Crisis por COVID-19 impulsaría el desarrollo de los mercados nacionales

Las restricciones al transporte, el cierre de fronteras y la conveniencia del suministro local podrían dar lugar a un fuerte crecimiento de muchas empresas, señala nueva investigación de Nielsen.

Foto de Martín Sánchez en Unsplash
Foto de Martín Sánchez en Unsplash

No son solo las dificultades que atraviesa hoy el comercio entre países las que van a limitar la venta de productos importados en las estanterías de las tiendas y supermercados; en una situación de alta sensibilidad de los consumidores ante el riesgo de contagio, la preferencia se orientará hacia aquellos bienes a los cuales se les pueda trazar su procedencia. En un análisis publicado recientemente por Nielsen titulado Las preocupaciones por el COVID-19 serán un punto clave para el crecimiento de la marca local, se afirma que aquellos productos elaborados en países con altos niveles de contagio del coronavirus, o que dependen de sus sistemas de distribución, podrían enfrentarse a serios desafíos y que las marcas multinacionales “tendrán que trabajar para mantener la confianza de los consumidores”

Además, en muchos países se empiezan a vivir interrupciones en las cadenas de suministro que dependían de materias primas e insumos importados, a lo cual se suma la predilección que se tiene comúnmente por la frescura en productos como los lácteos, las galletas y cereales, y las carnes, entre otros más.

La investigación de Nielsen señala el interés que tienen los consumidores hoy por conocer en detalle la cadena de suministro y las medidas implementadas para garantizar su seguridad, una preocupación que está haciendo tránsito para convertirse en norma en algunos países. “En China, donde las poblaciones están saliendo de las cuarentenas masivas y prevalecen las preocupaciones generalizadas, los domiciliarios de algunos minoristas de alimentos en línea presentan a los clientes un seguro de garantía que incluye detalles de la temperatura corporal de los cocineros, empacadores de alimentos y mensajeros para cada pedido, así como sus rutinas diarias de desinfección”.

Foto de Fikri-Rasyid en UnsplashFoto de Fikri-Rasyid en UnsplashAunque no parece probable que tal nivel de seguridad vaya a replicarse en todos los países, la conciencia de los consumidores si demandará mayor información y transparencia al momento de realizar sus compras, en especial las de productos de consumo humano.

Este escenario crea oportunidades de desarrollo para las marcas y empresas locales, que podrían beneficiarse de la tranquilidad que siente los consumidores al conocer con mayor cercanía el origen de la oferta que encuentra en las tiendas.

“Los comerciantes tendrán que entender los matices de las preocupaciones locales, y de esta manera, los fabricantes locales más pequeños pueden tener otra ventaja a medida que crecen las preocupaciones de los consumidores. Con operaciones más pequeñas, pueden ser capaces de responder más rápido y de forma más específica que sus homólogos más grandes, y al hacerlo podrían ganar con los consumidores locales adecuada y oportunamente”, afirma la investigación de Nielsen.

Aunque son muy valiosas las oportunidades que se abren para las empresas nacionales y regionales frente en las circunstancias actuales, aquellos productores multinacionales que han adoptado modelos de abastecimiento local para su producción podrán aprovechar también estos criterios para resaltar la calidad y seguridad de sus productos, haciendo visible el origen de los recursos utilizados.

Nielsen destaca también en su publicación cinco importantes implicaciones adicionales que deberían considerarse, de acuerdo con el desarrollo que vaya teniendo la crisis por la pandemia del coronavirus:

  1. Los minoristas pueden verse obligados a depender cada vez más de los productos locales a medida que se suspende el suministro procedente del exterior y se aplican cuarentenas a más largo plazo.
  2. Es posible que los vendedores minoristas y los fabricantes quieran considerar un embalaje protector adicional para los productos mundiales y locales, pero tendrán que equilibrar esto con la creciente preocupación de los consumidores por el impacto ambiental.
  3. Los consumidores pueden aumentar su confianza en los productos de origen/producción local en todos los mercados -afectados y no afectados-: si pueden verlo e identificarlo, pueden confiar en él.
  4. Las credenciales locales se buscarán de forma constante y posiblemente se apreciará en exceso.
  5. Las multinacionales tendrán que resaltar sus ventajas mundiales junto con sus elementos locales en medio del creciente escepticismo sobre las cadenas de suministro afectadas por la distancia.

       Fuente: Nielsen

Más en Inteligencia de Negocios