Envase para agua, Bag-in-Box®

La nueva configuración evita la exposición del líquido a la luz y al aire durante todo su período de almacenamiento y hasta el consumo, previniendo así la contaminación bacterial.

Este nuevo formato de Smurfit Kappa evita la exposición del agua a la luz y al aire durante todo su periodo de almacenamiento y hasta el consumo, previniendo así su contaminación bacterial.

Bag-in-Box® es la innovadora solución que Smurfit Kappa mostró en PACK EXPO Chicago 2018 como respuesta a las necesidades de manejo, transporte y uso seguro de agua en establecimientos de venta de alimentos, instituciones y negocios, lo mismo que para su empleo en organizaciones humanitarias, gracias a su capacidad para ofrecer un empaque práctico, limpio y sostenible. El agua empacada en este desarrollo de Smurfit Kappa se llena al vacío en una bolsa flexible con propiedades de barrera ante el oxígeno y los aromas, y se coloca dentro de una caja de cartón. Esta configuración evita la exposición del líquido a la luz y aire durante todo su período de almacenamiento y hasta el consumo, previniendo así el riesgo de contaminación bacterial.

La bolsa de agua cuenta con un dispensador protegido con un sello antimanipulación, que facilita el uso, no gotea y ofrece una dispensación cómoda y segura. John Mitchel, representante de ventas de Smurfit Kappa Bag-in Box® para Norteamérica explicó los desarrollos recientes que la empresa ha integrado en sus empaques para agua, en especial un novedoso adaptador que se ajusta bien a la mayoría de los enfriadores utilizados en Estados Unidos y en Canadá. La facilidad de uso se complementa en la solución Bag-in-Box con la práctica manera de remoción y sustitución del envase cuando se ha consumido el agua por completo.

El fabricante destaca entre las ventajas de Bag-in Box® la higiene que proporciona a los usuarios, garantizada por la ausencia de penetración de aire cuando se está dispensando el agua, pues la película de la bolsa colapsa durante el vertimiento. Adicionalmente, la seguridad para la salud está garantizada por el uso de materiales en la bolsa que no contienen bisfenol A y por la inviolabilidad de la tapa Vitop®, un desarrollo patentado que no admite posibles falsificaciones. Bag-in-Box® aporta a las iniciativas de sustentabilidad al reducir el uso de vehículos para su transporte, disminuir el desperdicio de agua, utilizar menos materiales de empaques. Y suprimir el empleo de químicos en el lavado de botellas. En el área de a logística y el manejo de la cadena de suministro, la solución de Smurfit Kappa permite el empleo de menor mano de obra, una reducción importante en los costos de producción, y facilidad en el movimiento de los productos.

Más en Empaques flexibles