carbonatada.
Con la tecnología de soplado instalada, REMSA ha alcanzado uno de sus primeros logros en el aligeramiento: fabricar una botella de 15,5 gramos de peso que lleva un año en el mercado y que puede utilizarse para cualquier bebida no carbonatada.

Recorriendo las áreas de exposición en EXPO PACK México 2016, los directores de Recipientes y Empaques de México, S. A. de C. V. (REMSA), encontraron una respuesta que se ajustaba a sus necesidades de dar a la producción de la empresa un nuevo impulso y atender una demanda creciente de sus clientes en los estados de Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas.

La empresa fabrica y comercializa tapas, preformas, garrafones PET, y envases tanto en PET como en PEAD, en diferentes formatos y con variedad de tonalidades. Igualmente, ofrece el servicio de etiquetado en material BOPP, lo mismo que la capacidad de personalizar los envases con el uso de “insertos” en los moldes, grabados con la información que los clientes necesiten.

Hoy REMSA cuenta con tres unidades del fabricante ucraniano, dos modelos APF-3002 y un modelo APF-6004, que se operan en la planta de Mérida, en el estado mexicano de Yucatán, con velocidades de producción de 2.800 envases por hora en los modelos APF-3002 y de 5.000 en la sopladora APF-6004.Hoy REMSA cuenta con tres unidades del fabricante ucraniano, dos modelos APF-3002 y un modelo APF-6004, que se operan en la planta de Mérida, en el estado mexicano de Yucatán, con velocidades de producción de 2.800 envases por hora en los modelos APF-3002 y de 5.000 en la sopladora APF-6004.En el estand de PET Technologies, que fabrica máquinas, moldes y soluciones integrales de soplado para la producción de envases plásticos, con sede en Austria e instalaciones de producción en Ucrania, una de las sopladoras ofrecidas atrajo por completo el interés de REMSA.

“Nos llamó mucho la atención el modelo PET APF-3002, por su desempeño y por su precio que, aunque no era el más bajo, sí era el más competitivo en cuanto a los beneficios que ofrecía y a su relación costo-beneficio”, recuerda el Licenciado Sergio Mañé Rendón, gerente de Planta del fabricante de envases. Lo siguiente fue una visita a las instalaciones de producción de PET Technologies en Ucrania, donde se concretó la adquisición de una segunda máquina sopladora.

Hoy REMSA cuenta con tres unidades del fabricante ucraniano, dos modelos APF-3002 y un modelo APF-6004, que se operan en la planta de Mérida, en el estado mexicano de Yucatán, con velocidades de producción de 2.800 envases por hora en los modelos APF-3002 y de 5.000 en la sopladora APF-6004.

“Sabíamos que nuestros equipos estaban llegando a su límite de producción; la demanda nos estaba llevando al tope de nuestra capacidad instalada, por lo que elegimos equipos teniendo en cuenta su eficiencia y la capacidad de responder a las necesidades de producción”, dice el Licenciado Mañé Rendón.

La adquisición de las sopladoras de PET Technologies debía responder también a la necesidad que REMSA tenía de lograr ahorros en el consumo de energía, lo que se alcanzó luego de su instalación con una reducción del 30%, sumada a un aumento importante en la productividad.

Licenciado Sergio Mañé Rendón, gerente de planta del fabricante de envases REMSA, Recipientes y Empaques de MéxicoLicenciado Sergio Mañé Rendón, gerente de planta del fabricante de envases REMSA, Recipientes y Empaques de México“Con la compra de las tres máquinas pudimos incrementar la capacidad de producción, pasando de 2,5 millones a 7 millones de botellas al mes”, señala el gerente de Planta. Hoy, REMSA es líder en la fabricación de envases plásticos en los mercados del sureste de México, con una participación de 40 por ciento, atendiendo principalmente a envasadores que producen sus propios jugos o bebidas y a distribuidores que comercializan agua en garrafones.

Envases más livianos y sustentables

REMSA es consciente de las regulaciones y las presiones que existen sobre los envases de plástico y de la necesidad de atender las exigencias de integrar en ellos propiedades que contribuyan a mitigar su impacto medioambiental. “Quienes producimos este tipo de envases debemos seguir dos caminos, el del uso de contenido reciclado y el del aligeramiento”, dice Sergio Mañé. En el área de la incorporación de materiales reciclados en la producción de los envases se presentan obstáculos serios como la variación de las características de las resinas después de su primer uso y la dificultad para encontrar la estabilidad en su procesamiento. “Hay que buscar proveedores de reciclado confiables, que ofrezcan ciertas características de resina, y que sean aptas para envases de productos con contacto humano”.

Por esta razón, respaldados por la experiencia y la maquinaria de PET Technologies, la empresa ha avanzado principalmente en el segundo camino, el del aligeramiento, representado en un menor uso de material en la fabricación de los envases. En REMSA se viene trabajando en el propósito de reducir entre un 5 y un 10 por ciento el peso de todas sus presentaciones, sin variar sus características dinámicas y de carga. El proceso no ha estado exento de dificultades y ha demandado ajustes especiales en los moldes y la parametrización de los equipos.

En el avance hacia el logro de las metas de aligeramiento, se ha contado con la participación de los distintos proveedores de resinas y de PET Technologies. La estabilidad de proceso ofrecido por las sopladoras ha sido fundamental para lograr los objetivos de contar con botellas más livianas y con menor contenido de material, “cuando se tiene un proceso inestable, las preformas empiezan a reventarse, no se estiran debidamente, o simplemente son rechazadas por la máquina, pero con esta tecnología logramos que el parámetro fuera el ideal para lograr ese estiramiento”, explica Mañé Rendón. Con la tecnología de soplado instalada, REMSA ha logrado uno de sus primeros logros en el aligeramiento: fabricar una botella de 15,5 gramos de peso que lleva un año en el mercado y que pude utilizarse para cualquier bebida no carbonatada.

Una inversión bien respaldada

Por la importancia del monto de la inversión realizada por REMSA en la adquisición de las tres sopladoras, el servicio prestado por PET Technologies fue un factor de alto peso en la decisión de compra.

Adicionalmente, por su naturaleza como productor de envases para marcas de bebidas, era necesario tomar en consideración las variaciones que los clientes pueden hacer en sus envases, con el costo asociado que eso representa para REMSA derivados de la fabricación de nuevos moldes.

La tecnología entonces debería contar con una calidad y solidez que permitiera un trabajo a largo plazo, buscando un punto de equilibrio entre la inversión, los costos de producción y los precios de los productos finales. “Tengo una experiencia de diez años en el sector y cinco de trabajo con REMSA, y veo que las tecnologías de soplado están cada vez más al alcance de mucha gente; pero el costo-beneficio que nos ha dado PET Technologies nos permitirá trabajar siempre con tecnología de punta”, dijo Mañé Rendón.

La relación construida desde el encuentro de EXPO PACK México en 2016 se ha ido afianzando con el seguimiento por parte de PET Technologies a cada uno de los puntos expuestos por REMSA.

“La decisión de adquirir e instalar los equipos fabricados en Ucrania responde a una visión clara de los propietarios de REMSA, que pudiendo elegir un proveedor con una ubicación más estratégica, optaron por PET Technologies porque vieron en sus máquinas una gran capacidad y productividad”, anotó Sergio Mañé.

REMSA fue de hecho uno de los primeros clientes en México, lo cual suponía para la empresa algunas incertidumbres que se han ido despejando con las medidas tomadas por PET Technologies, como la apertura de un almacén de repuestos en el país y proyectos para enviar a miembros del equipo técnico de REMSA a Ucrania para su capacitación con especialistas en los equipos.

Por el momento, los resultados de este encuentro se traducen en mayores eficiencias en los procesos, ahorros significativos en el consumo de energía, un aumento importante en la productividad, rapidez en las entregas y relaciones sólidas con sus clientes.

Más en Maquinaria de empaque