Webinar EXPO PACK / Mundo PMMI: La industria mexicana ante las nuevas exigencias de la NOM-051

La masiva participación en el reciente webinar sobre etiquetado frontal de alimentos y bebidas pone de relieve el interés y las preocupaciones de las empresas por los impactos y el alcance de las nuevas regulaciones.

Webinar Presentación Canainca Expo Pack Banner

Una participación que superó 1.000 asistentes tuvo el webinar Etiquetado frontal en alimentos y bebidas no alcohólicas en México: Una realidad para abordar con conocimiento, llevado a cabo el pasado miércoles 19 de agosto, y organizado por EXPO PACK México y Mundo PMMI. En una dinámica e informada presentación del presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (CANAINCA) Alejandro Malagón, Jonás Murillo, su director general, y Estephani Paniagua, coordinadora del área técnica y de medioambiente, se dio respuesta a las inquietudes de diversas empresas productoras de alimentos, de todos los segmentos y tamaños, y que ven acercarse la entrada en vigor de las estrictas medidas comprendidas en la modificación a la NOM-051 sobre la inclusión de información nutricional en los empaques y envases de alimentos y de bebidas no alcohólicas.

Una industria de gran peso

Al igual que en todos los países de América Latina, en México la industria de alimentos y bebidas es fuente de recursos, empleo y riqueza, producto de un trabajo ejercido con responsabilidad y sustentabilidad.

En sus operaciones de procesamiento, empaque y transporte las empresas aplican estándares rigurosos de seguridad y utilizan avanzadas tecnologías para garantizar la calidad e higiene de sus productos. Su presencia en toda la geografía nacional garantiza el suministro a los consumidores de todas las regiones y municipios, y su aporte al bienestar de la población se refleja en ingresos, trabajo y alimentación para millones de personas.

El director general de CANAINCA, Jonás Murillo, señaló en su intervención cómo contribuyó la industria de alimentos procesados al desarrollo mexicano en 2019, con volúmenes de producción de 8 millones de toneladas, por un valor de 140.000 millones de pesos (6.371 millones de dólares) y exportaciones que ascendieron en el año a 11.000 millones de pesos (500,5 millones de dólares), principalmente a los mercados de Estados Unidos, Europa, Centro y Suramérica.

El consumo de conservas alimenticias, informó Murillo, tiene lugar en 68 de cada 100 hogares mexicanos y la industria generó en 2019 40.000 empleos directos, y por cada uno de ellos se generaron casi nueve empleos indirectos, siete de los cuales cubrieron los campos y mares de México.

Para entender la NOM-051 y sus efectos

Por la trascendencia que tiene la norma en la industria de alimentos y bebidas no alcohólicas en México despertó también un gran interés entre los asistentes al webinar la presentación que hizo Estephani Paniagua acerca de aspectos técnicos particulares de la NOM-051, sobre los cuales existían algunas dudas e imprecisiones.

La coordinadora del área técnica y de medioambiente de CANAINCA ofreció un recuento de los antecedentes de la norma y explicó en detalle aspectos sobre el uso de los sellos que advierten sobre contenidos excesivos de calorías, azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio en los alimentos y bebidas. Igualmente, se refirió al uso de las leyendas precautorias que alertan sobre contenidos de edulcorantes y cafeína, y que buscan prohibir su consumo por parte de niños y niñas.

Sobre la especial preocupación que ha surgido entre los productores de alimentos y bebidas no alcohólicas acerca del impedimento para utilizar personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas o elementos interactivos en aquellos productos que cuenten con algún sello de advertencia, Paniagua resaltó la necesidad de que las empresas evalúen el sustento técnico para aquellos casos en los que dichos elementos se usen para productos que no estén dirigidos a la niñez, una población que la norma considera entre los 36 meses y los doce años de edad.

Durante la intervención de Paniagua se explicó, igualmente, la posibilidad de utilizar leyendas de asociaciones u organizaciones como la Asociación Nacional de Cardiólogos de México o la Federación Mexicana de Diabetes, por ejemplo, siempre y cuando no se tengan en los productos sellos de advertencia, y previo sustento técnico y científico de las entidades.

En el tema de la presentación de la declaración nutrimental bajo la nueva norma, Paniagua informó que esta se hará ahora sobre la base de 100 gramos o 100 mililitros, para el caso de líquidos, señalando además el contenido total del empaque o envase, e indicó la opción que tienen los productores de añadir esta información en una columna adicional bajo el concepto de porciones.

El webinar cubrió, además, temas como los de la denominación del producto y sus requerimientos, y la necesidad de declarar, como señala la norma, como un producto de imitación a todo aquel que se haya elaborado con ingredientes o procedimientos distintos a los que ya se encuentren establecidos en una norma oficial mexicana o internacional.

Se trató también el tema de declaraciones, como las de productos fortificados o con vitaminas, los kosher, halal o ecológicos, siempre y cuando estos no incluyan ninguno de los sellos de advertencia o leyendas precautorias.

Paniagua además se refirió a las especificaciones técnicas requeridas para la presentación de la información bajo el nuevo modelo de etiquetado frontal, detallando los tamaños exigidos para los sellos, los tipos, su ubicación y el orden que deberá seguirse en los empaques y envases.

Una visión amplia de la norma y sus impactos

El presidente de CANAINCA y vicepresidente de la Confederación de Cámaras Industriales de México (CONCAMIN), Alejandro Malagón, por su parte, hizo durante el webinar un concienzudo análisis de la NOM-051 y de los efectos que esta tendrá para la industria de alimentos y bebidas en México. Entre los múltiples aspectos a los que se refirió, luego de una exposición de los trámites que ha tenido la norma en distintas instancias, destacó la oportuna respuesta que las empresas del sector han dado a las necesidades de abastecimiento desde el inicio de la pandemia de la COVID-19 y el papel fundamental que la industria en México ha tenido en el aseguramiento del suministro de alimentos para millones de mexicanos.

La industria produce altos volúmenes de inventarios, explicó Alejandro Malagón, como una manera de evitar problemas de desabastecimiento ocasionados por factores climáticos o naturales, por lo que el corto plazo para el cumplimiento de la norma pone en riesgo esa enorme cantidad de alimentos y abre la posibilidad de un desabastecimiento cercano al 25 % en los productos alimenticios procesados.La industria produce altos volúmenes de inventarios, explicó Alejandro Malagón, como una manera de evitar problemas de desabastecimiento ocasionados por factores climáticos o naturales, por lo que el corto plazo para el cumplimiento de la norma pone en riesgo esa enorme cantidad de alimentos y abre la posibilidad de un desabastecimiento cercano al 25 % en los productos alimenticios procesados.La imposición de las medidas contempladas por la norma bajo las circunstancias actuales supone una enorme presión sobre las empresas productoras de conservas alimenticias, expresó el presidente de CANAINCA, debido en gran medida a los cortos plazos establecidos para su implementación, el intenso trabajo que demanda el diseño y la producción de los nuevas etiquetas, empaques y envases, y el hecho de que los sectores productores de empaques y los impresores no fueron considerados como esenciales, lo que ha creado un obstáculo muy grande para el adecuado suministro de los materiales.

Haciendo una comparación con la emisión y puesta en circulación de un nuevo billete, Alejandro Malagón puso de relieve la necesidad de contar con plazos apropiados para hacer una transición sin traumas al nuevo modelo, y consideró la conveniencia de que los productos fabricados y empacados conforme al etiquetado anterior, y hasta el día inmediatamente previo a la entrada en vigor de la norma, coexistan con los del nuevo etiquetado hasta que las existencias se agoten.

De esta manera se evitaría el desperdicio de millones de productos que hoy se encuentran en alguno de los puntos de la cadena de suministro, desde las bodegas de los productores, hasta los almacenes de los más de 65.000 distribuidores y de 1 millón de tiendas que a lo largo y ancho de México obtienen la mayor parte de sus ingresos a partir de la venta de alimentos procesados.

El presidente de CANAINCA hizo un resumen de la participación activa que la cámara ha tenido en la definición de la NOM-051, incluidas las objeciones de la industria sobre aspectos tales como la manera en que se estaba escribiendo la norma, que fueron expresadas a través de un amparo que dio lugar a una suspensión provisional; las objeciones fueron desestimadas luego por un tribunal colegiado mexicano. Otra medida adicional solicitada por CANAINCA se relaciona con la postergación de la entrada en vigor de la norma, que produjo como resultado una extensión de sesenta días; y con un tercer amparo se está buscando permitir la convivencia de los productos con los etiquetados anterior y nuevo, hasta el momento en que se agoten las existencias.

La industria produce altos volúmenes de inventarios, explicó Alejandro Malagón, como una manera de evitar problemas de desabastecimiento ocasionados por factores climáticos o naturales, por lo que el corto plazo para el cumplimiento de la norma pone en riesgo esa enorme cantidad de alimentos y abre la posibilidad de un desabastecimiento cercano al 25 % en los productos alimenticios procesados.

Una sesión final de preguntas y respuestas permitió definir algunas inquietudes expresadas por el público y arrojar mucha luz sobre la responsabilidad que tienen las empresas en el cumplimiento de los propósitos que busca la NOM-051.

“La solución a los problemas de salud del país requiere de un trabajo multifactorial en el que participen distintas instancias, en un diálogo unido y productivo”, afirmó el presidente de CANAINCA en respuesta a una pregunta del público sobre el papel de la industria de alimentos procesados en la solución de problemas de salud de la población mexicana como la obesidad, el sobrepeso, la diabetes y la hipertensión.

Para ver la grabación de la presentación completa ofrecida durante el webinar, y para inscribirse a los próximos seminarios digitales de la Segunda Serie organizada por EXPO PACK México y Mundo PMMI lo invito a ingresar aquí.

>>> Lea más al respecto:

Productores de Estados Unidos y Europa piden a México retrasar entrada en vigor de nuevo etiquetado de alimentos y bebidas

Marcas se adelantan en México a la entrada en vigor del nuevo etiquetado

Chocolate Abuelita de Nestlé se vende ya en México con nuevo etiquetado nutrimental

Tribunal rechaza en México solicitud de suspensión de plazo para etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas

Más en Empaque