Red mejorada permite mayor volumen en la producción de cerveza y líneas de envasado más eficientes

La Cervecería Nava de Grupo Modelo, ahora propiedad de Constellation Brands, actualizó la red industrial para incluir tres plantas industriales separadas para cervecería, empaque y servicios públicos.

La Cervecería Nava de Grupo Modelo aumentó la producción en un mercado plano al actualizar su red industrial
La Cervecería Nava de Grupo Modelo aumentó la producción en un mercado plano al actualizar su red industrial

El importador tradicional Constellation Brands Inc. (CBI) comenzó a fabricar cerveza después de comprar los derechos de distribución de Grupo Modelo en los Estados Unidos en 2013 junto con su extensa cervecería en Nava, México. Bajo los términos de su adquisición, para junio de 2016 las operaciones de la cervecería deberían ser completamente autosuficientes, sin ninguna ayuda de Grupo Modelo.

"Además de la fecha límite, CBI tenía que ampliar su capacidad de producción anual de 8, 5 millones a 20 millones de hectolitros [225 millones a 528 millones de galones] en el mismo lapso, para cumplir con el crecimiento anticipado del mercado", señaló Chris Renken, vicepresidente de Sistemas de Fabricación de CBI.

La estrategia de expansión de la planta era sencilla, pero no muy fácil de cumplir. "A medida que construíamos, teníamos que mantener la cervecería en funcionamiento, y debíamos conectarnos a la vez a infraestructuras críticas como sistemas de tratamiento de agua, de amoníaco y de generación de energía", dijo Renken.

Estandarización de la red

Para lograr todo esto se requería también una actualización de la red para la planta de 3,6 kilómetros cuadrados, ya que la que existía no tenía la separación ni la disponibilidad necesarias.

CBI recurrió a  Siemens Professional Services for Industrial Networks para que le ofreciera asesoría en el diseño e implementación de una nueva red, con el objetivo general de optimizar la disponibilidad y la segmentación de la planta.

"Originalmente, las líneas de envasado, los vehículos de transporte automatizados guiados por láser y nuestras instalaciones de almacenamiento de alta densidad funcionaban bajo una única red plana de capa 2", afirmó Renken. "Cada vez que había una congestión de transmisión en la red o que alguien accidentalmente se conectaba en un bucle, la totalidad de las operaciones de envasado se interrumpían, y se requerían enormes impactos operativos para volver a conectarse en línea."

El diseño actualizado incluye ahora tres redes de plantas industriales separadas para la fabricación de cerveza, el envasado y los servicios públicos. Estas redes de control y operaciones presentan anillos de fibra de 1 Gb sobre Profinet, utilizando el Protocolo de Redundancia de Alta Velocidad (HRP) para asegurar la resiliencia y disponibilidad de la red.

Dentro de estos anillos de fibra de 1 Gb hay tres capas que consisten en una red de acceso a nivel de piso con conmutadores gestionados Scalance XC-200 que se interconectan con controladores lógicos programables (PLCs), E/S remotos ET200SP, servidores WinCC e interfaces hombre-máquina (HMIs). Desde allí, los anillos se conectan mediante conmutadores gestionados Scalance 307-3LD a una capa de distribución de datos de nivel superior. Estas capas se conectan luego a una capa central que utiliza un conmutador administrado Scalance XM-408-8C Layer 3 para conectarse de forma segura a la red central industrial de toda la planta de CBI.

De acuerdo con el equipo a cargo del proyecto, la puesta en marcha sobre el terreno del nuevo diseño de la red solo llevó unos pocos días para cada área de la planta.

Además de los beneficios de seguridad, redundancia y escalabilidad de los conmutadores gestionados, CBI también necesitaba un sistema para la gestión global de la red y la supervisión remota de todos los dispositivos y equipos. La cervecera global utiliza el software de servidor Sinema para gestionar más de 200 conmutadores y proporcionar visibilidad de las redes, incluyendo reconocimiento automático de topología, monitorización de redes 24x7 y diagnósticos completos. Sinema puede detectar automáticamente todos los componentes de la red y mapearlos topológicamente o en forma de lista.

Los diagnósticos de red de Nava también están integrados en las plataformas HMI/SCADA WinCC de la planta y pueden emitir avisos y mensajes de error a través de una interfaz OPC. Los registros de eventos y las alarmas también se capturan para las auditorías de rendimiento.

El lanzamiento de la ampliación de la planta en la cervecería Nava se realizó por fases. La primera fase agregó 10 millones de hectolitros (264 millones de galones) de capacidad de producción de cerveza e incluyó cinco líneas de envasado, con una capacidad de procesar 4.000 latas por minuto. Todos los servicios públicos de respaldo, incluidos 18 MW de generación de energía, se completaron a tiempo en junio de 2016.

Para acomodar la capacidad adicional de producción de cerveza en la primera fase, la expansión de la planta también incluyó una ampliación de la red inalámbrica que soporta 78 vehículos de producción y 48 vehículos de transporte guiados por láser (LGV). En la planta de Nava, 80 puntos de acceso Wi-Fi Scalance, una mezcla de los modelos W770 y W880 de Siemens, permiten al director de Tráfico de LGV de la compañía coordinar las rutas para cada LGV y asignar puntos de recogida y entrega.

Con la red actualizada, el personal de la cervecería Nava está capacitado y certificado en la gestión de esta gran y moderna arquitectura y puede confiar además en el personal de Servicios Profesionales de Siemens para realizar las consultas necesarias.

"Con su probada trayectoria en la creación de cientos de proyectos de redes industriales a gran escala, Siemens sacó el riesgo de nuestro proceso de elección", dijo Renken. "Estábamos seguros de que podrían ayudarnos a diseñar e implementar un modelo de red estandarizado que nos sirviera ahora, y para nuestros requerimientos futuros”.        

Más en Redes y conectividad