Robótica para paletizado en Compañía Cervecera de Nicaragua: mayor productividad, seguridad y flexibilidad

La automatización de la operación de paletizado de botellones de agua en la Compañía Cervecera de Nicaragua (CCN) garantiza condiciones seguras para los operarios y un aumento significativo de la productividad.

La solución realiza el paletizado de los botellones con una velocidad superior a 1.500 unidades por hora, mejorando el rendimiento de la línea en aproximadamente un 15 por ciento respecto a la operación manual y suprimiendo el proceso que podía generar lesiones dentro de la línea de producción de la compañía.
La solución realiza el paletizado de los botellones con una velocidad superior a 1.500 unidades por hora, mejorando el rendimiento de la línea en aproximadamente un 15 por ciento respecto a la operación manual y suprimiendo el proceso que podía generar lesiones dentro de la línea de producción de la compañía.

La Compañía Cervecera de Nicaragua (CCN) es un referente de calidad e innovación en Centroamérica. Fundada en 1926, la empresa ha seguido una trayectoria de crecimiento y de modernización que la posicionan como líder en el país y en la región. De la meta inicial de producir diez mil hectolitros al año de su marca Xolotlán, ha pasado a constituir un portafolio con siete referencias distintas de cervezas, agua mineral natural y bebidas refrescantes, y a ser importadora de ocho marcas internacionales.

De la meta inicial de producir diez mil hectolitros al año de su marca Xolotlán, CCN ha pasado a constituir un portafolio con siete referencias distintas de cervezas, agua mineral natural y bebidas refrescantes, y a ser importadora de ocho marcas internacionales.De la meta inicial de producir diez mil hectolitros al año de su marca Xolotlán, CCN ha pasado a constituir un portafolio con siete referencias distintas de cervezas, agua mineral natural y bebidas refrescantes, y a ser importadora de ocho marcas internacionales.

CCN centró su desarrollo en un compromiso con la sostenibilidad, sustentado en la creación de valor económico, ambiental y social. Este enfoque se complementa con el respaldo tecnológico que ha llevado a la empresa a marcar la pauta en innovación con desarrollos como la primera planta enlatadora de cerveza en Centroamérica, en 1976, y la aplicación de un plan de inversiones por más de 82 millones de dólares entre 1995 y 2003 que le permitió consolidar unas instalaciones con equipos muy competitivos en cualquier escenario del mundo.

La Compañía Cervecera de Nicaragua (CCN) es un referente de calidad e innovación en Centroamérica.La Compañía Cervecera de Nicaragua (CCN) es un referente de calidad e innovación en Centroamérica.

En los últimos años la Compañía Cervecera de Nicaragua ha invertido más de 35 millones de dólares en adecuación y ampliación de sus líneas de producción, y a finales de 2018 modernizó la línea de botellones con la adquisición de una celda robótica para el paletizado automático y con un equipo para la inspección automática de contaminantes químicos en los envases vacíos.

En este proceso, la integración de soluciones de automatización le ha permitido a la empresa alcanzar índices sustanciales de reducción de costos, aumentos en la productividad y confiabilidad en la ejecución de las tareas. “Estas aplicaciones favorecen el trabajo sin interrupciones, lo que aumenta la eficiencia y permite ampliar la oferta con nuevas presentaciones de productos”, afirma Bernardo Antonio Izaguirre, gerente de producción de CCN.

“La implementación de los robots en la empresa representa no solo una actualización tecnológica y un aumento en los niveles de producción, sino también una mejora en la salud de los operarios, ya que se mitigan en gran parte los riesgos a los que se ven expuestos todos los días al trabajar en procesos de paletizado”, afirma el ingeniero Bernardo Antonio Izaguirre, gerente de producción de CCN.“La implementación de los robots en la empresa representa no solo una actualización tecnológica y un aumento en los niveles de producción, sino también una mejora en la salud de los operarios, ya que se mitigan en gran parte los riesgos a los que se ven expuestos todos los días al trabajar en procesos de paletizado”, afirma el ingeniero Bernardo Antonio Izaguirre, gerente de producción de CCN.

Seguridad en la línea

Sin embargo, no son solo los beneficios operacionales los que han motivado a CCN a implementar sus proyectos de automatización. La seguridad es para la empresa un imperativo y uno de sus objetivos estratégicos esenciales para la generación de valor social interno, con un enfoque orientado a “prevenir accidentes y enfermedades laborales, brindando un ambiente de trabajo seguro a todos los trabajadores”, como se expresa en la declaración de la política del Sistema Integrado de Gestión de CCN.

Este propósito estuvo siempre presente en la adquisición que hizo la empresa en octubre pasado de un robot industrial KUKA Quantec KR 240 R2700, justamente para responder a la necesidad de prevenir accidentes entre los miembros del equipo que realizaba tareas de carga manual de botellones de cinco galones y hasta veinte kilogramos de peso. “Al analizar la operación con detenimiento, concluimos que era necesaria una opción en la que la intervención del personal fuera mínima para proteger la salud e integridad de los trabajadores”, señala Izaguirre. “La implementación de los robots en la empresa representa no solo una actualización tecnológica y un aumento en los niveles de producción, sino también una mejora en la salud de los operarios, ya que se mitigan en gran parte los riesgos a los que se ven expuestos todos los días al trabajar en procesos de paletizado”, agrega.

La celda de paletizado está ubicada al inicio y al final de la línea de embotellado de agua de CCN, a donde llegan los botellones vacíos, provenientes del usuario, en estibas metálicas o plásticas. Estas estibas ingresan a través de unos transportadores de rodillos encargados de controlar la posición y orientación de los botellones, antes de que los operarios los descarguen e inicien su proceso de limpieza y llenado. De esta banda, el robot KUKA Quantec KR 240 R2700 toma tres botellones llenos utilizando una herramienta de sujeción generada por vacío y la palanca mecánica desarrollada por la firma colombiana CAV Robotics, para introducirlos en orden en los estantes, hasta llenar estos en su totalidad. La solución realiza el paletizado de los botellones con una velocidad superior a 1.500 unidades por hora, mejorando el rendimiento de la línea en aproximadamente un 15 por ciento respecto a la operación manual y suprimiendo el proceso que podía generar lesiones dentro de la línea de producción de la cervecera.

El robot KUKA Quantec KR 240 R2700 está diseñado para soportar un peso de 240 kilogramos, con un radio de alcance de 2.696 mm, en cualquier posición, y ofrece una repetibilidad de +/- 0,06 mm y un grado de protección IP65. Su instalación como respaldo a las operaciones de paletizado en CCN se ha traducido en una mayor productividad, ahorro de materia prima, alta flexibilidad y en una mejor calidad de trabajo para los operarios que ahora cuentan con seguridad total y con la comodidad de no realizar trabajos repetitivos, monótonos y en posiciones forzadas.

El robot KUKA Quantec KR 240 R2700 está diseñado para soportar un peso de 240 kilogramos, con un radio de alcance de 2.696 mm, en cualquier posición, y ofrece una repetibilidad de +/- 0,06 mm y un grado de protección IP65.El robot KUKA Quantec KR 240 R2700 está diseñado para soportar un peso de 240 kilogramos, con un radio de alcance de 2.696 mm, en cualquier posición, y ofrece una repetibilidad de +/- 0,06 mm y un grado de protección IP65.

Instalación con respaldo regional

La decisión sobre la adquisición de la tecnología del fabricante KUKA se tomó luego de un profundo proceso de investigación sobre las distintas alternativas de paletizadores disponibles. Varias áreas de CCN, entre ellas las de producción, seguridad industrial y mantenimiento industrial participaron en los análisis, que condujeron a la instalación del equipo en el mes de octubre de 2018, con el respaldo de la firma colombiana CAV Robotics. “El proyecto comenzó a madurarse en 2016, desde el momento en el que el ingeniero Jairo Sebastián Alaniz, jefe de ingeniería y proyectos de CCN, inició la investigación de diferentes tecnologías para solucionar el proceso de paletizado”, recuerda en Bogotá el ingeniero Daniel Díaz, gerente de CAV Robotics.

“Durante el proceso de evaluación de los proveedores, CAV fue una de las empresas más competitivas en las áreas tecnológica y económica, ofertando uno de los robots con la tecnología más actualizada del mercado”, dice el gerente de producción de CCN. Desde entonces, la relación de las dos empresas ha sido estrecha y han definido los detalles y cumplido con las curvas de aprendizaje en los aspectos técnicos y operativos de los equipos.

Daniel Díaz destaca el trabajo conjunto que han adelantado desde entonces, observando que la definición del alcance de la instalación respondió a la evidencia de un cuello de botella en el proceso, con un puesto de trabajo que generaba una alta rotación de personal. “Realizamos diferentes reuniones técnicas para verificar la viabilidad de la operación con una celda robótica hecha a la medida, cuyo corazón fuera un Robot KUKA, y luego de varias sesiones llegamos a la definición de modelos 3D con movimiento, que se socializaron a diferentes personas de la compañía”. El paso siguiente fue verificar la viabilidad técnica y analizar la logística entre Colombia y Nicaragua, para definir los lugares de pre-ensamble y establecer los compromisos de servicio desde nuestro país.

A comienzos de 2018 se cerró la negociación, y, después de dieciséis semanas de ingeniería en detalle, se iniciaron las pruebas en las instalaciones de CAV Robotics en Bogotá, antes de emprender la instalación final en octubre de 2018 e iniciar la producción en noviembre del mismo año. “Es muy claro para nosotros que CCN se esfuerza por ir a la vanguardia en los procesos tecnológicos de su producción en Centroamérica. La posición en el mercado de sus productos exige líneas de producción de alta eficiencia y velocidad, y para esto necesita tener proveedores que le generen confiabilidad, calidad y acompañamiento en sus máquinas. Así mismo, son conscientes de que necesitan tecnificar los procesos para generar ambientes y puestos de trabajo seguros a sus operarios, eliminando las tareas incómodas y nocivas para el trabajador. CCN es una compañía que ve una relación directa entre aumento de seguridad, mejoramiento de ambiente laboral y alta productividad”, asegura Daniel Díaz.

Para CCN, la elección de CAV Robotics y de la tecnología de KUKA ha representado beneficios en distintas áreas. De un lado, dado que la solución se adquirió de un proveedor regional, se evitaron costos de adecuación y se adaptó a los procesos de las líneas de producción con facilidad y sin contratiempos. De otra parte, los técnicos en la planta de CCN vivieron una capacitación práctica intensiva y en español durante las etapas de instalación y puesta a punto de la solución. “Nos decidimos por los equipos de KUKA ya que desde 2017 hemos tenido experiencias con ellos en la línea de latas y nuestro personal de mantenimiento y automatización se encuentra muy familiarizado con esta tecnología”, señaló Bernardo Antonio Izaguirre en su entrevista con Mundo PMMI.

Más en Robótica