Colombia aprueba uso industrial del cannabis para alimentos, bebidas y textiles

Con la Resolución 227 de 2022, el gobierno colombiano da un paso más en la normatividad para el uso industrial del cannabis y allana el camino para el respaldo financiero a las actividades del sector.

Esteban Lopez T9j Qie6c Uhg Unsplash
Foto de Esteban López en Unsplash

“Colombia se sitúa hoy a la vanguardia con la reglamentación del uso del cannabis medicinal y sus derivaciones de usos industriales”, fue la declaración del presidente colombiano Iván Duque Márquez al pronunciarse sobre la adopción de los mecanismos y procedimientos para la utilización de cannabis en aplicaciones de alimentos, bebidas y textiles.

En 2021, por medio del Decreto 811, se había reglamentado ya la exportación de flor seca de cannabis, y se avanzó en la definición de las normas y leyes que permiten su cultivo y la producción, al igual que las actividades de fabricación de productos derivados, importación y exportación con propósitos médicos y científicos.  

Con la expedición de la resolución el 20 de febrero pasado, se establecen igualmente mejoras a los procesos mediante los cuales se otorgan licencias y cupos para los productos elaborados con base en el cannabis.

La medida adoptada incide positivamente en el desarrollo del sector en Colombia, toda vez que estimula la financiación de las actividades por parte de los bancos y entidades financieras y permite a su vez a las autoridades una adecuada fiscalización de los productos derivados.

El uso para la fabricación de alimentos y bebidas y suplementos dietarios estará limitado bajo la resolución expedida a los componentes vegetales, granos y derivados no psicoactivos. Los productos para exportación podrán contar por su parte con contenidos de CBD, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos en los países compradores.


   Lea sobre la legalización de la exportación de la flor seca de cannabis en Colombia.


En menos de un mes, de acuerdo con el anuncio del presidente colombiano, deberá estar lista la reglamentación de los cupos y tarifas para los productores, que dé lugar a la atención de la demanda de los mercados doméstico y extranjeros.

La reglamentación adoptada busca promover un desarrollo controlado de la industria del cannabis, en el que interactúen entidades como el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos -Invima-, el Fondo Nacional de Estupefacientes y el Banco Agrario, para el respaldo crediticio por parte de este último a los pequeños y medianos productores.

El titular del ministerio de Salud, Fernando Ruiz Gómez, destacó en las comunicaciones oficiales la importancia de la expedición de la Resolución 227, destacando que permitirá el desarrollo de la industria bajo condiciones de seguridad, cumpliendo con las buenas prácticas y las disposiciones necesarias en cuanto a fabricación, etiquetado y envasado de los productos derivados del cannabis.

La medida se anuncia en un momento en el que Colombia tiene altas expectativas económicas para el sector del cannabis.

Datos reunidos por ProColombia, la entidad a cargo de la promoción del turismo y la inversión extranjera en el país, estiman en más de 1.700 millones de dólares el valor que las exportaciones realizadas tendrá hasta el año 2030, y la generación por parte del sector de cerca de 44.000 puestos de trabajo.

Más en Inteligencia de Negocios