Nuevas películas antimicrobianas probadas contra el coronavirus

Nuevas películas antimicrobianas que pueden utilizarse para aplicaciones en empaques y etiquetas, y que han sido probadas contra el coronavirus SARS.CoV-2.

En tiempos de pandemias y contagios, las precauciones nunca serán exageradas. Imaginemos, por ejemplo, el caso de los restaurantes, en los que, aunque las cartas pueden consultarse escaneando un código de respuesta rápida, siguen siendo comunes los menús impresos en papel que pasan de mano de en mano entre los clientes. Los eventos podrían extenderse a múltiples escenarios y campos de aplicación, como el de los empaques, por ejemplo, sujetos a la manipulación y el contacto por parte de numerosas personas a lo largo de su vida útil.

En estos casos, el uso de un sustrato con propiedades antimicrobianas es una manera eficiente de proteger a los consumidores y una alternativa que algunas empresas investigan para producir soluciones asequibles y eficientes. Taghleef Industries, fabricante de una línea completa de películas para empaques, etiquetas, artes gráficas, laminación y aplicaciones técnicas, lanza dentro de su línea DerprosaTM materiales antimicrobianos que garantizan protección y seguridad a los consumidores. Desde su sede principal en el sur de España, Raúl Cobos, gerente de Marketing y Desarrollo de Negocios de Taghleef Industries, habló con Mundo PMMI sobre este desarrollo y su uso en una gama extensa de aplicaciones, como los empaques.

Una solución segura

Las películas Taghleef Antimicrobial, sometidas a distintas pruebas de idoneidad por parte de laboratorios independientes, inhiben la proliferación de agentes patógenos y neutralizan su supervivencia. A diferencia de otras referencias disponibles en el mercado, en su fabricación se han integrado las propiedades de protección antimicrobial en la película en sí misma, en lugar de realizar un proceso de simple recubrimiento. “Esta diferencia es fundamental porque, si se tratase de un revestimiento, en caso de cualquier manipulación, un roce o una pequeña abrasión, la actividad antimicrobiana desaparecería fácilmente”, explica Raúl Cobos.

Las pruebas para la película antimicrobiana han seguido un proceso completo para verificar su efectividad. En particular, los ensayos demostraron la capacidad de protección frente a agentes como el estafilococo resistente a la meticilina (MRSA en inglés), la bacteria Escherichia coli (E.coli), el coronavirus felino (FCoV) y el coronavirus humano (SARS-CoV-2).Las pruebas para la película antimicrobiana han seguido un proceso completo para verificar su efectividad. En particular, los ensayos demostraron la capacidad de protección frente a agentes como el estafilococo resistente a la meticilina (MRSA en inglés), la bacteria Escherichia coli (E.coli), el coronavirus felino (FCoV) y el coronavirus humano (SARS-CoV-2).Aunque el recubrimiento es una opción utilizada ampliamente en películas que no requieren un alto desempeño en su superficie, la inclusión de los aditivos durante el proceso de extrusión garantiza su distribución uniforme y su inclusión en la estructura molecular del polipropileno. “De esta manera contamos con una película de polipropileno biorientado (BoPP) en la que no existe el riesgo de que su superficie quede sin la propiedad de protección”; señala el gerente de Desarrollo de Negocios de Taghleef Industries desde España.

Beneficios propagados

La trayectoria de Taghleef Industries en el desarrollo de películas de protección contra agentes patógenos se remonta a una década atrás, cuando presentaron al mercado una referencia antibacteriana, destinada al mercado de empaques flexibles utilizados en la industria de alimentos. Ante el surgimiento de la pandemia, Taghleef Industries se preguntó por la efectividad que esta película podría ofrecer en la protección frente a agentes virales. A pesar de que existía una gran certidumbre sobre la existencia de esa propiedad protectora, y sorteando las limitaciones de disponibilidad de los laboratorios, emprendieron el proceso de validación de su uso recomendado frente a una amenaza como la del coronavirus humano (SARS-CoV-2).

Esta seguridad, garantizada por el uso previo de la película antimicrobial y por las certificaciones obtenidas, ha tenido amplia acogida en el mercado. “La formulación previa era antibacteriana y estaba completamente contrastada desde tiempo atrás; lo que hemos hecho es validar que también es antivirus. Es importante que el mercado sepa que no ha sido una tecnología creada rápidamente para responder a la pandemia, sino que ya estaba desarrollada”, anota Raúl Cobos.

Uso amplio y eficiente

Diseñada originalmente para el mercado de empaques flexibles y posteriormente adoptada para aplicaciones de artes gráficas, la película antimicrobiana de Taghleef Industries cuenta con propiedades especiales que permiten el termosellado y su utilización en la producción de empaques flexibles y etiquetas. Cuando se emplea en estas aplicaciones, su comportamiento es similar al de las películas sin tratamiento, y no requiere para su procesamiento equipos especiales o configuraciones diferentes de las máquinas. “El hecho de que la película sea antimicrobiana no afecta en absoluto la aplicación, la maquinabilidad o el almacenamiento, ni demanda propiedades especiales”, explica Raúl Cobos, y señala, además, que no se presentan tampoco cambios en sus características de transparencia, fricción o de cualquier otra variable que pueda incidir en su desempeño durante la producción de los empaques o etiquetas. La gama nueva de películas antimicrobianas Derprosa se ofrecen en opciones mate y con brillo e igualmente estos son los acabados que se ofrecen para empaque flexible.

Estas propiedades le aseguran a la película antimicrobiana de Taghleef Industries una amplia acogida en el mercado de productos empacados con materiales flexibles, en particular aquellos que se ofrecen en estanterías de tiendas y supermercados, sujetos a la manipulación por parte de los consumidores. “Su uso genera la tranquilidad de que en la superficie de los empaques no habrá agentes patógenos… la película evitará que las bacterias o los virus permanezcan sobre la superficie”, aclara Cobos, quien hasta 2018 desempeñó el cargo de gerente Regional de Ventas para América Latina de Taghleef Industries en el rubro de Artes Gráficas.

Thumbnail 01c Banner Deprosa Taghleef IndustriesA pesar de que la promoción de estas películas solo se ha llevado a cabo recientemente, una vez se han recibido los resultados oficiales de los laboratorios externos certificando sus propiedades anti coronavirus SARS-CoV-2, la película antimicrobiana de Taghleef Industries ha despertado un gran interés en la industria de empaques, en especial en los mercados de flexibles para alimentos: “En estas aplicaciones, las opciones más prácticas serían las de estructuras con una laminación de una película convencional interior con otra exterior que posea las propiedades antimicrobianas de Taghleef Antimicrobial”, explica Raúl Cobos.

Protección comprobada

Las pruebas para la película antimicrobiana han seguido un proceso completo para verificar su efectividad. En particular, los ensayos demostraron la capacidad de protección frente a agentes como el estafilococo resistente a la meticilina (MRSA en inglés), la bacteria Escherichia coli (E.coli), el coronavirus felino (FCoV) y el coronavirus humano (SARS-CoV-2). Uno de los resultados más importantes de las pruebas fue la comprobación de que luego de 24 horas se produce una reducción superior al 84 % del coronavirus humano sobre las películas, un porcentaje de protección altamente tranquilizador frente a otras alternativas en el mercado, afirma Cobos.

Las pruebas, realizadas por laboratorios independientes del Reino Unido y Francia, se encuentran respaldadas con certificaciones que miden el grado de eficacia de las películas frente a los agentes mencionados. Igualmente, para el caso de las aprobaciones de su uso en aplicaciones de contacto directo con alimentos, Taghleef Industries cuenta con certificación para Europa. “No obstante, a nivel de protección de productos de alimentación, el efecto antimicrobiano se requiere realmente en la superficie externa de la película que protege el empaque, pues es esta la que se encuentra expuesta a la manipulación y al posible contagio”, concluye Raúl Cobos.

Compañías en este artículo
Más en Empaques flexibles