Robots colaborativos en la fabricación automotriz

Grupo PSA, segundo fabricante de automóviles más grande de Europa, está modernizando sus plantas de producción europeas con los robots colaborativos UR10 de Universal Robots.

_
_

La mayoría de las aplicaciones en robótica colaborativa de las que hemos sabido no se encuentran en la fabricación industrial pesada. Ejemplos recientes del uso de robots colaborativos que nos han compartido se encuentran en la fabricación de dispositivos médicos, el moldeo por inyección y la impresión en 3D, ninguno de los cuales se consideraría como un entorno de fabricación industrial pesada, donde suelen predominar los robots confinados o altamente protegidos.

Eso es lo que hace tan interesante la noticia sobre el Grupo PSA, fabricante de los autos Citroën, DS, Peugeot, Vauxhall y Opel. Como parte de su iniciativa “Planta de Excelencia,” cuyo objetivo es aumentar el rendimiento de la fábrica y reducir los costos de producción, el Grupo PSA está utilizando el UR10 de Universal Robots en su nuevo sistema de montaje robótico.

Según el Grupo PSA, el nuevo sistema de montaje robótico ha mejorado la ergonomía de los operarios y reducido los costos de producción entre dos y ocho euros por auto, lo que supone un ahorro inicial de entre 400,000 y 1,600,000 euros. El sistema de montaje robótico con UR10s también ha supuesto una mejora del 10 por ciento en el dimensionamiento geométrico y tolerancia (un sistema para definir y comunicar tolerancias de ingeniería) y ha proporcionado lo que el Grupo PSA denomina “un excelente rendimiento operativo, sin que se hayan registrado fallos en el primer año, con más de 200,000 autos producidos.”

“Elegimos el robot UR10 por su alcance (1,300 mm/51.2 pulgadas), facilidad de programación y seguridad. Pero estamos muy impresionados con la rapidez con que se amortizó esta iniciativa,” dijo Cedric Grandjean, especialista en elementos arquitectónicos de la línea de montaje de acabados del Grupo PSA. “Normalmente, cuando implementamos nuevos robots, esperamos una pérdida inicial en la producción que se compensa con el tiempo, pero eso no sucedió en este caso. De hecho, nuestro rendimiento de la inversión ha sido de entre seis meses y un año, dependiendo de la planta donde se utilicen los robots.”

El nuevo sistema de montaje robótico se implantó por primera vez en las instalaciones del Grupo PSA en Sochaux, Francia, que fabrica 400,000 vehículos al año. El sistema se aplicó en lo que el Grupo PSA llama una “operación exclusiva de atornillado colaborativo.” En esta aplicación, los robots UR10 se montan sobre una plataforma móvil que pasa por debajo del vehículo en producción. Los operadores colocan el vehículo en su lugar y el robot realiza la operación ergonómicamente desafiante de atornillado debajo del vehículo mientras los trabajadores realizan otras tareas de montaje.

Universal Robots señala que los mecanismos de seguridad incorporados del UR10 permiten a los operadores trabajar al mismo tiempo que el sistema automatizado sin riesgo de lesiones.

El Grupo PSA afirma que sus ingenieros pudieron programar todos los robots de su nuevo sistema para la implementación de la planta de Sochaux en un mes. La implementación de todo el sistema en todas las instalaciones de Sochaux finalizó en ocho meses. El éxito del proyecto ha llevado al Grupo PSA a registrar patentes nacionales e internacionales para toda la aplicación, incluyendo la integración de los robots UR10. Actualmente, la empresa está implantando el sistema en todas sus plantas europeas de Francia, España y Eslovaquia.

Más en Robótica