Película flexible ha impactado empaque de arroz en Brasil

Dow y Videplast desarrollaron en conjunto un material flexible que ha logrado impactar el empaque de arroz en Brasil.

Solito Alimentos encontró una respuesta efectiva en el desarrollo de la película que hicieron Dow y el fabricante de soluciones para empaques Videplast, de la película VP30, utilizada hoy en las bolsas en las que se empaca su acreditado arroz.
Solito Alimentos encontró una respuesta efectiva en el desarrollo de la película que hicieron Dow y el fabricante de soluciones para empaques Videplast, de la película VP30, utilizada hoy en las bolsas en las que se empaca su acreditado arroz.

Para la compañía brasileña Solito Alimentos esta película flexible le ha servido para consolidar el posicionamiento de su arroz en el mercado. Y para brindar un mejor producto a sus consumidores.

En un país de dimensiones continentales como Brasil, donde los fabricantes atienden mercados enormes y dispersos, la calidad y resistencia de los empaques representa un factor fundamental para superar los rigores del transporte, la manipulación y la distribución de sus productos. En el estado de Sao Paulo, la marca Solito, una de las principales marcas en el sector de alimentos de la región, está utilizando una película para el empaque de su arroz que, de acuerdo con este fabricante brasileño, le ha traído grandes beneficios económicos, logísticos y de aceptación por parte de los consumidores.

Arroz: un mercado que crece

El arroz es un alimento presente en la dieta y en la mesa de todos los hogares brasileros. La industria de alimentos nacional estima que el consumo de este cereal por parte de cada habitante del país se encuentra entre 40 y 60 kilogramos al año, una demanda que los productores atienden con la instalación de tecnologías de procesamiento y empaque que agilicen la llegada al mercado y garanticen la plena satisfacción de los consumidores.

Solito Alimentos fue fundada en 1961 por Antonio Zaia y ha sido una empresa familiar que ha basado su crecimiento en el trabajo esforzado y en decisiones apropiadas de inversión e innovación en sus áreas de procesamiento y empaque. En sus instalaciones en el distrito industrial de la ciudad de Sao Paulo, Solito produce mensualmente 20 mil toneladas de arroz, además de otros alimentos como fríjol, harina de arroz y azúcar, y cuenta además con una unidad de carga y descarga de arroz en Uruguaiana, en el estado de Río Grande do Sul. “Contamos además con un centro de distribución en la ciudad de Barueri, desde donde despachamos con seguridad y eficiencia los productos a más de 3.500 puntos de ventas y varios estados del país”, le dijo a Mundo PMMI Marcos Camargo, director comercial de Solito Alimentos.

Solito Alimentos fue fundada en 1961 por Antonio Zaia y ha sido una empresa familiar que ha basado su crecimiento en el trabajo esforzado y en decisiones apropiadas de inversión e innovación en sus áreas de procesamiento y empaque. En sus instalaciones en el distrito industrial de la ciudad de Sao Paulo, Solito produce mensualmente 20 mil toneladas de arroz.Solito Alimentos fue fundada en 1961 por Antonio Zaia y ha sido una empresa familiar que ha basado su crecimiento en el trabajo esforzado y en decisiones apropiadas de inversión e innovación en sus áreas de procesamiento y empaque. En sus instalaciones en el distrito industrial de la ciudad de Sao Paulo, Solito produce mensualmente 20 mil toneladas de arroz.

Empaques eficientes

En su búsqueda permanente por mejorar la calidad de sus productos, Solito Alimentos encontró una respuesta efectiva en el desarrollo de la película que hicieron Dow y el fabricante de empaques Videplast, de la película VP30, utilizada hoy en las bolsas en las que se empaca su acreditado arroz. “En conversaciones que sostuvimos con Videplast, nos dimos cuenta de que el mercado del arroz requería soluciones que protegieran mejor el producto y aumentaran a la vez la productividad”, señala Marcus Carvalho, gerente de mercadeo para Alimentos y de Especialidades Empaques de Dow para América Latina.

Esta necesidad dio origen a la película VP30, utilizada en el empaque de productos alimenticios. La gran acogida que ha recibido por parte de Solito Alimentos, y los beneficios obtenidos, confirman los resultados de las pruebas realizadas antes de su lanzamiento en 2017, que señalaban un comportamiento del material superior a los estándares que se tenían en el mercado, en términos de productividad, calidad y ahorro. “La película VP30 nos ha permitido una mayor rentabilidad y seguridad, con propiedades de calidad como un brillo más vistoso en los empaques”, señala Marcos Camargo, director comercial de Solito Alimentos.

Las pruebas realizadas en Pack Studios de Dow en Jundaí, Sao Paulo, determinaron que la película VP30 permite producir hasta 36 por ciento más bolsas que con otros materiales utilizados anteriormente. “De una bobina de 50 kilogramos, por ejemplo, que cuenta con 1.594 metros de película, se pueden producir 3.953 bolsas para empacar cinco kilos. Una bobina de película común del mismo peso tiene 1.169 metros, de los que salen 2.886 bolsas para paquetes de cinco kilos”, explica Carvalho.

Resistencia y realce de marca

Los beneficios se extienden además al desempeño de las bolsas, ya que ofrecen una resistencia superior a los impactos y una integridad que se mantiene incluso cuando se sella a temperaturas superiores a las utilizadas con otras películas convencionales. Adicionalmente, en la producción y sellado de los empaques, Solito Alimentos ha obtenido ahorros considerables en el consumo de energía y por efectos de una producción optimizada. “Al ser una película más fina, se requiere menos energía para las operaciones de sellado, lo que incide también en una mayor duración de las piezas de las máquinas y en un mantenimiento más fácil”, dice Marcos Camargo. El uso de la película ha dado lugar a una mayor productividad en las operaciones de empacado pues permite que las máquinas de empaque funcionen con mayor rapidez y, por su consistencia, impide que los granos dejen marcas en las bolsas.

En productos como el arroz, el empaque se convierte en muchos casos en la principal herramienta de mercadeo y a su calidad contribuye también el desarrollo de Dow y Videplast, con propiedades de brillo y transparencia que potencian la calidad de las imágenes, textos y logos impresos en las bolsas. “La película VP30 proporciona mayor transparencia, brillo y mejor calidad de impresión, que son aspectos importantes para la diferenciación en el punto de venta”, dice Carvalho

La utilización de la película de polietileno lineal de baja densidad para empaques flexibles VP30, por sus características de buen sellado, hermeticidad, apropiada adhesividad para mantener las capas juntas y resistencia a la rotura, se está extendiendo ya a distintos productores de alimentos en Brasil.

“Videplast tiene ya varios clientes más que están embolsando arroz con la película VP30 y la intención es extender en el futuro su uso a otros cereales que se empacan en máquinas automáticas”, afirmó Marcus Carvalho.

Para Solito Alimentos, el empleo de este desarrollo de Dow y Videplast ha servido para consolidar el posicionamiento de su arroz en el mercado y brindar un mejor producto a los consumidores. “Los ahorros que estamos obteniendo por factores como el menor uso de película en la producción de los empaques, los estamos trasladando a nuestros clientes y consumidores, lo cual nos ha permitido ser aún más competitivos en el mercado”, concluye Marcos Camargo en su conversación con Mundo PMMI.

Más en Empaques flexibles