COVID-19: En la voz de los empresarios latinoamericanos de bienes de consumo empacados

Los 951 participantes en la encuesta que realizó MUNDO PMMI sobre el impacto del COVID-19 en sus empresas expresan sus opiniones, temores y expectativas ante la crisis, y los efectos que esta podría tener sobre sus negocios y operaciones.

“Nuestro mayor desafío es mantener los trabajos y salarios de nuestros empleados para que no sufran en este momento”, señaló uno de los empresarios brasileños que participaron en la encuesta de Mundo PMMI.
“Nuestro mayor desafío es mantener los trabajos y salarios de nuestros empleados para que no sufran en este momento”, señaló uno de los empresarios brasileños que participaron en la encuesta de Mundo PMMI.
Foto de Walter Otto en Unsplash

En la reciente encuesta que adelantamos en doce países con la participación de 950 empresarios latinoamericanos, productores de bienes de consumo empacados (CPGs por su sigla en inglés), muchas respuestas ofrecidas reflejan percepciones que a veces van más allá de las conclusiones más generales desprendidas del análisis de los datos agregados.

En los tres posts anteriores que preparamos con base en los resultados de la encuesta, mostramos algunas conclusiones que resultan del análisis de las respuestas, con una proyección regional. Sin embargo, aunque los efectos de la pandemia se sienten en toda la región, algunas opiniones de empresarios en los distintos países reflejan condiciones nacionales particulares.

 Las medidas que los gobiernos están tomando no son iguales en todos los países, y sus efectos pueden impactar de manera distinta a las empresas y las percepciones de sus empresarios.  Por eso, ofrecemos en este post algunas opiniones de los participantes en aquellos países donde más respuestas se obtuvieron, para bosquejar un panorama general de la situación y mostrar las preocupaciones y estrategias de algunos de los encuestados.


Posts relacionados con la Encuesta de Mundo PMMI sobre el impacto del COVID-19 en compañías fabricantes de productos de consumo (CPGs por sus siglas en inglés) en Latinoamérica:

-              ¿Cómo afecta la pandemia la actualización tecnológica de las empresas en América Latina?

-              5 grandes desafíos que impone el COVID-19 a empresas de bienes de consumo empacados en América Latina

-              COVID-19: Productores de bienes de consumo en A. Latina redoblan esfuerzos para mantener activas cadenas de suministro

 

Argentina

Desde que el pasado 7 de marzo se anunciara el primer caso fatal de coronavirus en Argentina, el Gobierno tomó medidas para el estricto aislamiento de los habitantes del país, con resultados que parecieran indicar avances positivos.

La incertidumbre económica parece ser uno de los principales motivos de preocupación, tal como la expresara uno de los encuestados, quien, ante la pregunta sobre el principal desafío que enfrenta, aseguró con énfasis que el aspecto financiero se impone sobre todos los demás retos que tenemos por delante”. 

Un tema que debe destacarse, coincidente con esta preocupación por el desempeño de la economía, es la decisión expresada de “mantener pendientes los procesos de selección y contratación de nuevo personal”. La cadena de suministro parece no estar sufriendo aún fuertes disrupciones en Argentina, y la intensificación en las medidas de seguridad e higiene sobresalen dentro de las estrategias que se contemplan frente a una posible prolongación del aislamiento exigido por el Gobierno.

Brasil

Con una población cercana a los 210 millones de habitantes, Brasil es el país en América Latina con mayor número de casos registrados de coronavirus. La posición controversial del presidente brasilero Jair Bolsonaro sobre el manejo de la crisis y su concepción sobre el alcance de la pandemia, han sido criticadas por distintos gobernantes regionales, e incluso por algunos de sus propios ministros.

Las preocupaciones de los empresarios de Brasil que participaron en la encuesta se asocian en gran medida con la estabilidad de las empresas y de los trabajos, que se han visto impactados por el aislamiento y las restricciones a la movilidad. “Nuestro mayor desafío es mantener los trabajos y salarios de nuestros empleados para que no sufran en este momento”, señaló uno de los empresarios brasileños que participaron en la encuesta.

Para algunas empresas, que dependen en gran medida de materias primas e insumos importados, contar en estos momentos con inventarios representa una manera de sobrepasar la crisis con relativa tranquilidad. “De acuerdo con la filosofía de nuestra empresa, mantenemos existencias de materias primas y productos terminados con un alcance de 120 días, por lo que estamos tranquilos durante los próximos cuatro meses”, aseguró un productor de bienes de consumo consultado de Brasil.

Chile

Como un estado de excepción por “catástrofe” decretó el presidente chileno la situación del país ante el Covid-19, ordenando el cierre de las fronteras y aplicando un plan de estricto de aislamiento social y de altas multas para quienes violen las normas establecidas. En una entrevista reciente, Sebastián Piñera respondió a las inquietudes de los medios sobre los impactos de la crisis sobre la economía chilena señalando que una de las prioridades del gobierno será cuidar “el empleo, a los trabajadores y a las Pymes”, medidas que se relacionan directamente con la opinión de uno de los empresarios consultados en nuestra encuesta, quien resaltó la necesidad imperiosa de “lograr mantener las ventas de nuestros productos para poder continuar con las operaciones”.

Colombia

Acudiendo a los poderes extraordinarios que le otorga la situación de emergencia, el presidente colombiano Iván Duque decretó fuertes medidas de aislamiento, restricción de movilización y cierre de las fronteras. Colombia se ha visto afectada en esta crisis por una caída significativa en el valor de su moneda, que afecta de manera directa la adquisición de materias primas importadas y de maquinaria de empaque y procesamiento. Creo que uno de nuestros principales desafíos es el que generan la devaluación de la moneda y la incertidumbre de no saber cuándo se reiniciarán las actividades”, afirmó un empresario colombiano.

En el país comienzan a oírse opiniones encontradas sobre la necesidad de abrir espacios para las actividades de las empresas, a las que se oponen los partidarios de una prolongación de las medidas de aislamiento por razones de salud. Entre tanto, las operaciones de muchas empresas no han cesado: “seguimos trabajando, tanto con proveedores como con clientes para tratar de no parar la cadena”, respondió uno de los encuestados a la pregunta sobre su estrategia en caso de que se extienda la cuarentena, algo que ya sucedió en Colombia con la decisión de llevarla hasta el 27 de abril.

Costa Rica

Gradualmente, Costa Rica ha ido haciendo más restrictivas las medidas de aislamiento para prevenir la propagación del coronavirus, cerrando para este efecto los establecimientos públicos y sitios de comercio no esenciales, lo mismo que sus fronteras y playas. El Gobierno costarricense ha hecho énfasis en no permitir que la propagación del virus logre colapsar su sistema de salud, lo mismo que en asistir a la población en cuanto a la afectación en sus ingresos, y en garantizar el abastecimiento total de alimentos.

El sector empresarial contribuye a estos esfuerzos haciendo los mejores esfuerzos para que el trabajo en sus fábricas no se detenga. “Nuestro principal objetivo y el mayor desafío consiste en continuar con nuestras operaciones y esperar a que el mercado se restablezca”, señaló uno de los empresarios costarricenses participantes en la encuesta. La batalla es entonces por persistir, con el menor grado posible de afectación, “tenemos que buscar la manera de mantenernos en el tiempo, porque las ventas han disminuido en un gran porcentaje”, afirmó otro productor consultado.

“Nuestro principal objetivo y el mayor desafío consiste en continuar con nuestras operaciones y esperar a que el mercado se restablezca”, señaló uno de los empresarios costarricenses participantes en la encuesta.“Nuestro principal objetivo y el mayor desafío consiste en continuar con nuestras operaciones y esperar a que el mercado se restablezca”, señaló uno de los empresarios costarricenses participantes en la encuesta.Foto de Waldemar Brandt en UnsplashEcuador

El presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, decretó en estado de excepción en el país, con estrictas restricciones a la movilidad, la suspensión de actividades distintas a las agrícolas, ganaderas, de salud, bancarias y de venta de alimentos, y la prohibición a la salida del país de elementos y productos necesarios para la lucha contra la pandemia. El incremento en el número de fallecimientos por el coronavirus llevó al canciller ecuatoriano a demandar ayuda internacional, en especial la de algunos países europeos.

A pesar las dificultades que afronta el país, la cadena de suministro continúa operando y se tiene planeado un regreso a mediados de abril a la producción, reiniciado con medidas como la sugerida por uno de los empresarios ecuatorianos participantes, que señaló la necesidad de “suspender la producción no esencial, que está incidiendo en el desabastecimiento de materia prima”.

El Salvador

A las oportunas medidas del presidente Nayib Bukele de decretar una cuarentena nacional, cerrar las fronteras, y prohibir las reuniones masivas, se suma la decisión de postergar al pago de los servicios públicos y de las cuotas de créditos de las instituciones financieras. El Gobierno salvadoreño anunció la adecuación de un gran hospital para atender los casos que se presenten e hizo un decidido llamado al sector empresarial para que contribuya a la mitigación de los efectos de la pandemia.

A este llamado han respondido muchos empresarios del país, que expresaron su compromiso con declaraciones como las hechas por dos empresarios que afirmaron ante la pregunta sobre las medidas a tomar en caso de prologarse la cuarentena su decisión de “implementar estrategias para continuar las operaciones y establecer planes a futuro, y seguir siendo una de las empresas que logre la satisfacción de la demanda de los clientes”. En el mismo sentido, otro encuestado salvadoreño afirmó que consideraba indispensable “suministrar productos alimenticios de primera necesidad a cadenas de supermercados y tiendas de conveniencia a nivel nacional, e impulsar nuestra flota de reparto para ampliar no solo la cobertura sino también el servicio a domicilio”.

Guatemala

El presidente Alejandro Giammattei ha destinado un fondo de 30 millones de dólares para enfrentar los efectos de la pandemia en Guatemala, en conjunto con medidas como la prohibición de extranjeros al país y el aislamiento domiciliario para el conjunto de la población del país. Las condiciones actuales han impactado las operaciones de las empresas, y algunos empresarios se resienten por las restricciones que estas imponen al trabajo. “Un gran desafío para nosotros es tener que trabajar solamente cuatro horas al día por el toque de queda”, señaló uno de ellos.

La persistencia de las medidas gubernamentales afectaría con fuerza el trabajo de las empresas productoras de bienes de consumo en caso de prolongarse el aislamiento. “No podríamos trabajar, y tendríamos que cerrar y esperar a abrir cuando las cosas se normalicen”, afirmó un empresario encuestado. Otros, por su parte, mejor abastecidos, han logrado mantener sus operaciones con relativa normalidad. “Actualmente hemos implementado sistemas de trabajo más costosos, pero nos permiten mantener por lo menos un 85% de la producción constante, podemos esperar así hasta que las autoridades cambien sus restricciones”.

México

Una de las principales medidas adoptadas por el gobierno de Manual Andrés López Obrador en México fue la destinación de un fondo de 125 millones de dólares para enfrentar la pandemia en el país, en conjunto con otras medidas como permitir el cruce de personas en la frontera con Estados Unidos únicamente por motivos esenciales. De acuerdo con analistas de la realidad mexicana, el país necesitará implementar medidas como la distribución de alimentos y buscar maneras de compensar la pérdida de ingresos de la población, y señalan, además, la necesidad de enfrentar la pandemia y la cuarentena con realismo.

Las empresas productoras de bienes de consumo empacados enfrentan las vicisitudes con el realismo necesario, emprendiendo acciones decididas para continuar con sus operaciones. “La compañía se encuentra en estos momentos haciendo un esfuerzo grande por mantener los costos y coordinando con empresas hermanas que nos abastecen para que no lleguen al cierre de sus operaciones”, dijo uno de los participantes en la encuesta. La persistencia y el empeño se reflejan igualmente en muchas de las respuestas obtenidas. “Estamos tratando de resistir económica y financieramente, ya que los clientes se están declarando en moratoria”, afirmó un empresario mexicano, definiendo uno de los componentes de una estrategia generalizada ante la pandemia, que comprende además iniciativas como la de “establecer contacto con los clientes, así como encontrar nuevas oportunidades de negocios”, expresada por otro productor de alimentos.

Perú

El presidente Martín Vizcarra lideró en América Latina la adopción de medidas de aislamiento obligatorio e implementó de manera temprana el cierre de las fronteras. El gobierno peruano está estableciendo los contactos necesarios para solicitar a los organismos internacionales recursos para enfrentar la pandemia, y ha anunciado su determinación de entregar a familias de los sectores informales ayudas económicas que les ayuden a sobrellevar la crisis.

La participación de las empresas en las medidas de superación de la crisis comprende acciones decididas en torno a la seguridad de los empleados y trabajadores, “evitando por completo el contagio, para que ninguno sea portador ni transmisor del virus”, afirmó uno de los participantes en la encuesta, y resistiendo con tenacidad a las dificultades de la prolongada condición de aislamiento: “estamos tratando de aguantar con nuestros propios recursos; y luego, si es necesario, nos acogeremos a algún plan de rescate del gobierno”, expresó un empresario peruano productor de bienes de consumo empacados.

Más en Inteligencia de Negocios