Unilever presenta sus cifras de desempeño durante primer semestre de 2020

Las medidas de aislamiento y los cambios en los hábitos de los consumidores han marcado el comportamiento de algunos de los segmentos atendidos por el grupo en los distintos mercados del mundo.

Foto Unilever
Foto cortesía Unilever

Como una muestra de la resiliencia y la agilidad que caracterizan a sus operaciones globales definió Unilever las cifras de desempeño presentadas hoy, en las que, a pesar de un descenso en las ventas de 0,1% y de una caída de 1,9% en los mercados emergentes, se registran positivos indicadores durante los seis primeros meses de este año.

En el reporte se señala un aumento en las utilidades por acción de 6,4%, un incremento de 3,8% en las utilidades operacionales, y la conservación de dividendos para los accionistas de 0,4104 euros por acción, entre otros valores que expresan un positivo resultado en medio de las difíciles circunstancias vividas durante el primer semestre de 2020. El Grupo anunció además que se completó la adquisición de la marca Horlicks de GSK, con la que se aumenta el portafolio de productos nutritivos y saludables.

“El desempeño durante la primera mitad de este año ha revelado la verdadera fortaleza de Unilever”, señaló su CEO, Alan Jope, “hemos demostrado la resiliencia del negocio y hemos dado curso a nuevos niveles de agilidad en las respuestas a fluctuaciones de la demanda sin precedentes”. Ante los cambios en los hábitos de los consumidores y la persistencia de las medidas de asilamiento, la empresa ha respondido con rapidez, acudiendo a estrategias como la reducción del gasto en ciertos canales y regiones y la orientación de las inversiones hacia oportunidades de crecimiento.

En el reporte presentado, Unilever detalla los cambios que se han vivido en diferentes segmentos por efecto de la pandemia, en especial en los de servicio de alimentos, helados y en la categoría de productos de belleza de prestigio: el sector de servicio de alimentos cayó en cerca de 40%, y el renglón de helados en casi 30%. Se advierte de otra parte el tránsito que los compradores de los canales presenciales a las opciones en línea, impulsando el crecimiento el comercio electrónico en un 49%. “Ante la mayor permanencia de las personas en sus hogares, hemos visto un crecimiento en el consumo casero de alimentos, helados y tés”. Las medidas de cuarentena se traducen igualmente en que frente a las restricciones para salir a trabajar y a socializar los consumidores han tenido menos ocasiones para el uso de productos de cuidado personal, lo que se refleja en un descenso de las ventas en este segmento, exceptuando en esta categoría los productos de higiene.

Para el segundo semestre de este año y ante una flexibilización prevista de las medidas de cuarentena, Unilever espera ver mayores niveles de inversión en la gestión de marca y la comercialización de sus productos, y tiene programados igualmente campañas de marca e innovaciones de productos ajustados a los nuevos escenarios. “Nuestro enfoque para el resto de 2020 seguirá siendo en el crecimiento competitivo en volumen, utilidades absolutas y pagos en efectivo, ya que estos son los mejores mecanismos para maximizar el valor para los accionistas” afirmó Alan Jope.

Unilever reveló además las medidas que el grupo está adoptando para hacer frente a la crisis del COVID-19, que incluyen el empleo de sus operaciones de protocolos estrictos de higiene, distanciamiento físico, teletrabajo y el respaldo a esfuerzos globales contra la pandemia a través de contribuciones por 100 millones de euros en elementos como jabones, geles antibacteriales, blanqueadores y alimentos.

Más en Inteligencia de Negocios