Operación de cannabis toma pronunciada curva de aprendizaje en envases

A medida que se llena un vacío de mercado para fabricar un producto refinado para gustos específicos, particularmente en medio de un grupo competitivo que acelera la comercialización, la firma 1620 Labs se apoya en el empaque para diferenciarse.

En 2016, cuando se legalizó la marihuana recreativa en Massachusetts, surgió la idea detrás de 1620 Labs. Como suele ocurrir cuando se abre un nuevo mercado, se crea un vacío que atrae a gente de otros mercados. En este caso, cuatro personas locales quienes habían cambiado de carrera compartieron la visión de aprovechar su experiencia combinada, es decir, en horticultura, arquitectura paisajística, bienes raíces e inversiones, y aplicarlas a una industria incipiente.

En particular, vieron una brecha en el mercado de la flor de cannabis premium de gama alta para su uso en cigarrillos de cannabis pre enrollados. En un entorno empresarial en el que las grandes empresas inundaban este nuevo mercado con todo lo que pudieran cultivar tan pronto como pudieran cultivarlo, 1620 Labs se posiciona como un cultivador de cannabis artesanal cuidadosamente elaborado.

Operación de cannabis asume pronunciada curva de aprendizaje en envasesEjemplo del empaque de dos tubos J."A pesar de que estamos empleando tecnología avanzada [en términos de horticultura], estamos haciendo cosas de la vieja escuela", dice Mike Lance, director de operaciones de 1620 Labs. “El nuestro es un enfoque muy práctico, con mucho amor y una feroz dedicación al antiguo arte del cultivo reflexivo. Estamos cultivando plantas en pequeños lotes utilizando tierra real. En lugar de utilizar productos químicos nocivos, estamos utilizando té de abono totalmente natural como fertilizante y también hemos adoptado una metodología de control de plagas natural que utiliza principalmente insectos beneficiosos, incluidas las mariquitas. Nuestro personal está en las instalaciones las 24 horas del día cuidando las plantas, monitoreando constantemente el equilibrio del pH del suelo y controlando los niveles de humedad en las salas de cultivo. Cosechamos a mano, así como también cortamos a mano cada flor para fabricar productos de la más alta calidad”.

Pero, especialmente con el cannabis, comenzar un negocio desde cero no es solo una cuestión de tener un sueño y pasar el rato. De hecho, poner en marcha el negocio fue un proceso de cuatro años y se debía seguir un orden de operaciones muy específico. Esto incluyó la selección del sitio (Athol, Massachusetts) primero, luego un largo proceso de aprobaciones de la ciudad y el estado para una licencia de cultivo, y solo después de recibir una licencia provisional, la empresa pudo concentrarse en modernizar el edificio para satisfacer las necesidades del nuevo negocio. En marzo de 2020, 1620 Labs recibió el visto bueno para comenzar a cultivar, y el 26 de octubre de 2020, recibió la autorización del estado para iniciar la operación como cultivador para uso adulto. Lance ve el lento pero seguro camino hacia la producción de su empresa como una historia de transformación, una que aún no ha terminado.

“Nuestro compromiso de transformar Athol y la vida de sus ciudadanos seguirá creciendo con cada nueva cosecha”, dice Lance. “Asimismo, la transformación de nuestra pequeña empresa continuará con la Fase Dos mientras buscamos expandir nuestra presencia en la propiedad. Somos dueños de un sitio con un molino al lado de nuestra instalación actual, con planes para derribarlo y construir otra sede de cultivo de última generación en su lugar. Esta nueva instalación tendrá tres veces el tamaño de nuestro edificio actual, una parte vital de nuestros objetivos de transformación para traer más puestos de trabajo al área y construir sobre la promesa de un mejor mañana ".

Empaque con un componente clave

Cuando 1620 Labs comenzó el proceso de investigación de soluciones de empaque para su producto, una noción de la industria que Lance encontró con frecuencia fue que el empaque era una ocurrencia tardía; la sabiduría popular sostenía que el producto se vendería solo. Y había algo de verdad en eso: hubo un cierto período en el que los cultivadores lucharon por mantenerse al día con la nueva demanda reprimida. Pero Lance lo vio desde otro ángulo.

“De manera más general, sabíamos que queríamos algo que fuera diferente de lo que había por ahí. Muchos minoristas, cuando comencé a conocerlos, enfatizaron en que el empaque no era necesariamente tan importante todavía. No era lo que atraía a la gente a las flores. Gran parte del mercado está impulsado por números en este momento y satisfaciendo la demanda”, dice Lance. "Pero cuando entramos, sabíamos que queríamos la presentación completa, tener esa flor de alta calidad, así como un empaque realmente atractivo".

Operación de cannabis asume pronunciada curva de aprendizaje en envasesEl sistema de llenado Sluice Box llena simultáneamente 406 papeles de envoltura de conos pre enrollados.Este es un buen lugar para notar que el empaque primario de un pre rollo no se descarta, sino que el consumidor lo consume (fuma). En ese caso, el empaque (lo que tradicionalmente se habría llamado papel para enrollar) tenía que ser algo que produjera una combustión lenta y favorable en comparación con otros papeles pre enrollados del mercado.

“No estamos colocando recortes [recortes son hojas sueltas de cannabis que ya no se adhieren al cogollo o flor más favorable] en nuestros pre rollitos, estamos poniendo flores para que sea un producto de muy alta calidad, y queríamos que estuviera representado a través de toda la marca ".

Pero como las personas que cambiaron su carrera --desde paisajística, marketing y finanzas--, la cadena de suministro de envases fue una curva de aprendizaje empinada. La directora de marketing, Liz Carroll, pidió muestras a los proveedores y hubo una ola de posibilidades y consideraciones, pero la solución a la que se llegó fue un éxito, según Carroll y Lance.

El sistema de empaque era un pre-rollo de 85 mm y 0.5 g, empacado cinco en una caja de cartón --tipo push-pack-- a prueba de niños, o dos en un tubo en J a prueba de niños. Entre todos las empresas proveedoras muestreadas, "la competencia no estuvo muy reñida, entonces fue una elección fácil", dice Lance.

Amplio abanico de funciones

La empresa seleccionó a Custom Cones USA, un constructor de maquinaria para pre rollos y proveedor de empaques para pre rollitos, como cartones y papeles para enrollar en forma de cono. La ventaja que Custom Cones presentó a 1620 Labs fue la simplicidad de una solución completa llave en mano para la marca emergente de pre rollo. El proveedor pudo proporcionar todo lo que 1620 Labs necesitaba para obtener esa flor súper premium, material costoso que ya había consumido tanta ciencia, espacio, luz, agua y TLC general, en un cono pre rollo a prueba de niños, con cartón resistente tipo push-pack o tubo J, y finalmente, en un empaque de cartón corrugado o contenedor.

La unidad más básica en la operación de envasado es el cono en sí, es un papel preenrollado en forma de cono que espera ser llenado con flor de cannabis. En consonancia con el deseo de 1620 Labs de un producto operativo lo más natural posible, los conos son papel de enrollar de cáñamo 100% orgánico. Incluyen una estructura de filtro de papel de cáñamo plegado integral, que se describe mejor como una espiral de papel muy doblado que agrega estabilidad en la base del pre rollo, donde los consumidores lo sostienen con los dedos, o los labios cuando lo consumen. Estos conos llegan a las instalaciones de 1620 Labs como empaques con nidos o espacios para 10 unidades.

Operación de cannabis asume pronunciada curva de aprendizaje en envasesEl sistema de llenado consta de dos cartuchos que se colocan sobre una mesa que hace vibrar suavemente la flor molida desde el cartucho superior hacia los papeles de envoltura de cono en el cartucho inferior.Listos para el llenado, los conos se cargan manualmente, abiertos o con el lado femenino hacia arriba, en una estación de llenado vibratoria semiautomática llamada Sluice Box, vendida por Custom Cones. El sistema de llenado de tres capas consta de una base vibratoria, un cartucho receptor inferior que sostiene los conos y un cartucho superior desde el que se dispensa la flor de cannabis. Vea un breve video sobre cómo funciona Sluice Box aquí. La base de la Sluice Box es un mecanismo vibratorio diseñado para hacer vibrar suavemente la flor de cannabis desde el cartucho superior hacia los conos del cartucho inferior. El cartucho inferior consta de ranuras diseñadas para sujetar los conos. La compañía utiliza una Sluice Box con un cartucho de 406 ranuras para conos de 85 mm, pero para tamaños de cono más grandes de 98 mm y 109 mm, está disponible un cartucho que contiene 325 ranuras.

Una vez que se cargan los conos (lo que demora unos 15 minutos), el cartucho superior con el patrón de ranura correspondiente se ubica en la parte superior y la flor de cannabis recortada a mano se coloca sin apretar en él. Al encender el sistema, las vibraciones sacuden la flor hacia los conos alineados debajo de las ranuras superiores del cartucho.

Toda la configuración de tres capas se asienta sobre una alfombra de goma para ayudar a absorber la vibración y atrapar el producto suelto. Un último paso es una herramienta de apisonamiento con patrón de clavija macho para que coincida con el patrón de ranura hembra en el cartucho inferior. Esto permite apisonar masivamente la flor de cannabis en los conos.

Cajas de empacado secundario

Después del llenado, cada cono se pesa para garantizar que tenga exactamente 0,5 g por cono. Luego, estos se empacan a mano en la caja de cartón del paquete de cinco unidades (2.5 g en total), o en el tubo en J de dos empaques (1.0 g en total).

La caja push-pack está hecha a medida para 1620 Labs por Custom Cones. Consiste en una bandeja interior de cartón de alta resistencia (de 2 mm de grosor según se toma con un calibre), completa con un inserto de cartón más liviano para acomodar cada uno de los cinco pre rollos y evitar el movimiento dentro de la bandeja. La bandeja interior se desliza en una funda exterior de cartón más delgada, y hace "clic" en su lugar. Probados y certificados para ser a prueba de manipulaciones y a prueba de niños, los push pack personalizados brindan todo el cumplimiento normativo relacionado para 1620 Labs. La parte posterior del empaque presenta una lengüeta de botón discreta de goma (silicona) que el consumidor empuja hacia abajo para desbloquear, y luego desliza debajo de la cubierta exterior de cartón para sacar la bandeja de su cubierta. La función de silicona agrega seguridad táctil para el pulgar. Vea un breve video sobre cómo funciona el mecanismo.

“Simplemente lo presiona un poco y lo desliza con el pulgar en un solo movimiento”, dice Lance. "Es un diseño realmente agradable".

Operación de cannabis asume pronunciada curva de aprendizaje en envasesTodo el empaque está hecho de cartón resistente y reciclable que, según la compañía, es una opción de envase más sustentable que sus cajas de plástico de primera generación. Importante para las empresas emergentes en el envasado de cannabis, Custom Cones ofrece una cantidad mínima por orden tan baja como 500 a 1000, dependiendo del nivel de personalización.

Los tubos J están empacados con el mismo producto, solo dos en lugar de cinco. Encajan juntos en el tubo como formas inversas pero correspondientes, un lado del filtro hacia abajo, el otro lado del filtro hacia arriba, y el cierre del tubo certificado a prueba de niños se cierra con un clic.

Luego, tanto las cajas como los tubos J se sellan con envoltura retráctil, tanto para mantener la frescura como para envolver completamente los paquetes. Los cartones push-pack usan una película transparente para dejar que se vea el diseño, mientras que los tubos en J usan una película impresa que contiene marcas, logotipos y más información sobre el producto.

Ambas variedades de envase se empacan a mano en cartón corrugado, se marcan con información generada por el software metrc para los datos de la semilla a la venta (más sobre esto un poco más adelante), y se cierran manualmente con cinta anti-manipulación. La logística y la entrega a los minoristas se produce a partir de entonces.

Colaboración en el diseño de envase

Aún no mencionado, pero absolutamente clave tanto para cumplir con la ley como para comunicar información precisa al minorista y al consumidor final, el etiquetado es un paso crucial en el proceso de empaque de 1620 Labs.

La ubicación precisa de la obra de arte que va en las cajas y las consideraciones sobre la ubicación de los identificadores de etiquetas requeridos legalmente, además de las regulaciones que indican qué debe ser visible y dónde, son consideraciones que pueden desafiar a las firmas dueñas de marca más experimentadas. Pero al igual que muchos productores de cannabis de nueva creación, 1620 Labs no tenía un equipo de diseñadores de envases dueños de todas las mejores prácticas de diseño de envases disponibles. Custom Cones pudo ofrecer experiencia de esa manera.

Operación de cannabis asume pronunciada curva de aprendizaje en envasesLos pre rollos llenos se retiran del cartucho inferior para pesar, plegar y empacar manualmente.“El perfil completo de cannabinol [contenido de THC / CBD y variedad de índica, sativa o híbrido] de flor está en cada etiqueta, más el número de lote, la fecha de empaque, la fecha de vencimiento, etc.”, dice Lance. “Parte de lo que nos ayudó Custom Cones fue con el tamaño. Sabíamos que necesitábamos una etiqueta determinada con una fuente específica que tenemos que imprimir cada vez que la cultivamos y que tiene que caber en algún lugar del empaque. Y existe mucha información en el envase y en el tubo. Además, necesitábamos incluir nuestra marca y nuestra combinación de colores, y teníamos todas esas cosas resueltas, pero nos ayudaron a definir dónde encajaría y de qué tamaño y formas".

Las etiquetas autoadhesivas de color blanco liso se imprimen actualmente en una impresora de inyección de tinta de oficina simple y se aplican manualmente. En una primera ronda con este sistema de empaque, fue un problema cómo encajaban las etiquetas en los empaques, y lo que potencialmente ocultaban en el empaque secundario debajo. Encontrar la propiedad inmobiliaria adecuada sin ocultar logotipos u otra información importante fue un problema. Una iteración más reciente de empaque tiene en cuenta esto y estandariza el tamaño y la ubicación de la etiqueta tanto en los pack push como en los tubos J.

Detalles de la etiqueta

"Mucho de lo que está en la etiqueta está determinado por el laboratorio", dice Lance. Lo que quiere decir es que cierta información de la etiqueta, el contenido de THC, por ejemplo, depende de las mediciones de laboratorio que reflejan las fluctuaciones naturales de una planta de marihuana a otra, y de una cosecha a otra. Además, la compañía utiliza un sistema de software, llamado metrc, que está diseñado para monitorear una cadena de suministro segura y legal desde la semilla hasta la venta. Esta meta-información de seguimiento y rastreo no orientada al consumidor permite una visibilidad completa de cada pre rollo, hasta la planta que hizo crecer la flor.

“Los cultivadores básicamente trazan el peso, pero a los dispensarios les gusta que adaptemos ese peso en unidades, en números redondos reales de productos en lugar de pesos”, dice Lance.

Por ejemplo, en el caso de los tubos J de 1620 Labs, los operadores empacan los tubos por cien, 113 por expedidor para ser precisos. Esto explica por qué 113 paquetes de tubos J es el paquete individual equivalente al peso que 1620 Labs rastrea en el lado del cultivador. Pero toda esta información, y las conversiones de pesos de flores a números de paquetes individuales o SKU, se rastrea constantemente en el sistema metrc. Y todo eso está impreso en una etiqueta en la caja de envío, por lo que los minoristas también tienen los números con los que están acostumbrados a tratar. Las conversiones hacia atrás a pesos están disponibles fácilmente, y los números de lote siguen a cada paquete a lo largo de toda la cadena.

Operación de cannabis asume pronunciada curva de aprendizaje en envasesLlenado manual de tubos J antes del retractilado, etiquetado y procesamiento por lotes en contenedores para su transporte.Sistema de empaque resultante

El resultado fue una colaboración entre diseñadores gráficos en 1620 Labs (la empresa ya tenía un logotipo establecido y mensajes de la marca cuando buscó el empaque por primera vez), y el equipo experto de Custom Cones, que con un ojo para las regulaciones y cómo afectan estas el diseño del empaque, había llevado a más de una marca de cannabis a cruzar la línea de meta inicial.

Operación de cannabis asume pronunciada curva de aprendizaje en envasesLa aplicación manual de etiquetas se completa para un lote de pre rollos encuadernados para paquetes de dos tubos J. Los tubos se envuelven con película impresa antes del etiquetado.“Tenemos a alguien en el personal que fue responsable de un diseño y creación de marca realmente elegante, y queríamos estar seguros de que se destacara”, dice Carroll. “Pero su diseño fue enviado a Custom Cones y ellos lo convirtieron en el empaque que necesitábamos. Tener una empresa que nos ayudó con todo ese trabajo de diseño de envases, creó las pruebas y trabajó con nosotros en todo el etiquetado necesario fue muy útil y una gran razón por la cual elegimos a Custom Cones ".

Compañías en este artículo
Más en Empaques rígidos