Multinacionales dueñas de marca y fabricantes de maquinaria original dialogan abiertamente en Bogotá

Flexibilidad y modularidad en los equipos, disciplina en las solicitudes de propuesta (RFP), y respaldo de las OEM a los nuevos retos de sustentabilidad en empaques, entre las demandas más importantes de las dueñas de marca en panel de PMMI en Bogotá.

En casos de integración de tecnologías de distintas generaciones, el papel del proveedor de la maquinaria es crucial para garantizar los mejores resultados.
En casos de integración de tecnologías de distintas generaciones, el papel del proveedor de la maquinaria es crucial para garantizar los mejores resultados.

En el marco de Andina Pack 2019, la Asociación para las Tecnologías de Envasado y Procesamiento (PMMI) reunió en un panel a cuatro expertos en operaciones, manufactura, ingeniería y desarrollo de empaque de grandes empresas multinacionales líderes en la producción de bienes de consumo masivo empacados (CPG, por su sigla en inglés) con presencia en Colombia y en distintos países de América Latina,  para intercambiar visiones y hacer recomendaciones que permiten potenciar la elección y el aprovechamiento de la maquinaria de empaque ofrecida por los distintos fabricantes de equipos originales (OEM).

El panel organizado por PMMI en la ciudad de Bogotá el pasado 20 de noviembre en esta feria, deja aclaradoras conclusiones y sugerencias para un trabajo colaborativo que se refleje en mayor flexibilidad, eficiencia operativa y sustentabilidad para las compañías dueñas de marca.

Con enfoques diversos de sus respectivos mercados verticales de alimentos y bebidas, cuidado personal, y de productos y dispositivos médicos, los participantes en el panel de PMMI en Andina Pack 2019 “¿Cómo mejorar la comunicación y la comprensión mutua entre los propietarios de marca (CPG) y los fabricantes de equipos originales (OEM)? ¿Cómo obtener lo mejor de su proveedor de equipos originales?”, respondieron a cuatro preguntas enfocadas en: los más grandes desafíos actuales en su operación; factores clave para la selección de los proveedores de maquinaria y equipo de empaque y procesamiento; importancia de los procesos de solicitud de propuesta; y consideraciones que tienen las empresas dueñas de marca al momento de reemplazar o modernizar sus máquinas y tecnologías de empaque.

Estos encuentros que PMMI propicia en las ferias y reuniones de la industria son eventos cada vez más apreciados. Reunir las voces y los puntos de vista de usuarios de las tecnologías en las compañías dueñas de marca con el conocimiento y la experiencia de los fabricantes de equipo original (OEM, por su sigla en inglés) ha demostrado ser un instrumento eficaz para poder comprender mejor las necesidades y desafíos que imponen los cambiantes mercados finales de hoy.

Desafíos asumidos

Los cuatro panelistas coincidieron en que la creciente diversidad de nuevos formatos de empaque en los mercados impone retos grandes a los propietarios de marca, quienes buscan cada vez más máquinas más flexibles y simples, preferiblemente modulares, que sean de fácil mantenimiento, y además permitan realizar con rapidez cambios entre distintos trabajos.

Una de las panelistas representante de uno de los más grandes y reconocidos grupos fabricantes de productos para el cuidado personal en Colombia, señaló enfáticamente cómo el respaldo de los fabricantes originales de equipos y las tecnologías para lograr los objetivos y metas de sustentabilidad en empaques de las empresas dueñas de marca es, en su opinión, hoy el factor más importante y disruptivo en la toma de decisiones de adquisición de tecnologías, y para el cual esperan más y más un acompañamiento y un compromiso por parte de los OEM.

“¿Cuántos de ustedes están trabajando con los proveedores de materiales de empaque y con los propietarios de marca para dar respuesta al tema de la contaminación de los empaques plásticos?”, cuestionó la panelista invitada a los fabricantes de equipos originales presentes.

Por su parte, el panelista participante de la industria de bebidas expresó cómo una preocupación crítica para las firmas dueñas de marca está en la capacitación de los operarios para el manejo de las nuevas máquinas y tecnologías adquiridas, para lo cual quisieran una mayor participación directa de los fabricantes de equipos en el diseño de programas de certificación en el conocimiento y operación de las máquinas.

“Entre los mayores desafíos que enfrentamos hoy en nuestra operación está el que las habilidades de capacitación y el perfil educativo de nuestros operarios no coinciden con las habilidades requeridas para operar las nuevas tecnologías adquiridas. Las OEM pueden ayudar, por tanto, a pasar de un esquema de capacitación por habilidades a un programa de certificación, donde es el OEM el responsable de asegurar las habilidades, en lugar de las empresas dueñas de marca”, afirmó durante el panel en Bogotá.

A la hora de elegir

Para el representante de la empresa de productos médicos y de cuidado de la salud participante en el panel, ingeniero electrónico y el experto en materia de empaques de una destacada firma farmacéutica con presencia en distintos países de América Latina y el  mundo, dos aspectos intervienen decisivamente en la elección de un proveedor de equipos de envasado: la capacidad para ofrecer equipos que cumplan a cabalidad con los requerimientos que existen para la producción en cuartos limpios; y fabricantes que conozcan con claridad las necesidades de los productores y los ayuden a lograr implementaciones exitosas en entornos rigurosamente regulados.

A este punto se suma la disponibilidad de un servicio que cubra las etapas de instalación, arranque y posventa, y que se ofrezca al personal de operaciones en español. “Es muy importante ofrecer un servicio de instalación, puesta en marcha y postventa eficaz, eficiente y en español, pues la mayoría de los técnicos de mantenimiento en nuestro país y región no hablan inglés. El idioma es una barrera cuando el proceso necesita reducir el tiempo de instalación, puesta en marcha y mantenimiento”, afirmó.

Soluciones que acompañen la innovación es para la panelista de la industria de artículos de cuidado personal un factor que diferencia a un proveedor de tecnologías de otro. “Estamos en la era de la flexibilidad”, señaló durante su intervención, “y una gran inversión financiera para una sola solución no resuelve nada en absoluto… necesitamos más versatilidad en los cambios si queremos innovar en una estructura o en un material de empaque”, dijo.

En la industria de bebidas, donde las inversiones en maquinaria de embotellado y empaque son por lo general millonarias, tres elementos esperan las marcas al momento de considerar un proveedor, según el gerente de Ingeniería de la firma dueña de marca participante, que cuenta con presencia en Colombia y otros cinco países de América Latina: la calidad inherente de las máquinas y procesos; un adecuado servicio posventa que garantice la confiabilidad a la producción y repuestos disponibles todo el tiempo y para todas las máquinas; así como el compromiso de que el fabricante sea un verdadero socio para el desarrollo de nuevos productos, en especial en lo referente a la oportunidad, la flexibilidad y la confiabilidad.

Más allá del simple trámite

Las solicitudes de propuestas (RFP, por su sigla en inglés) son elementos esenciales para la adquisición de maquinaria y equipos y un paso esencial que permite comprender cabalmente los requisitos de los proyectos. Por eso en el panel se consultó a los participantes sobre el peso que les dan a estos en el proceso previo a la compra.

Para el sector de productos médicos y de la salud representando en el encuentro, las RFP deben manejarse con mucha responsabilidad y sobrepasar el simple intercambio de documentos.

“Siempre resulta muy difícil expresar en papeles todos los requerimientos, y por esa razón es necesario que el fabricante de maquinaria y el cliente se conviertan en un equipo de trabajo que logre propuestas que generen valor y optimicen los recursos”, dijo.

Los beneficios de una RFP bien gestionada se traducen en claridad en el contrato comercial y en la garantía de una de definición clara de los objetivos, de acuerdo con el gerente de ingeniería de la empresa productora de bebidas participante en el panel.

“Para nosotros es uno de los pasos más importantes del proceso de desarrollo”, dijo, “y la conclusión de la etapa de ingeniería de los detalles. Desde que empezamos a prestar una atención extrema a este proceso de solicitud de propuesta, la negociación de la adquisición de las máquinas ha sido más sencilla que nunca antes”, agregó.

Encuentro de generaciones

Una pregunta final dio lugar a una interesante conversación entre los panelistas: Cuando piensa en el reemplazo de maquinaria antigua, ¿cuál es el aspecto esencial que está buscando? Las respuestas cubrieron distintos aspectos, que incluyeron desde la capacidad para responder a exigencias de sustentabilidad y reducción de los residuos de materiales, —sin desmedro de las mejoras en velocidad y productividad—, hasta la facilidad de integración con los equipos existentes.

Sobre este último aspecto, la intervención de la empresa de productos médicos fue muy aclaradora: cuando se remplaza una parte de los equipos y esta debe integrarse a la línea, surge un gran desafío, que consiste en “asegurar que la tecnología antigua no ralentice la nueva y se pierda la eficiencia para la cual se adquirió el nuevo equipo”. Esta integración no es siempre posible, como expresó el panelista, en cuyo caso lo mejor consiste en diseñar el nuevo equipo teniendo en mente una actualización futura, “el grupo que decide la adquisición debe trabajar pensando en ofrecer un diseño preparado para el siguiente paso”, añadió.

En casos de integración de tecnologías de distintas generaciones, el papel proveedor de la maquinaria es crucial para garantizar los mejores resultados. Lo que buscan empresas como la del sector de bebidas presente en el panel es confiabilidad, eficiencia y flexibilidad en los procesos, factores que deben garantizarse por parte del fabricante. “Aquí el desafío más grande consiste en contar con un proveedor que asuma una responsabilidad total por el resultado final en la integración de la línea”, señaló el panelista en su intervención.

Una sesión de preguntas y respuestas completó este diálogo, que puso sobre la mesa inquietudes y estrategias para entablar comunicaciones constructivas que potencien los resultados de las inversiones y la productividad de los equipos y la maquinaria de empaque.

Más en Inteligencia de Negocios